Bmw

El Krypteia Capital Huelva apela a la épica para ganar en la prórroga al Muser Auto Basket (82-81) en el Andrés Estrada

Dos tiros libres anotados por Ful Casanova a falta de cuatro décimas dio la victoria al equipo onubense.

Los jugadores del CDB Enrique Benítez celebran el triunfo agónico ante el CD Córdobabasket. / Foto: Captura WiHu TV.
Los jugadores del CDB Enrique Benítez celebran el triunfo agónico ante el CD Córdobabasket. / Foto: Captura WiHu TV.

S. D. Hay partidos que no se juegan, se ganan, como dicen que son las finales. Este que enfrentó al Krypteia Capital Huelva (CDB Enrique Benítez) y al Muser Auto Basket (CD Cordobabasket) no era una final, pero tuvo sensaciones de que sí lo pudo ser. Por eso se decidió en la prórroga (82-81) en favor del equipo de casa, después de tenerlo ganado y perdido casi a partes iguales.

Fue ese enorme partido de baloncesto que tanto gustan a los aficionados -aunque sufran mucho-, pero no tanto a los entrenadores, que a la postre, agotan las anotaciones por lo mucho que deben corregir. Dicho esto, y apelando a aquello que dijeron en su día de que “la vida puede ser maravillosa”, aplicándose a este deporte, oportuno es decir que “el baloncesto puede ser maravilloso”. Lo es.

Y empezando por el final, en este juego qué rápido se pasa de ser héroe a villano. Lo pudo comprobar Randolph, jugador del equipo cordobés, que a falta de cuatro décimas colocó a su equipo dos puntos arriba gracias a un triple enorme, con tiro adicional -que no anotó- pese a la defensa a la que fue sometido. Era un triple ganador, pero no lo fue, porque a renglón seguido hizo una falta innecesaria, y la heroicidad se transformó en villanía… todo lo contrario que Ful Casanova, sujeto paciente de la falta, y activo, muy activo, al anotar los tiros libres que le dieron la victoria a su equipo. Anótese que, antes de esas dos jugadas, el propio Ful Casanova anoto otro triple. Ba-lon-ces-to.




Hasta llegar a ese momento pasaron cosas, como que tras un excelente inicio del CDB Enrique Benítez (parcial de 7-0), un par de errores que concluyeron en canastas fáciles del CD Córdobabasket provocaron un cambio de tendencia, ya reflejado en el marcador al término del primer cuarto (17-18).

No cambió mucho el panorama en los periodos posteriores, en los que el cuadro cordobés, mantuvo rentas mínimas en el electrónico, excepción hecha de un momento puntual en el que se fueron de diez, incendio sofocado por el CDB Enrique Benítez con celeridad.




Así las cosas se llegó al último suspiro con el partido empatado (68-68), pero con cinco segundos por jugarse y balón para los de casa. BJ Gladden -a la postre MVP el partido con 23 puntos y 30 de valoración- lanzó, un poco forzado, y la pelota no entró. Condenados a una prórroga, en la que siguió el equilibrio, la igualdad, terminándose todo con lo antes reseñado: Triple de Randolph, personal de Randolph y dos tiros libres de Ful. Y el triunfo se quedó en casa.

KRYPTEIA CAPITAL HUELVA, 82 (17, 15, 20, 16 y 14): Pablo Martínez (21), BJ Gladden (23), Sebas Domínguez (2), Ful Casanova (15), Juan Toledo (9) -cinco inicial-; José Pizarro (0), Pablo Hitos (2), Julián Horacio López (6), Jesús Hernández (0), Youssouph Kassé (6).

MUSER AUTO BASKET, 81 (18, 19, 19, 12 y 13): Unai Friscia (2), Ángel Vázquez (10), José Manuel Gutiérrez (4), Rafael Blanco (3) Kaison Randolph (32) -cinco inicial-; Ricardo Caballero (8), Arturo López (8), Adolfo Vega (2), Ángel López (12), José Antonio Moreno (2).

Árbitros: Alberto Ternero Martín y Manuel La Rubia Abajo. Sin eliminados.

Incidencias: Partido de la octava jornada en el grupo DB de la Liga EBA disputado en el pabellón Andrés Estrada.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.