Bmw

Encuentro de un centenar de empresarios de uno y otro lado del Guadiana

Las infraestructuras, de nuevo clave para el desarrollo empresarial.

Imagen del encuentro.

Redacción. La fase final del Proyecto Eures promovido por la FOE se ha cerrado con un encuentro bilateral Andalucía-Algarve celebrado en Tavira en el que participaron cerca de 100 empresarios de diferentes sectores de actividad llegados de uno y otro lado del Guadiana, con interés en fomentar las relaciones comerciales entre ambos territorios.

Los sectores del turismo, de la distribución comercial, de la promoción inmobiliaria, de las telecomunicaciones, de la construcción, etcétera se daban cita en el Algarve para intensificar relaciones que un mes atrás se habían iniciado en Huelva al amparo de ese proyecto financiado por la Unión Europea, contando con la colaboración del Servicio Andaluz de Empleo. En total, casi un centenar de empresarios interesados en la cooperación empresarial de la mano del asociacionismo como la fórmula más adecuada para hacer fructificar esos contactos iniciales.

Con mesas sectoriales, se aproximaban los intereses de los participantes en esta reunión que fue desarrollada por la FOE que desde hace más de tres décadas viene confiando y trabajando en las relaciones bilaterales entre la región del Algarve y Andalucía. Como resultado, los empresarios ponían encima de la mesa su voluntad de cooperar buscando alianzas en uno y otro territorio pero coincidieron al señalar la importancia de contar  con mejores infraestructuras entre ambos para hacer progresar cualquier tipo de contacto empresarial.




Especialmente, los empresarios españoles y portugueses señalaron la conveniencia de una red de ferrocarril que transcurriera desde Huelva hasta el Algarve que vendría a convertirse en un importante revulsivo para el sector turístico, especialmente, complementándose una región con otra.

La FOE ve en encuentros como estos un incentivo muy importante para reactivar las actividades empresariales y contribuyen a recuperar la confianza empresarial. En este sentido, se entiende como una buena oportunidad para iniciarse en el camino de la internacionalización hacerlo a través de actividades empresariales en el país vecino.




El desarrollo del Proyecto Eures ha permitido poner en marcha también un servicio de asesoramiento para ayudar a las empresas a encontrar a localizar trabajadores que se adapten a las necesidades de las mismas y facilitarles los trámites que supone el contratar a personas que puedan residir en otro país.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.