MiniDamas

La onubense María Aparcero, Primer Premio Nacional a la Excelencia en el rendimiento académico universitario

Mejor estudiante de su promoción en la UHU, esta joven onubense máster en criminología y justicia penal por la Universidad de Tennessee (Estados Unidos), reside en la actualidad en Nueva York realizando un doctorado en psicología clínica forense.

María Aparcero Suero.

Laura Cebrino. María nació en Huelva capital el 22 de septiembre de 1992. Desde siempre ha sido una niña muy activa y organizada, lo que le permitió compaginar a la perfección estudios con deporte: con tan solo cuatro años María acudía a clases de natación y de gimnasia rítmica; con diez comenzó karate y voleibol y en su adolescencia terminó practicando ballet.

Al acabar el instituto, María lo tenía claro: quería estudiar Psicología en la Universidad de Huelva “¡Qué mejor lugar que empezar mi carrera universitaria que en casa!”, confiesa la joven “además, para mí también era una manera de demostrar que en nuestra tierra la formación académica ofertada es de calidad“, prosigue.

La joven reconoce, tras su experiencia en hasta seis universidades diferentes, que los conocimientos de psicología aprendidos en la UHU le han ayudado a llegar donde está hoy.

Conocedora de sus sueños y su situación, María se propuso aliviar a sus padres de la gran carga económica que supone formarse fuera de casa poniéndose el reto de alcanzar un expediente brillante para así poder optar a becas que le permitiesen hacer estancias académicas en otras universidades nacionales e internacionales.




Con tesón y perseverancia, la joven consiguió la beca Séneca-Sicue, gracias a la cual pudo cursar el tercer año del grado en la Universidad Complutense de Madrid. “Fue una experiencia inolvidable sobre todo a nivel personal; conocí a personas que en la actualidad son grandes amigos y decidí, tras tomar una clase de Psicología Jurídica, que quería dedicar mi vida profesional a esa área“, comenta María, “para ello, tuve que mejorar mi nivel de inglés y fijar mi próximo objetivo en vivir en un país extranjero”, culmina.

Para lograr su especialidad, Psicología Jurídica y Forense, la joven tuvo que marchar de la ciudad tras acabar el grado.

Para poner en marcha su nueva aventura, la joven solicitó plaza para la beca Fórmula Santander y para el Programa de Intercambio entre la UHU y Universidades Norteamericanas (ambas ofertadas por la Universidad de Huelva). “Aunque las probabilidades eran bajas (se ofrecían una y seis plazas respectivamente), yo quería intentarlo a pesar de la dificultad de salir elegida“, detalla María.




Pero se cumplió lo impensable “¡María! ¡te has ganado la beca Fórmula Santander y además te vas a Estados Unidos con la beca de la UHU, ¡estás aceptada en ambas!”, fueron las palabras de su madre en una llamada teléfonica que con satisfacción y orgullo recuerda la joven. De Madrid partió a Escocia en 2013 (Reino Unido) durante el primer cuatrimestre y luego partió a Virginia (Estados Unidos) a principios del 2014.

La joven agradece a sus padres y hermano todo el apoyo recibido “Sin ellos nunca hubiese podido llegar a dónde estoy hoy”, confiesa.

“Mi experiencia en Escocia fue inolvidable desde el principio y hasta el final. A pesar de las dificultades del idioma conocí a nuevos amigos, visité lugares increíbles y conocí las costumbres del país“, comenta Aparcero. “En Virginia la experiencia fue muy diferente ¡América no es como la pintan en las películas! prácticamente los estudiantes vivimos en la universidad; y es que era tanto el tiempo que pasaba allí que decidí involucrarme dando clases particulares de español, ayudando a los profesores de español en sus clases ¡y hasta dando un taller de Sevillanas!” La joven reconoce que tras ambas estancias y experiencias, su nivel de inglés mejoró muchísimo “aunque el desafío era aprender toda la terminología en inglés para poderme expresar correctamente”.

Aunque en sus planes estaba volver a España, sus profesores la animaron a hacer el máster en Estados Unidos; para ello, la decana de la Universidad de Virginia le extendió la estancia y la beca por un cuatrimestre más. En ese tiempo María pudo prepararse todo lo necesario para su nueva aventura “¡Para mí fue todo un regalo!”, asegura.

La joven cree que tener una vida saludable y sentirnos bien con nosotros mismos es clave para dar lo mejor en cualquier ámbito de nuestras vidas.

Tennessee fue su próxima parada. Allí estuvo durante dos años y medio (de 2015 a 2017) realizando el máster en criminología y justicia penal gracias a una nueva beca que le cubría todos los gastos a cambio de trabajar para la Universidad. Finalmente, María se graduó además de con un máster con un premio a la mejor estudiante de su promoción. “La acogida en Tennessee fue increíble, el grupo de amigos nos reuníamos cada viernes para jugar a juegos de mesa y hablar de nuestros países de origen. Además en otoño, en este estado se dibuja un paisaje inigualable: los árboles se visten de un amarillo, naranja y rojo muy especial creando una estampa preciosa para tomar el dulce típico de aquí: tarta de calabaza y café.”, confiesa felizmente la joven.

María con el diploma ‘Primer Premio Nacional a la Excelencia en el rendimiento académico universitario’, que le fue otorgado el 26 de julio de 2018.

De Tennessee María se mudó a Nueva York para hacer un doctorado en psicología clínica forense “¡De los 596 candidatos, yo fui una de las 10 seleccionadas! y de nuevo con beca”. Ahora María se encuentra en su segundo año y el inglés ha dejado de suponer un impedimento. “La diversidad de NY es alucinante, es la ciudad que nunca duerme, siempre hay algo que hacer o que ver en cualquier momento, aunque aquí uno vive asustado de ponerse malo porque si acude al médico va a recibir una factura, aunque tenga un seguro”. 

En cuanto a Huelva, la joven reconoce que lo que más extraña es poder ver a su familia cada día, comer la comida típica onubense -choquitos fritos, jamón serrano, gambas…- y poder disfrutar de la tranquilidad de sus calles y sus playas: “A todos los que conozco les hablo de Huelva y de los orgullosa que estoy de ser choquera: Huelva siempre será mi casa”.

Aunque por ahora no tenga fecha fija de regreso, Huelva siempre está entre sus planes de futuro.

Animo a todo el mundo que, si tienen la oportunidad de viajar y vivir una temporada fuera de España, lo hagan. Conocer mundo es una oportunidad para crecer personal y profesionalmente; nos ayuda a ser más tolerantes, más flexibles, más respetuosos y a valorar lo que tenemos en nuestra tierra”, María Aparcero.








Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.