5 razones para comprar un coche familiar aunque no tengas familia

Un equipamiento casi obligado en un coche familiar es el sistema start-stop para optimizar combustible o la posibilidad de bloquear cualquier elemento del coche, tanto interior como exterior para evitar que lo manipulen los niños.

Pensamos que los coches familiares sólo son útiles para familias con 2 o 3 niños pequeños, pero nos equivocamos. Tienen muchísimas ventajas para cualquier persona.

Redacción. La etiqueta familiar es solo un nombre que se le ha querido dar a un tipo de coche con ciertas características, pero esto no indica que sea exclusivo para familias. Sus principales características son la seguridad, comodidad, equipamiento, precio y capacidad. Aunque detallaremos varios puntos, si quieres más información, descubre cuál es el mejor coche familiar en la web https://coches.rastreator.com/mejor-coche/mejores-familiares

Seguridad

Estando inicialmente diseñados para llevar en su interior a niños, la seguridad es un punto reforzado en cualquier modelo de coche familiar.




Cualquier padre busca que su hijo esté lo más protegido posible y la máxima exigencia hacia el coche se pone en este punto. Aunque desde el exterior no se perciba robustez o estabilidad al nivel que pudiese dar una berlina de lujo (un Audi A8, por ejemplo), estos coches tienen un chasis muy resistente y optimizado, así como sistemas preventivos que son referencia del mercado (frenado automático en situaciones de riesgo, bloqueo intermitente de la rueda en situaciones imprevistas, alta adherencia a la carretera, sistema antivuelco, etc).Si quieres estar protegido y tranquilo cuando conduces, un coche familiar será tu opción preferente.

Comodidad




Diseñados para largos viajes y para llevar en su interior esos pequeños pasajeros con paciencia muy limitada, los coches familiares ofrecen interiores de auténtico confort, con materiales ergonómicos y resistentes, el interior de un coche familiar está pensado para favorecer el descanso e intentar que los viajes largos o con niños sean menos tediosos.

Si sufres los dolores habituales de las largas horas de conducción (tensión cervical, dolor lumbar u hormigueo en las piernas), optar por un coche familiar reducirá considerablemente estas dolencias. Si bien en el exterior se prioriza la seguridad, en el interior reina la comodidad. No esperes un salpicadero en perfecta madera brillante, pero ten por seguro que encontrarás asientos amplios y mullidos.

Equipamiento

Este tipo de vehículos suele contar con unos accesorios más funcionales que estéticos. Si en un deportivo esperaríamos la posibilidad de cambiar el tipo de conducción a nuestro antojo para poder adaptarnos a las circunstancias de la carretera, en un coche familiar el equipamiento habitual gira en torno a la eficiencia y modularidad interior.

Un equipamiento casi obligado en un coche familiar es el sistema start-stop para optimizar combustible o la posibilidad de bloquear cualquier elemento del coche, tanto interior como exterior para evitar que lo manipulen los niños.

También es común que tengan la posibilidad de configuración de conductor. Esto implica guardar las posiciones de asientos, retrovisores, climatización, etc., permitiendo que un coche con más de un conductor esté completamente adaptado a los gustos de cada uno y no se tenga que invertir un valioso tiempo en adaptar todo a nuestro gusto.

Precio

Estos coches no son una pieza de exhibición, no se intenta marcar un estatus social con el coche. Prima la practicidad, y eso se nota en el precio. Los precios de los coches familiares van muy ajustados a las características que ofrecen y no se paga un sobrecoste por un diseño bonito o una potencia de motor innecesaria.

Obviamente, un coche familiar va a tener un precio superior al de un pequeño utilitario, pues las prestaciones y posibilidades que ofrece son mucho mayores. Pero por lo general, su precio será inferior al de berlinas de gama media-alta, SUV, todoterrenos o deportivos. Por tanto, si quieres un coche que te ofrezca todo lo que necesitas para conducir y no para lucir, comprar un coche familiar es una excelente decisión.

Capacidad

Otra gran ventaja de los coches familiares es la gran cantidad de espacio para almacenar y transportar del que disponen.

Normalmente, este espacio se piensa para llevar aquello relacionado con los niños, sillas, carros, bolsas, etc., pero este espacio puede ser útil para otro tipo de necesidades.

Si eres escalador y necesitas equipamiento que ocupa un volumen importante, quizá te convenga comprar un coche familiar por la comodidad y precio antes que un SUV o todoterreno.

Pero la capacidad no es solo de maletero o para el transporte, si eres de los que tiene mil gadgets de coche y no tienes sitio para guardarlo, o te gusta llevar de todo para poder afrontar cualquier situación (linternas, libros, vendas, lo que sea), dispones de espacio de almacenamiento interior con numerosos compartimentos amplios y optimizados por todo el habitáculo del vehículo.








Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.