Mini

El ‘nuevo’ Krypteia Capital Huelva arranca 2019 con el test más exigente: partido ante el líder invicto

Afronta este choque del domingo (12:00) en el Andrés Estrada ante el Enerdrink Udea Algeciras con Gabriel Carrasco como nuevo inquilino de su banquillo.

El CDB Enrique Benítez quiere dar una alegría a su afición, aunque el rival es el más fuerte del grupo.
El CDB Enrique Benítez quiere dar una alegría a su afición, aunque el rival es el más fuerte del grupo.

S. D. Estreno de año… y de entrenador… y de americano. Todo en el mismo ‘pack’. Así afronta el CDB Enrique Benítez (Krypteia Capital Huelva en la competición) su primer partido del año en el grupo DB de la Liga EBA, en el que se llega a la 13ª jornada. Todo con el añadido de que el choque del domingo (Andrés Estrada, 12:00) será ante Enerdrink Udea Algeciras, líder invicto del grupo.

Doce partidos, doce victorias. Como tarjeta de visita ya llama la atención el cuadro algecireño, que tiene el ascenso como objetivo. Y que será el primer rival al que deberá afrontar el ‘nuevo’ CDB Enrique Benítez, dado que en el parón navideño cambió de entrenador, y dos días antes del choque, confirmó el fichaje de un nuevo americano.

Gabriel Carrasco en el banquillo, y Skyler Burgess en la cancha, serán las caras nuevas del cuadro onubense en un partido tremendamente exigente, dado el potencial del adversario, y en el que está obligado a dar el do de pecho para seguir entre los elegidos para la disputa de la Fase de Clasificación, antesala de la pelea por el ascenso.

Por lo que respecto al banquillo, Gabriel Carrasco ha relevado a Álex Ledesma, y afronta su primer partido como técnico del Krypteia Capital con la clara intención de que el equipo sea competitivo. “El equipo está trabajando bien, con la salvedad de la ausencia de Juli y algún problema que estamos teniendo por gripe con Pablo Hitos”, señaló Carrasco, que a la hora de hablar del trabajo realizado dijo lo siguiente: “Intentamos mecanizar automatismos de equipo, tanto en ataque, como en defensa, y con el problema de no tener posibilidad, por las responsabilidades diarias de la plantilla, de entrenar todo lo que deberíamos para este partido”.

Y es que como apuntó el entrenador del cuadro onubense “cinco sesiones se nos quedan algo cortas. En cualquier caso nosotros vamos a intentar hacer nuestro partido, poner en práctica lo que estamos entrenando, mostrar de verdad que queremos ser competitivos, porque al final, el baloncesto tiene un lenguaje muy fácil de entender, si hay intenciones de competir, hay que demostrarlas en el único sitio que es válido hablar de baloncesto, sobre la cancha”.




Respecto a lo que le espera el domingo ante el Udea Algeciras: “Es el rival más complicado que podemos encontrarnos en estos momentos, pero también es una buena prueba, porque nos exigirá el máximo”.






Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.