Las ganas de Ángel Carrascal por labrarse un futuro laboral lo llevaron hasta Oxford

Esta ciudad universitaria se ha convertido en el hogar actual del onubense, que vio la necesidad de emigrar a Inglaterra en busca de nuevas oportunidades. Mientras que en España se encontraba hastiado y sin motivación, en suelo inglés ha descubierto su verdadera vocación: la cocina.

El onubense Ángel Carrascal vive en la ciudad inglesa de Oxford.

Cristina Morales. La vida nos termina enseñando que debemos salir de nuestra zona de confort, más tarde o más temprano, ya que supone la única forma de conocernos a nosotros mismos y forjar nuestro futuro, lejos del respaldo y el asilo de nuestra familia. La difícil tarea de emigrar se convierte, para muchos, en una forma también de aprender y de valerse por sí mismos. 

En el caso de Ángel Carrascal Alhamar, un joven de 24 años natural del barrio onubense de La Hispanidad, emigrar no solo ha supuesto para él independizarse y alejarse del amparo de su familia, sino que también le ha valido para crecer como persona y, sobre todo, para conocer su verdadera vocación. Cuando vivía aún en Huelva no sabía a qué dedicarse, sin embargo, tras marcharse a la ciudad inglesa de Oxford, ha descubierto que en el futuro quiere llegar a ser el mejor chef de cocina. Ahora, con una meta clara, lucha cada día para ir escalando en el mundo de la hostelería y optar a cursar alguna formación específica que le ayude a conseguir su sueño.

El onubense reside en la mágica ciudad de Oxford, un lugar marcado por su importante universidad, que supone hoy en día un escenario muy recurrente para los jóvenes en busca de oportunidades laborales, como el resto del país británico. Precisamente, para Ángel Carrascal su etapa de estudiante no fue del todo provechosa, algo que espera cambiar ya que su meta es seguir progresando y avanzando en el camino de la restauración. A pesar de su juventud, sabe que vida solo hay una y que está en su mano dibujar la suya propia, siempre por la senda del esfuerzo y la constancia.




Allí trabaja como camarero y como chef.

Para conocer más acerca de este onubense y de su experiencia en la ciudad de Oxford, en Inglaterra, hemos conversado con Ángel Carrascal Alhamar.

– ¿Por qué decidiste irte fuera?
El trabajo en mi ciudad era poco activo, me sentía estancado laboralmente, no veía progresos, me encontraba sin ganas ni ilusión, sin saber hacia dónde encaminarme. Por ello, decidí salir al extranjero y probar suerte, buscar nuevas oportunidades y experiencias, para así también marcarme nuevos objetivos y seguir avanzando como persona.




– ¿Cuánto tiempo llevas fuera de España?
Llevo unos 10 meses y por ahora me encuentro muy bien y con ganas de seguir labrándome un futuro aquí, tengo claras mis metas.

– ¿Qué haces en este país?
Actualmente estoy trabajando en una cafetería como camarero, tengo otro trabajo en un restaurante en el que soy uno de los chefs. Además, aprovecho para estudiar en una academia de inglés y mi poco tiempo libre intento dedicarlo un poco a mí mismo, ya que también es necesario despejarse y conocer bien el entorno en el que vives. Suelo salir a comer con los amigos que ya tengo aquí, tomar alguna que otra cerveza y descubrir nuevos rincones de esta bonita ciudad que es Oxford.

– ¿Es tu primera estancia en el extranjero?
No, hace unos años estuve también viviendo unos meses en Londres.

– ¿Cuál es tu lugar de residencia?
La bella ciudad inglesa de Oxford, un lugar privilegiado por su belleza patrimonial y por el aire que se respira. 

– ¿Cuál es tu balance de la experiencia por ahora?
Mi balance hasta ahora es positivo, aunque es cierto que vivir fuera de tu país, es a veces como una montaña rusa. Hay subidas, por sentirte realizado, tener trabajo y poder vivir bien, aunque también hay muchas bajadas, sobre todo, por tener a la familia lejos, junto a mi tierra y mis costumbres. Es una experiencia complicada, a veces la puntúo con un 10 y otras la califico con un 0, pero pienso que el futuro me compensará todo este esfuerzo. 

– ¿Cómo es vivir en Oxford? ¿Es muy diferente a España?
Es muy diferente en cuanto a sus costumbres, su gente, la cultura, los horarios, la forma de trabajar, la comida, el clima; en definitiva, todo. Una de las cosas más difícil es modificar todo esto y adaptarte a la vida allí, ya que cambia mucho con respecto a España, y en mi caso a Huelva, es completamente otra forma de vivir. 

Aprovecha su tiempo libre para disfrutar de la bella ciudad de Oxford.

– ¿Cómo es la ciudad en sí?
Oxford es una ciudad muy poblada y cosmopolita, hay gente procedente de todo el mundo. Sin embargo, es cierto que lo que más hay son españoles, a cada sitio que vas te encuentras mínimo con uno. Además, es un lugar en el que hay muchas oportunidades laborales, es muy activa y la gente sale a trabajar muy temprano. Oxford es precioso, a mí me encanta, parece que estás en la película de Harry Potter o en un cuento, debido a su estética y a la magia que aporta su imponente universidad.

– ¿Qué estás haciendo en estos momentos?
Actualmente tengo dos trabajos, ya que estoy en una cafetería y en otro establecimiento como chef. Todo ello lo compagino con el estudio del inglés en una academia.

– ¿Te has marcado algún nuevo objetivo o reto?
Si, uno de mis retos es aprender muy bien el inglés, poder sacarme algún título de chef de cocina y llegar a ser chef profesional. Tras conseguir esto volveré a ponerme más metas y a superar nuevos retos. 

– ¿Qué piensa tu familia y amigos de tu aventura?
Piensan que soy muy valiente al dejar mi ciudad, venirme tan lejos y atreverme sin saber nada del idioma, ya que me vine sin tener mucha idea de inglés, más allá de lo básico. Se sienten muy orgullosos de mí y de todos mis progresos.

-¿Cuáles son tus planes futuros?
Seguir viviendo aquí de momento y avanzando en mi carrera profesional hasta llegar a ser un reconocido chef. Quiero seguir progresando y conseguir todo lo que ahora me estoy proponiendo y por lo que estoy luchando con tantas fuerzas.

-¿Piensas volver a España, a Huelva, en breve?
Por el momento no, creo que debo seguir aquí porque veo muchas más oportunidades relacionadas con lo que quiero, debo seguir el camino marcado.

– ¿Qué es lo que más echas de menos de tu tierra?
La familia, el olor a playa, la comida, los restaurantes, en definitiva, mi ciudad. De las cosas que más echo de menos es la comida, puede ser lo que peor lleve, sobre todo porque echo mucho de menos los platos que me cocinaba mi madre. 

En Inglaterra ha encontrado su vocación y lucha por conseguir su meta.

– Para terminar: un mensaje a tus paisanos.
Queridos paisanos echo mucho de menos mi tierra, su comida, su gente, las terracitas, la playa, Huelva en general. Os mando un saludo muy fuerte y también os animo a que vengáis a vivir la experiencia a Oxford, os aseguro que no os arrepentiréis.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.