Mini

“La ilusión y el trabajo”, señas de identidad de un Sporting del que su presidenta hizo “un balance positivo en 2018”

Manuela Romero destacó la capacidad de superación del primer equipo y abogó porque el próximo año “mejoremos en el tema de las instalaciones”.

Manuela Romero, presidenta del Sporting de Huelva. / Foto: @sportinghuelva.
Manuela Romero, presidenta del Sporting de Huelva. / Foto: @sportinghuelva.

S. D. Ilusión, trabajo, esas son una de las señas de identidad del Sporting de Huelva (Sporting Puerto de Huelva en la competición), una entidad en continuo crecimiento y que permite a muchas niñas formarse deportiva y personalmente. Es el sentir de Manuela Romero Landa, presidenta del club onubense, que en este días especiales echa la vista atrás y recapitula lo vivido en el año que se va y hace propósitos para el nuevo año.

Manuela Romero hace un “balance positivo” de 2018, ya que el primer plantel continúa en la Liga Iberdrola, “el segundo en Segunda (algo que pocos clubes tienen siendo independientes) y seguimos creciendo en el número de niñas y equipos de cantera que son el futuro del fútbol femenino en la ciudad” y, por ende, en el Sporting Club de Huelva.

La máxima representante del club onubense afirmó que todos esos “son motivos para estar contentos. Hay muchas cosas que mejorar y que lograr, pero continuar compitiendo al más alto nivel siempre es un hecho positivo y el objetivo principal”. No obstante, 2018 también ha sido un año duro para la familia sportinguista: “Los peores momentos siempre han estado unidos a la clasificación, aparte de a las lesiones graves en cualquier jugadora del club, ya que eso entristece mucho”.




Si tiene que recordar “un momento crítico” para el primer equipo: “Fue en marzo al perder en Zaragoza y vernos muy cerca del peligro de descender; y también este principio de temporada tan duro que hemos tenido”. “Ya que hablamos de año natural tendría que marcar como partidos muy importantes el ganado en San Sebastián, que nos mantuvo otro año más en Primera, y en lo que llevamos de esta temporada la victoria ante el Espanyol en casa, primera que lográbamos y que inició una serie de triunfos seguidos, que nos han permitido afrontar la competición de una forma diferente”, señaló Romero.

Asimismo la presidenta calificó de “punto de inflexión”, el partido contra el Betis, “y eso que perdimos en el minuto 87. Pude ir a verlo en directo y no me pareció justo para el equipo esa derrota en ese minuto. Entonces pensé que ahí todo iba a cambiar”. Y así fue.



Romero recordó también que “el equipo ha perdido otros partidos de manera muy injusta, como ante el Sevilla, que creo que marcó psicológicamente al grupo, un grupo que ha sabido reaccionar y salir adelante con confianza y trabajo”. También hizo hincapié la presidenta sportinguista en que “la competición es cada vez más dura y exigente y, aunque ya sufrimos mucho en la primera temporada en Primera, luego nunca habíamos vivido momentos tan complicados como los que he comentado en este 2018”.

Para Manuela Romero “hay que valorar la gran racha en la recta final de la campaña pasada y estos partidos que hemos encadenado ahora con victorias y un empate, que nos han permitido estar en la pelea”.

Asimismo hizo también “un balance positivo” de todos los estamentos del Sporting en 2018. Los equipos crecen y las niñas se pueden formar en valores de igualdad. El problema son las instalaciones, tanto para el primer equipo como para el resto de la cantera, ya que necesitan que se mejoren para su progreso”. El “compromiso social” de la entidad tampoco hay que olvidarlo, ya que es “muy alto, con mucha implicación con todas las causas en las que podamos colaborar e intentamos mantener una línea de educación en valores, de igualdad, de compromiso social, de responsabilidad y aportar nuestro granito de arena en todo lo que esté en nuestra mano”.

Durante 2018, con la nueva temporada “hemos cambiado de patrocinador principal, y hemos pasado de la Fundación Cajasol al Puerto de Huelva. Nosotros sólo tenemos palabras de agradecimiento para la Fundación Cajasol porque durante muchos años ha sido nuestro patrocinador y el que nos ha permitido seguir, junto a otros, compitiendo y creciendo”.

Romero no quiso olvidar ni mucho menos “a Ceosa”, que “comenzó con nosotros y apostó estando en Segunda, algo complicado, y con ellos conseguimos el ascenso. Este año hemos comenzado con el Puerto de Huelva, con quien estamos muy contentos. Su presidente es un seguidor más del equipo y una persona totalmente implicada en el proyecto”. “Sigue no sólo al equipo sino a la Liga en sí. Es muy importante tener un patrocinador que se implica también en lo personal. El Puerto es una entidad muy importante y estamos contentos de tener su apoyo”, aseguró. Por todo ello “esperamos que muchas otras empresas se sumen a nuestro proyecto ahora que el fútbol femenino está en continuo y rápido crecimiento”.

En cuanto a los aspectos a destacar en 2018, vuelve a centrarse “en lo que he comentado con anterioridad sobre la cantera y el primer equipo, pero no me puedo olvidar y hacer autocrítica aunque se escape de mis manos el tema de las instalaciones”. “Sabemos que somos un club humilde y que muchos viajes tenemos que hacerlos en autobús lo que ya nadie hace, pero pienso que el equipo necesita un lugar fijo donde entrenar y jugar. Nuestro agradecimiento siempre a La Orden, a Los Rosales y todos los campos de la provincia que siempre tienen sus puertas abiertas para nosotros. Pero, claro, un equipo ya a este nivel necesita su lugar y su espacio. Necesita su material en un lugar fijo. Y la cantera también. Debo luchar más aún para conseguir esto y para lograr mejoras en otros aspectos”, indicó.

Pensando en el año que comienza, los deseos de la presidenta pasan porque “no haya lesiones graves y que tanto el primer equipo como la cantera logren sus objetivos”. En este sentido quiso dar las gracias públicamente “a todos los monitores de la cantera del club, coordinador, a los colaboradores y a todos los familiares. En un club humilde el trabajo de todos es muy importante y estoy muy orgullosa de todos ellos”. Tampoco se olvidó, lógicamente, “de todos los aficionados que también que están ahí día a día y que en los momentos malos hemos demostrado que primer equipo, segundo, escalafones inferiores, cuerpo técnico, afición, familiares y directiva hemos sido una familia de escuderos de nuestro club para salir adelante, a ellos estamos muy agradecidos”.

Para la presidenta, el Sporting Club de Huelva se trata de “un club diferente que tiene algo que no se compra con dinero: la ilusión, el trabajo y ese inconformismo por lo que hay alrededor, y que nosotros tenemos que luchar más que nadie al no tener el respaldo de un masculino”.

Manuela Romero quiso acabar deseando “mis mejores deseos para todos los aficionados, empleados, jugadoras, familiares, técnicos y directivos de esta gran familia que es el Sporting Club de Huelva. Esperemos que 2019 venga cargado de cosas buenas y positivas y podamos lograr todos nuestros objetivos. Mucha salud para todos”, deseó.








Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.