Las redes sociales como escenario de estafas online

Las redes sociales suponen un contacto ilimitado y a tiempo real, desde cualquier lugar  con conexión internet. La interactividad es uno de los aspectos más distintivos que aportan las redes sociales desde su nacimiento.

Fuente: pixbay.

Redacción. Las redes sociales se han convertido en uno de los medios de comunicación más utilizados. Se pueden generar muchas preguntas respecto a qué son, el gran avance que han tenido, su uso y el impacto que pueden llegar a alcanzar. El impacto de las redes sociales, también implica que cualquier usuario con un perfil, es susceptible de ser estafado o engañado:

  • Qué son las RRSS y para qué se utilizan
  • La importancia en el uso de las redes sociales
  • Posible escenario de estafas online
  • ¿Qué impacto pueden llegar a tener?

Qué son las RRSS y para qué se utilizan

Las redes sociales son estructuras capaces de comunicar entre sí tanto a personas como a instituciones. Mediante internet es posibles que se establezcan relaciones que a su vez formen grupos y comunidades que compartan gustos comunes.




Las redes sociales suponen un contacto ilimitado y a tiempo real, desde cualquier lugar  con conexión internet. La interactividad es uno de los aspectos más distintivos que aportan las redes sociales desde su nacimiento. Supone un canal de comunicación perfecto para empresas y particulares, ya que antiguamente no existían apenas formas de poder comunicarse con el público, conocer su opinión y establecer relaciones. Sin embargo, todo ello aplicando un buen uso de las redes sociales, es posible.

Existen varios tipos de redes sociales, que se podrían enumerar de la siguiente manera:




  1. Redes de intercambio de archivos multimedia
  2. Redes de conexiones sociales
  3. Redes informativas
  4. Redes profesionales
  5. Redes de aficiones
  6. Redes educativas
  7. Redes académicas

Todas ellas se utilizan principalmente para transmitir comunicación e información, marketing y entretenimiento.

La importancia en el uso de las redes sociales

Foto: pixabay.

Para poder evitar problemas es importante ponerse límites con el uso de las redes sociales y ser conscientes de la huella digital, es decir, del rastro que un usuario deja en la red. En caso de no tomar conciencia o hacer un uso indebido de las RRSS, pueden llegar a producirse casos de Cyberbulling, Nomophobia o Drama Digital.

Los casos de Cyberbulling están a la orden del día. Este fenomeno se refiere al hecho de que un menor de edad atormenta, amenaza, humilla u hostiga a otro, con unas consecuencias que pueden llegar incluso al suicidio. Se habla de Nomophobia como una clase de fobia cuyo principal miedo es no poder estar cerca de teléfono celular, que se quede sin batería o sin conexión de Internet. Y por último, el Drama Digital, basado fundamentalmente en no saber manejar una conversación a través de las redes sociales.

Atención, posible escenario de estafas online

Foto: pixabay.

Las redes sociales también se han convertido en uno de los mayores territorios digitales en los que se producen engaños. Hay multitud de formas en las que se pueden registrar este tipo de estafas. Una de ellas es la de los “tipsters estafa”, pronosticadores de eventos deportivos que utilizan bots falsos para inflar el número de seguidores de sus perfiles en redes sociales. Es recomendable andar con cautela para saber a quién se le está confiando el dinero. En torno al mundo de las apuestas deportivas, para tener una opinión más fiable, consultar una análisis de Betsson, una casa de apuestas sueca con más de 40 años de experiencia.

Otra de las estafas más frecuentes son los links fraudulentos. Son enlaces enviados por los atacantes a través de redes sociales donde lo que buscan es que el usuario, o víctima en este caso, pinche en el link y a partir de ahí le lleve a una web fraudulenta o incluso a la descarga de algún archivo con contenido malicioso. Las criptomonedas también se han convertido en una de las estafas más habituales con el gancho de ganar “dinero fácil”. Instruyen al usuario a que se descargue un programa en su ordenador capaz de minar monedas digitales.

O supuestas ofertas y premios en los que se pide rellenar un formulario a través del cual se obtienen datos personales de la víctima, llegando incluso a reclamar ciertas cantidades de dinero por “gastos de gestión”. Ligado a ello se encuentra el “pishing”, una técnica de ingeniería social en la que los propios ciberdelincuentes engañan a los usuarios de redes sociales a introducir su nombre y contraseña para iniciar sesión, con la excusa de que existe una actualización del PC, para obtener vídeos en los que aparece la víctima.

¿Qué impacto pueden llegar a tener?

Debido al gran potencial que ofrecen las redes sociales, numerosas empresas de todo el mundo comenzaron a utilizar ampliamente aplicaciones basadas en ellas. Fue el caso de la compra de YouTube por Google o de Skype por parte de Ebay. Cada día son más los adolescentes, principalmente, y toda persona que navega en internet, que abren sus perfiles en una o varias de las tantas redes sociales, pues es común que un solo usuario esté inscrito en Whatsapp, Facebook, Instagram y Twitter a la vez. Pero…¿qué impacto pueden llegar a tener?

Estos medios de comunicación aportan a muchas personas que se encuentran en países distintos, en ambientes diferentes y que pertenecen a diversas culturas, la posibilidad de mantenerse bien comunicados e informados. Del mismo modo, los tiempos de envíos de los mensajes, al producirse de forma inmediata permiten acortarlos y hacer de esta una comunicación mucho más directa. Las redes sociales favorecen mucho la difusión de mensajes en canales de información, acortan distancias y tiempos de envío, facilitando así cualquier tipo de relación interpersonal a lo largo y ancho del mundo.

 




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.