Mini

Pablo Martínez con un triple estratosférico pone al Krypteia Capital Huelva a un paso de la Fase de Clasificación

Triunfo épico de los onubenses (64-67) en la cancha del Muser Auto Córdoba, que deberán confirmar su pase a la pelea por el ascenso ganando en casa al Unión Linense.

El equipo onubense celebró con su público el triunfo logrado en Córdoba. / Foto: @CDB_EBenitez.
El equipo onubense celebró con su público el triunfo logrado en Córdoba. / Foto: @CDB_EBenitez.

S. D. Baloncesto en todo su esplendor. No tanto en cuanto juego, aunque con ratos brillantes –último cuarto por ejemplo-, pero sí en eso que se llama emoción, y que tuvo dosis enormes en el partido Muser Auto Córdoba-Krypteia Capital Huelva, resuelto en favor del equipo de Huelva (64-67) con un tiple estratosférico de Pablo Martínez sobre una bocina que ya llevaba a ambos a resolver sus cuitas en la prórroga.

Gabriel Carrasco, entrenador del CDB Enrique Benítez, ya dejó claro que su equipo lo iba a “dar todo” y que se iba a “vaciar en este partido”. Palabra de técnico. Porque un partido enrevesado, con aristas espinosas, con un rival que también juega, que sabe lo que tiene que hacer, y durante mucho rato a cierta distancia en el marcador, jamás le perdió la cara, se fajó, se entregó al máximo y, en un primoroso último cuarto, con el colofón de esa jugada de Pablo Martínez, resolvió en su beneficio este duelo intenso.

Por partes. Porque primero dio el Cordoba Basket, con más intensidad en los inicios y, sobre todo, tremendamente acertados en los lanzamientos triples (6 anotó en el primer cuarto). Que el encuentro llegara al segundo acto con un 26-12 en favor de los de casa nunca arredró al CDB Enrique Benítez que, tacita a tacita, metiéndose en faena desde la defensa, logró reducir los daños en el electrónico, que reflejó un más que remontable 41-33 al descanso.




Tanto cordobeses como onubenses fueron al máximo en el tercer cuarto, que acabó en tablas (54-46), por lo que todo se tenía que resolver en el último. Y ahí brilló, y de qué manera, el CDB Enrique Benítez, que endosó un 10-21 de parcial para ganar el partido. La defensa, en especial sobre los americanos del cuadro cordobés, fue la clave de un partido que en el último suspiro vivió un carrusel de emociones. Primero con una renta de tres de los de Carrasco, después de dos tiros libres anotados por Juan Toledo; igualada con un triple soberbio de Kayson Randolph que mandaba el partido al tiempo extra. Y finalmente resuelto para los de Huelva con ese triplazo de Pablo Martínez que dio la victoria al CDB Enrique Benítez.

Con este resultado, el equipo de Huelva depende de sí mismo para acceder a la Fase de Clasificación, con lo que seguiría optando a pelear por el ascenso. Para ello debe ganar al Unión Linense en la última jornada. Pues va a ser que sí…

MUSER AUTO BASKET, 64 (26, 15, 13 y 10): Ricky Caballero (2), Arturo López (14), Kayson Randolph (17), José Antonio Moreno (4), Tobe Okafor (0) -cinco inicial-; Unai Friscia (4), Rafa Santos (0), Adolfo Vega (7), Ángel López (7).

KRYPTEIA CAPITAL HUELVA, 67 (12, 21, 13 y 21): Pablo Martínez (18), Skyler Burgess (6), BJ Gladden (15), Sebas Domínguez (2), Ful Casanova (12) -cinco inicial- José Pizarro (0), Blas Almenara (0), Jesús Hernández (0), Youssouph Kassé (0), Juan Toledo (14).

Árbitros: José Antonio Alcalá y Andrea Alejo. Sin eliminados.

Incidencias: Partido de la jornada 17 en el grupo DB de la Liga EBA disputado en el Palacio de Deportes Vista Hermosa en Córdoba, con presencia de casi medio centenar de aficionados onubenses.






Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.