La Mancomunidad del Condado, dos décadas reivindicando el agua de riego

La comarca onubense sigue celebrando la ansiada Ley de Trasvase que fue aprobada el pasado 21 de noviembre por el Senado. Sin embargo, la región acumula más de 20 años de lucha activa para alcanzar el suministro.

El Condado lleva más de 20 año de lucha por el agua.

Redacción. Y el agua llegó al Condado. Han tenido que pasar más de dos décadas para que esta reivindicación histórica de los agricultores onubenses haya tenido, al fin, un desenlace feliz. El pasado 21 de noviembre, el Senado dio luz verde a la tan ansiada Ley de Trasvase, que posibilitará el traspaso de hasta 19,99 hectómetros cúbicos al año entre la cuenca Tinto-Odiel-Piedras y el Guadalquivir.

Ya es una realidad. El agua llegará a la comarca condal y ha sido posible gracias al consenso, gracias a la unión de muchas personas del Condado que levantaron su voz con un mensaje común: Agua ya. La Mancomunidad de Desarrollo Condado de Huelva ha participado en estas reivindicaciones desde su fundación hace más de dos décadas.

Esta entidad, que actualmente aglutina a 15 municipios de la comarca, nació en el año 1991 con el objetivo de fomentar el desarrollo socioeconómico e impulsar la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía del Condado de Huelva. Desde sus inicios, se ha preocupado por reforzar y poner en valor una serie de importantes valores identitarios que otorgan una fuerte personalidad a la comarca, como es el caso de la agricultura de regadío, que encuentra su máximo exponente en los frutos rojos. De esta forma, la Mancomunidad de Desarrollo Condado de Huelva ha aglutinado siempre los intereses del territorio y, en el caso de las reivindicaciones para conseguir el agua de regadío, esta entidad ha servido como lobby de presión para que estas tensiones por el uso del agua llegaran a buen puerto.




Años 90: Primeras reivindicaciones e impulso a las comunidades de regantes

Fue en el año 1998 cuando el primer presidente de la Mancomunidad del Condado, Juan Coronel, ya empezaba a hablar de este problema que se había detectado en la comarca y supo que la entidad era un buen instrumento para canalizar la reclamación de forma conjunta entre ayuntamientos y agricultores. Así, en el año 1999, la Mancomunidad realizó gestiones con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir para mejorar las condiciones impuestas a los agricultores de la comarca, lo que permitió ampliar el plazo previsto para colocar contadores de agua en los pozos así como ampliar la potencia máxima permitida para los grupos elevadores de agua de los pozos.




Los alcaldes de la comarca en el Senado.

Asimismo, la entidad condal fue una de las máximas impulsoras para legalizar las comunidades de regantes ya que, tal como afirmaba Coronel hace ya diecinueve años: “Se trata de un instrumento indispensable para conseguir un mayor desarrollo de la agricultura del Condado”. Para ello, la Mancomunidad contaba en aquella época con una Oficina Agrícola y de Regadíos, ubicada en Bonares, a la que podían dirigirse todos los agricultores de la zona para realizar cualquier consulta.

Fue por aquel entonces cuando empezaron a realizarse las primeras movilizaciones para conseguir el agua de riego. Fue llamativo el encierro que realizaron en la sede de la Diputación Provincial los alcaldes de Palos de la Frontera, Moguer, Rociana del Condado, Bonares, Lucena del Puerto y Bollullos del Condado, todos ellos pertenecientes a la Mancomunidad, que ya reclamaban que “el futuro del Condado depende en gran parte de la disposición de agua para regadío”.

Años 2000: Difusión y concienciación de la problemática del agua de riego

Pero el agua no llegaba y, en el año 2001, el presidente de la Mancomunidad de Desarrollo Condado de Huelva solicitó al Gobierno central que autorizase el trasvase de 15 hectómetros cúbicos de agua desde la cuenca hidrográfica del Guadiana a la del Guadalquivir. Tras esta petición, la Mancomunidad emprendió una campaña de difusión sobre las dificultades que encontraban los agricultores de la zona para mantener sus cultivos y se creó un exhaustivo informe titulado “Situación hídrico-agrícola de los municipios del Condado-Entorno de Doñana de la provincia de Huelva”, que fue enviado a numerosas instituciones públicas y a colectivos relacionados con el tema.

Años 2010: Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado

A estas primeras reivindicaciones impulsadas por la Mancomunidad de Desarrollo Condado de Huelva a petición de los agricultores de la zona, le han seguido muchas más. Quince años más de insistentes protestas por la reclamación de un recurso indispensable para la comarca que, finalmente, se ha conseguido gracias a la unión y a la lucha. Una unión y una lucha que han estado canalizadas a través de la Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado, formada por diferentes agentes sociales, sector agrícola, sindicatos, asociaciones y ayuntamientos de la comarca encabezados por sus alcaldes y alcaldesas: Rocío Espinosa, de Almonte; David Vivas, de Lucena del Puerto; Gustavo Cuéllar, de Moguer; Diego Pichardo, de Rociana del Condado y Juan Antonio García, de Bonares, actual presidente de la Mancomunidad que, desde su responsabilidad comarcal y con el consenso como base, ha sabido conciliar los intereses públicos y privados para que se haya culminado este proceso, consiguiéndose por fin el ansiado trasvase.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.