Mini

La atención a mayores, una salida profesional en el Condado de Huelva

La Mancomunidad del Condado imparte a quince mujeres desempleadas un curso de FPE de atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales. Las alumnas realizan prácticas en centros de mayores de la comarca del Condado.

Se ha impulsado la formación en el cuidado a mayores en El Condado.

Redacción. La Mancomunidad de Desarrollo Condado de Huelva está impartiendo un curso de ‘Atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones’ dentro del programa de Formación Profesional para el Empleo (FPE) de la Junta de Andalucía. Dicho curso, que se corresponde con el nivel 2, consta de una parte teórica que se ha realizado durante tres meses (desde el 7 de septiembre hasta el 5 de diciembre) y de una parte práctica, que se está terminando de desarrollar. Una vez concluida la parte teórica, las 15 mujeres desempleadas beneficiarias del curso han realizado un periodo de prácticas de 80 horas en diferentes centros de mayores de la comarca.

Las alumnas del curso han realizado prácticas en varias residencias y centros.

Cuatro alumnas han realizado sus prácticas en la Residencia de Mayores La Viña, de La Palma del Condado. Este centro, con capacidad para 81 personas, se caracteriza por un trato personal e individualizado de las personas dependientes, a través de procesos participativos y de una atención integral por medio de un enfoque interdisciplinar. Las alumnas han sido partícipes de esta labor, ya que tal como han reconocido, “nos vamos cambiando de puesto continuamente, por lo que estamos aprendiendo a realizar todas las tareas”. Algunas de ellas ya habían participado anteriormente en otras acciones formativas relacionadas con el campo de la atención sociosanitaria, pero se interesaron por este curso porque querían aumentar su cualificación para acceder a mejores puestos de trabajo. “Espero poder trabajar de esto porque me he dado cuenta de que me gusta mucho, por eso también me gustaría seguir formándome. Este trabajo aún no está reconocido ni valorado como debería”, aseguraba Cristina Pérez, una de las alumnas. Otra de ellas, Jésica Aguirre, explicaba que “las personas mayores necesitan mucho cariño y mucho amor y que las traten de la mejor forma posible”. Tras su periodo de prácticas, manifiestan encontrarse “muy contentas de haber estado aquí porque estamos aprendiendo muchas cosas nuevas, siempre hemos estado acompañadas y han estado contentas con nosotras, incluso la directora nos ha pedido nuestros currículos”.

Se pretende buscar una nueva salida laboral a los habitantes del Condado.

En el Centro de Mayores Madre de Dios han realizado las prácticas ocho alumnas de este mismo curso, que aseguraban que “la parte teórica nos ha servido mucho para poder realizar ahora el trabajo”. Destacaban la formación psicológica: “La parte psicológica nos ha ayudado mucho y nos ha humanizado mucho. Durante el curso hemos crecido como profesionales pero también como personas, nos ha hecho ver el mundo de forma distinta”. Este centro, ubicado en Almonte, atiende actualmente a 108 personas y se caracteriza por ser un lugar novedoso y a la vanguardia del sector. A este respecto, las alumnas aseguraban que estaban “muy contentas con este centro, las instalaciones, el personal, todo perfecto”. Asimismo, explicaban que esta profesión se basa en el trabajo en equipo, para conseguir ofrecer a los usuarios un cuidado integral. “Es un trabajo muy agradecido. Aquí todos los días encuentras una recompensa”, ha señalado una de estas auxiliares en prácticas, Carmen Casas.




La Asociación San José de Obras Benéficas, de Villalba del Alcor, ha acogido a las otras tres alumnas del curso, a las que les gustaría que las prácticas hubieran durado más tiempo. “Creo que las prácticas deberían durar más tiempo, se nos han hecho muy cortas”, confesaba Cristobalina Moro. Ellas venían de otras ramas profesionales pero accedieron al curso porque pensaban que podría ayudarlas a conseguir un trabajo cerca de su lugar de residencia, Bonares. “Yo estudié administrativo pero quise hacer el curso porque veía que tenía muchas salidas, tanto que ya estoy trabajando cubriendo algunas bajas en la empresa DECONSA”, explicaba Rocío Martín.

Una formación teórica y práctica.

Muchas de las alumnas accedieron al curso a través del servicio de orientación laboral y profesional Andalucía Orienta y aseguran que “deberían salir más cursos de este tipo porque, entre otras cosas, ayuda a que se valore esta profesión que nunca ha estado reconocida hasta hoy en día gracias a la Ley de la Dependencia”.




Juan Antonio García, presidente de la Mancomunidad de Desarrollo Condado de Huelva, ha explicado que este curso se ha puesto en marcha “porque estamos seguros de que esta formación puede ayudar al alumnado que la realice a conseguir un puesto de trabajo en nuestra comarca”. A este respecto, García ha añadido: “Recientemente, la Junta de Andalucía ha anunciado nuevas medidas de impulso a la atención a la dependencia por valor de 22,7 millones de euros, lo que permitirá incorporar a 11.400 personas dependientes al sistema y crear 265 nuevas plazas en residencias”.






Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.