Mini

El Recreativo expone buenas intenciones ante la Balona pero sin encontrar ninguna recompensa (2-0)

Dos goles de Gastón, el segundo ya en el añadido y con el Decano volcado, impidieron que los albiazules sumaran al menos un punto en La Línea.

Momento del parón inicial de los onubenses, como protesta de los impagos. / Foto: Captura vídeo @huelva_info.
Momento del parón inicial de los onubenses, como protesta de los impagos. / Foto: Captura vídeo @huelva_info.

P. G. Los partidos se ganan. Lo de la justicia ya queda para análisis más o menos profundo. Pero si en ocasiones se dijo que el Recre ganó puede que sin merecerlo -Atlético Malagueño-, ahora hay que ser justos y reseñar que, tras el gol de la Real Balompédica Linense, el Decano acumuló méritos para una suerte mejor. Pero no, con un 2-0 –el segundo, para la estadística, añade alguna dosis de crueldad- regresa de La Línea de la Concepción un Recre al que le cuesta sumar tres triunfos seguidos. Esta era la tercera oportunidad de hacerlo y… ¡agua!

Por partes. Que el partido llegara a su intervalo con 0-0 fue lo más lógico del mundo. El Recre, se supone que advertido por su entrenador de como se las gasta la Balona, tiró de orden, de trabajo y de empuje para, primero tratar de parar, luego de templar y, si fuera posible, de mandar. Como mandan los cánones taurinos. Digamos que se tuvo que contentar con lo primero y parte de lo segundo.

Así, Salmerón dispuso de un once con tres centrales, con el regreso de Israel Puerto a la zaga, en este caso en detrimento de Carlos Martínez. Como declaración de intenciones fue suficiente.




De todos modos, pasados los 30 segundo de protesta en los que los albiazules se quedaron parados, a semejanza -al parecer- de cómo va su tema de los impagos, se metió en faena y, vaya por delante, plantó cara a un equipo linense que, ganando, se metía en zona de promoción.

El Recre salió con ganas, bien ordenado atrás y sin perder de vista salir arriba. Aunque Gato se dejó ver a los seis minutos, respondió bien el Decano a los 10, con un remate de Caye Quintana.




El partido no tuvo un dominador claro. Puede que la iniciativa la llevara la Balona, pero justo es decir que fue en cierta manera algo consentido por un Recre, cómodo en el terreno de juego y sin pasar apuros.

Lo de crear ocasiones, por los dos lados, poquito. Un par de acciones de Gato y el bullir de Juampe, por un lado, y alguna incursión de Pablo Andrade, por otro y basta. Bueno sí, un casi autogol del brasileño en una acción postrera que, dicho sea de pase, hubiera sido completamente injusto.

Lo malo de todo fue que el inicio del segundo periodo fue desalentador para los intereses albiazules. Una soberbia jugada de Pirulo la culminó Gastón para hacer el 1-0 y echar por tierra todo el trabajo realizado por los onubenses. Que fue mucho.

Para colmo de males y de desgracias, la respuesta del Recre, rápida y contundente, llevó la firma de Traoré, pero éste encontró un compañero de viaje inoportuno: el travesaño de la meta de Javi Montoya. Pudo ser el 1-1, pero no.

Pasados los primeros compases de este segundo periodo de locura, los linenses se adueñaron del cotarro. Quedó patente que el gol había causado mella en el Decano, que movió ficha. Bueno lo hizo su entrenador. Primero Carlos Martínez, y más adelante Iago Díaz y Víctor Barroso entraron al campo en busca de azuzar un poco el juego y si fuera posible de empatar.

Y tuvo el empate el Recre. Vaya por delante que, conforme pasaron los minutos y el Recre se estiró más, también el equipo de casa, con espacios, pudo dar matarile al partido. Por ejemplo, en un corto espacio de tiempo Carlos Martínez metió el miedo en el cuerpo a la parroquia local… que poco después vio el segundo en una contra de su equipo, que abortó al final, muy al final, Diego Jiménez.

Luego llegaron otros acercamientos del Decano, en las botas de Caye Quintana, amén de un par de incursiones de Pablo Andrade. Pero también, y era natural, llegaron opciones para los de casa, con un Pirulo muy móvil y Gastón presto a todo lo que pudiera rematarse.

Sin embargo la acción más controvertida se vivió en el área de la Balona. Allí, al parecer, la pelota dio en la mano de un defensor local, pero el colegiado votó en blanco. O sea que mandó seguir.

En el tramo final, con el Recre volcado, pudo llegar el empate, en acciones de Carlos Martínez, Iago Díaz y, sobre todo, de Caye Quintana. Pero no era el día del Recre que, para más inri, ya en el tiempo añadido, vio como la Balona cerraba el choque con un segundo gol, también de Gastón. Estaba ya claro que lo que no podía ser, no podía ser, y además en este caso también fue imposible.

REAL BALOMPÉDICA LINENSE: Javi Montoya; Sergio Rodríguez, Carrasco, Kibamba, Pierre (Abel Moreno, 77′); Gato, Pablo Carrasco, Ismael Chico, Juampe (Joe, 84′); Pirulo(Ahmed, 88′), Gastón.

RECREATIVO: Marc Martínez; Diego Jiménez, Israel Puerto, Iván González; Pina (Iago Díaz, 65′), Pablo Andrade; Borja Díaz (Víctor Barroso, 71′), Tropi, Traoré (Carlos Martínez, 56′), Alberto Quiles; Caye Quintana.

Árbitro: Raúl Chavet García (colegio de Málaga). Mostró la cartulina amarilla a Pierre (72′), Pablo Santana (83′) y Gato (92′), por la Balona; y a Tropi (53′), por el Recre.

Goles: 1-0 (46′) Gastón remata en el segundo palo una buena acción de Pirulo. 2-0 (92′) Gastón culmina una acción a la contra para sentenciar el choque.

Incidencias: Partido correspondiente a la 16ª jornada del grupo IV de Segunda b disputado en el estadio Municipal de La Línea. Los jugadores del Recre permanecieron medio minuto sin moverse tras el pitido inicial como señal de protesta por los impagos que sufren.










Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.