La Nao Santa María llega a San Juan de Puerto Rico

Tras 22 días de navegación y 3500 millas, la embajadora itinerante de Huelva ha llegado a tierras americanas donde, tras las fiestas navideñas, comenzará una gira durante la que podrá ser visitada en los principales puertos de EEUU.

La Nao Santa María llega a San Juan de Puerto Rico.

Redacción. Construida por la Fundación Nao Victoria en colaboración con la Diputación Provincial de Huelva y la Fundación Cajasol en el marco del 525 Aniversario del Encuentro entre Dos Mundos, la réplica de la célebre Nao Santa María que capitaneada por Cristóbal Colón, acompaño a los marinos onubenses hasta las costas americanas, ha superado el reto de cruzar el Atlántico arribando a las 16.00 hora española, a la isla de Puerto Rico, culminando así su gran travesía por el Océano.

Tras 22 días de navegación y 3500 millas llega a tierras americanas.

Con una tripulación de 17 hombres y mujeres y bajo la capitanía de Manuel Murube, marino con miles de millas navegadas por todo el mundo pilotando barcos históricos, la Santa María zarpó el pasado 26 de noviembre de la isla canaria de La Gomera y ha cruzado el Atlántico en 22 días de navegación durante una travesía en la que han contado, por lo general, con la bonanza de los vientos alisios que le ha permitido navegar a vela con una velocidad media de 5 nudos, superando las 3.500 millas náuticas que la separaban del continente americano.

La llegada a San Juan de Puerto Rico supone el broche final al cruce del Atlántico y marca el inicio de la gran gira americana de la Santa María del 525 Aniversario, que hace menos de un año fue botada en aguas de Punta Umbría. El barco pasará la Navidad en aguas caribeñas, y desde ahí hará escalas en algunos puertos de Latinoamérica para navegar hasta Estados Unidos, donde realizará una gran gira por los principales puertos de Florida y la costa este, hasta llegar a los Grandes Lagos y Canadá, como museo itinerante del patrimonio onubense y embajadora de la provincia de Huelva.




La llegada a San Juan de Puerto Rico supone el broche final al cruce del Atlántico.

La embarcación pesa unas 200 toneladas y cuenta con una eslora máxima total de 28,30 metros y 7,96 metros de manga. Como la original, la réplica de la Santa María incorpora tres mástiles y un bauprés, siendo la altura del mástil mayor de casi 25 metros desde la línea de flotación. En la construcción se han empleado cerca de 90 m³ de madera de iroko, 250 m² de velas y unos tres kilómetros de cabos entre su jarcia firme y de labor.
Durante este año, y desde su botadura el 16 de marzo de 2018 en los astilleros de Punta Umbría, ha realizado una gira por puertos del Mediterráneo de España y Francia, como Setè, Port Vendres y Cape D’Age, y las islas Canarias, recibiendo miles de visitas a bordo.










Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.