Rubén Palanco, un beasino que ha hecho de su pasión por la agricultura una apuesta emprendedora de éxito

0
77
Rubén Palanco Carrasco, un joven emprendedor natural de Candón.

Mari Paz Díaz. Ser emprendedor no es nada fácil, pero, cuando tenemos una idea y muchas ganas de ponerla en marcha, el emprendimiento se convierte en una de las principales salidas laborales, siendo toda una garantía de éxito. En la provincia de Huelva tenemos muchos ejemplos de ello, como sucede con el beasino, natural de Candón, Rubén Palanco Carrasco, que, a sus 33 años, ha conseguido consolidar su propia empresa de investigación agrícola, una entidad que en poco tiempo se ha hecho un hueco importante en el sector. Una realidad que, incluso, le ha valido ser reconocido con el premio Huelva Joven 2018 en la categoría de Economía y Empleo. 

Una realidad que comenzaba cuando decidió hacer la carrera de Ingeniería Técnica Agrícola, estudios que acabó muy bien, por lo que apostó por continuar formándose hasta lograr el título de Ingeniero Agrónomo. Y fue todo un acierto, puesto que, tal y como nos cuenta, “antes de terminar la carrera ya ejercía mi profesión, pasando por varias empresas hasta acabar en la productora de berries en la que me encuentro en la actualidad”.



Comenzó a trabajar antes de acabar la carrera.

Un éxito para el que considera que no hay ningún secreto, sino el resultado de que “soy una persona bastante inquieta, trabajadora y con bastante capacidad de sacrificio y esfuerzo, lo que, unido al deseo de alcanzar mayores cotas profesionales y de ayudar a las empresas del sector a ser más eficientes y competitivas, hizo que decidiera comenzar mi andadura como joven emprendedor“. Fue así cómo creaba la empresa AgroResearch, un proyecto muy ilusionante con el que este beasino está cumpliendo su sueño. Una experiencia que hemos querido conocer en primera persona en esta entrevista.

Eligió hacer la Ingeniería Técnica Agrícola por estar en Huelva, pero su objetivo era ser Ingeniero Agrónomo.

-Rubén, ¿por qué elegiste ser ingeniero agrónomo? 
-Soy de Candón, una pequeña pedanía de Beas, lo que me ha permitido estar siempre en contacto con la naturaleza y el sector agrícola, algo que apasiona, lo que provocó que, desde pequeño, quisiera ser ingeniero agrónomo. De hecho, comencé a estudiar la carrera de Ingeniería Técnica Agrícola anecdóticamente, simplemente, por la comodidad de tenerla en Huelva, ya que mi objetivo real siempre fue terminar y continuar estudiando la ingeniería superior.



Se siente especialmente satisfecho con el trabajo que desarrolla en su empresa.

-¿Qué trabajos has desarrollado en este ámbito? 
Un ingeniero agrónomo tiene un amplio abanico de posibilidades para desarrollar su profesión. Desde antes de terminar la carrera hasta la actualidad, he podido realizar varias facetas, desde investigador, hasta asesor de cultivos. Pero, sin duda alguna, la actividad que llevo a cabo con AgroResearch es la que más me llena. Ver el cambio positivo de las empresas por los resultados de tus servicios y el deseo que les despierta para continuar haciendo I+D+i para crecer a nivel empresarial, aporta una gran satisfacción profesional que nunca antes había logrado. Porque AgroResearch ayuda a las empresas a ejecutar proyectos, que van desde la búsqueda de nuevos productos a la integración de nuevos cultivos, pasando por la mejora genética, los nuevos envases, nuevas técnicas de cultivo o la mejora y optimización de los procesos productivos, etcétera.

No descarta dar el salto fuera de la provincia de Huelva.

-¿En qué se centra tu proyecto empresarial? 
-AgroResearch está ayudando a empresas del sector agrícola onubense a introducirse en el mundo de la I+D+i, obteniendo con ello los beneficios que la ejecución de estas actividades lleva consigo. Actualmente, las empresas que trabajan con AgroResearch han dado un importante salto de calidad, siendo bastante más eficientes y competitivas, gracias a los resultados de las actividades de investigación y desarrollo llevadas a cabo con nosotros. 



-¿Qué estás haciendo en la actualidad? 
-Estoy trabajando muy duro en terminar de establecer el posicionamiento de AgroResearch en la provincia de Huelva. Y espero, dado los buenos resultados que estoy consiguiendo, poder pensar pronto en dar el salto fuera de nuestra provincia.

Considera que la agricultura es el principal motor económico de Huelva.

-¿Qué papel consideras que tienen las berries en Huelva?
-Es el principal motor económico de la provincia, quizás, no el que más facture, pero sí el que más puestos de trabajo genera y el que mayor sostenibilidad social aporta.

-¿Por dónde pasa el futuro del sector? 
-Sin lugar a duda, por la I+D+i. La competencia en el sector cada vez es mayor, al igual que la presión de otros países productores. Y, desde hace años, dejó de poder competirse en precio, por lo que la única alternativa es competir en calidad, mejorando los productos puestos en el mercado, con nuevos productos y sistemas productivos más óptimos. Y, todo ello, sólo se consigue apostando por la investigación, el desarrollo y la innovación, es decir, mediante la I+D+i.

Anima a los onubenses a creer en sí mismos.

-A partir de ahora, ¿cómo te planteas el futuro? 
-Trabajando mucho. La tendencia es que cada vez haya más empresas que demanden servicios como el que presta AgroResearch. Y debemos ser capaces de captar estas necesidades para ayudar a todas las entidades que demanden estos servicios. Ser los primeros en el sector nos da una experiencia que debemos aprovechar. Porque, debido a que en Huelva tenemos un sector agrícola altamente tecnificado, son muchas las empresas que desarrollan actividades reconocidas por la normativa legal vigente como I+D+i sin, ni tan siquiera, saberlo. Y AgroResearch ha llegado para ayudarles a diseñar, planificar y ejecutar estas actividades para que puedan beneficiarse de los resultados y las ventajas de realizar I+D+i.

-¿Algún mensaje a los onubenses?   
-Que luchen, que crean en sus posibilidades. Y que INVESTIGUEN, DESARROLLEN E INNOVEN.