Mini

Solemne y emotivo acto de Honores y Distinciones en Cartaya con motivo de San Sebastián

El primer edil entregó las distinciones de la localidad, que aprobó el pleno por unanimidad, a Javier Rodríguez Macías, Patricia Zunino Rodríguez, la Plataforma en Defensa del Real de la Almadraba, la Comunidad Franciscana del Buen Consejo, y a título póstumo, a Ascensión González Domínguez, y a María Acosta Joaquín.

Intervención del alcalde.

Redacción. “Los cartayeros y cartayeras sois los verdaderos artífices del crecimiento de un pueblo que no para de avanzar y quiero trasladaros mi más sincero agradecimiento, a los galardonados y a todos los vecinos, por contribuir a hacer de Cartaya un pueblo mejor”.

Con estas palabras finalizó el alcalde de la localidad, Juan Miguel Polo, el discurso con el que cerró el solemne acto de entrega de Honores y Distinciones que este año ha recuperado el Consistorio en el marco de la celebración de los actos de San Sebastián, Patrón de la localidad y con el objetivo de reforzar y mejorar esta celebración. También con el de hacer un merecido reconocimiento a personas, colectivos o entidades que han destacado por su buen hacer, su conducta, su entrega, su talento, y, en definitiva, por su trayectoria en favor de la sociedad cartayera. Señaló Polo que “todos ellos y ellas son hombres y mujeres que, con su dedicación, han contribuido, y lo siguen haciendo a la construcción de una sociedad mejor”, aspecto que les agradeció “desde lo más profundo de mi corazón”.

Reconoció el alcalde que “aunque somos las administraciones las que debemos poner nuestro empeño y esfuerzo en crear las condiciones para promover el desarrollo económico, cultural y social de nuestro pueblo, es el conjunto de la población quienes conducen a la localidad por el camino del progreso”. Y en este sentido, destacó que “son muchos los cartayeros y cartayeras que sin duda se merecen este reconocimiento” y se comprometió  a “empezar a trabajar desde hoy mismo para darle continuidad a este acto y para que cada año vayamos reconociendo la labor de todos ellos, muchas veces callada y anónima”.




Con la vista puesta en el futuro y en los retos apasionantes que nos esperan como sociedad, “para lo que tenemos los recursos necesarios, entre ellos un material humano excepcional, y muchos proyectos que poner en marcha”, puso el colofón el primer edil a un solemne y emotivo acto de algo más de dos horas de duración, que condujo el archivero local, Rafael Méndez, y que se desarrolló en el teatro cartayero, ante un patio de butacas abarrotado de público.

Especialmente emotivo fue el momento en el que subieron a recoger la Mención Honorífica Especial del Ayuntamiento de Cartaya, las hermanas de la Comunidad Franciscana del Buen Consejo, Sor Margarita de la Varga Bayón, Sor Covadonga Suárez Suárez, y Sor Felisa Herce Barrero, a las que acompañó en representación de la comunidad Sor Isabel Gónzález. Una distinción con la que el Consistorio ha querido agradecer su labor a las hermanas “que eligieron hace 45 años, vivir en nuestra localidad y entregarse a ella, abandonando incluso a sus propias familias”, y con la que se reconoce “sus vidas de entrega a los demás, devoción y amor hacia Cartaya y los cartayeros durante tantos años”.     




Tampoco faltó la emoción en los reconocimientos que a título póstumo se concedieron a Ascensión González Domínguez, y a María Acosta Joaquín. En el caso de la primera de ellas, el propio alcalde destacó “que fue una mujer emprendedora, promotora de esas pequeñas e importantes cosas que marcan el avance de una sociedad, como las clases de preparación al parto, o la primera junta local de la Asociación de Lucha Contra el Cáncer” y que luchó con “perseverancia, esfuerzo, entrega y ayuda a los demás, en pro del bienestar sanitario de Cartaya”. Sus hijos recogieron la distinción visiblemente emocionados.

Este fue igualmente el caso de Sebastián Arriero, el hijo de María Acosta, que falleció en 2014 con 104 años de edad, convirtiéndose en la persona más longeva de la historia de la localidad, según los registros padronales. Mujer luchadora, entregada a su familia, “representa, -señaló el alcadle- a esa generación de mujeres cartayeras a las que les tocó vivir una época mucho más difícil que la actual y que a pesar de ello, sacaron adelante a sus familias, convirtiéndose en testigo directo de un siglo de nuestra historia”.

En nombre de la Plataforma en Defensa de la Almadraba de Nueva Umbría subieron al escenario a recoger la distinción municipal los impulsores de la misma, el profesor cartayero Juan Manuel Ruiz Acevedo, y en nombre de la Asociación de Vecinos de El Rompido, su presidente, Eloy Burgos. El alcalde les hizo entrega de un reconocimiento que, como todos los demás, fueron aprobados en Pleno, con el respaldo unánime de la Corporación Municipal, el pasado 8 de enero. Polo resaltó “la importantísima labor que ha realizado esta plataforma ciudadana en favor de un conjunto arquitectónico único en todo el litoral andaluz”, destacando como logros de la misma, la inclusión de la almadraba en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz como Bien de Interés Cultural, o la concesión del Premio Especial del Colegio Oficial de Arquitectos de Huelva en 2015, a la mejor actuación ciudadana por su defensa de un conjunto arquitectónico.

Juan Manuel Ruiz anunció que “seguimos adelante vigilando para que se cumplan los compromisos alcanzados con la administración con competencias, que es la Junta de Andalucía”, porque, añadió, “nuestro único objetivo es el de proteger nuestro patrimonio, ya que ese Real es un símbolo de convivencia. Entorno a un millar de personas vivían cada año en la temporada de pesca en la almadabra, procedentes de distintos puntos de la geografía andaluza, y era todo un ejemplo de convivencia que nunca debemos dejar en el olvido”.

Especial hincapié puso el alcalde en los dos jóvenes homenajeados: Javier Rodríguez Macías, “brillante estudiante de Nanoingeniería, que ha conseguido importantes logros en el sector de las Energías Renovables”, y Patricia Zunino Rodríguez, “científica comprometida con las ciencias marinas y con la lucha contra el cambio climático”.

Ambos representan, aseguró, “a esas nuevas generaciones que recogen el testigo y que son una garantía del prometedor futuro de nuestro municipio”, y ambos se mostraron muy orgullosos de estos reconocimientos, que Javier recibió “por su jovencísima y meritoria trayectoria profesional, su alta categoría emprendedora, modelo y ejemplo para la juventud”. Patricia “por su trayectoria y compromiso con las ciencias marinas, ayudando con sus investigaciones a un mejor entendimiento del funcionamiento de nuestros mares y su papel en el sistema climático, y por la importante repercusión que ha tenido su trabajo”.

Los dos jóvenes animaron a los jóvenes de la localidad a “ser emprendedores y a perseguir sus sueños”.

Finalmente, los músicos locales Pepe Villegas y Raquel Vázquez, ofrecieron cerraron el acto con una hermosa versión del himno de la localidad, que precedió a la gran foto de familia, de la que formaron parte los galardonados y la Corporación Municipal en pleno, puesto que estos nombramientos fueron respaldados por unanimidad en la sesión plenaria del pasado 8 de enero






Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.