Rocío Librero Márquez, una podóloga apasionada por el mundo de las redes sociales que muestra su vida a través de Youtube

A sus 25 años, esta joven natural de Zalamea la Real es muy activa en redes como Istagram y Youtube, atesorando más de 11.000 seguidores que esperan cada domingo su nuevo vídeo. Su gusto por la moda, la belleza y los viajes hace que su contenido sea atractivo y que su profesión no le impida continuar con su papel de influencer.

Rocío Librero es podóloga pero no abandona su papel como influencer.

Cristina Morales. En una actualidad en la que impera el uso de las tecnologías y las redes sociales, han ido proliferando nuevos perfiles profesionales que responden a una nueva demanda. Uno de estos nuevos empleos es el de influencer, un término que a veces se tiene poco en cuenta e incluso se tilda de frívolo, aunque la realidad es que muchas de ellas se ganan la vida con esta profesión. Incluso otras destacan y consiguen una gran fortuna, como es el caso de la italiana Chiara Ferragni, la bloguera más conocida e influyente a nivel mundial, tanto que es la primera que aparece en la lista Forbes, ocupando el puesto número 11. Muchas de ellas terminan adoptando un perfil más de celebrity o famosa.

El caso de Rocío Librero Márquez es diferente aunque sigue la línea de esta nueva tendencia y este cambio en quien posee la influencia del consumidor en su decisión de compra. Estudió técnico superior en nutrición y dietética para, posteriormente, cursar el grado en podología en la localidad extremeña de Plasencia. A pesar de que hace pocos meses que se graduó, ya se dedica profesionalmente al cuidado de los pies de los habitantes de su pueblo. Sin embargo, hay algo que a Rocío siempre le ha llamado la atención y no es otra cosa que las redes sociales. Destaca en Instagram por tener casi 9000 seguidores, aunque le superan los 11.000 suscriptores de Youtube. Hace unos dos años que se dedica a su hobbie de manera más profesional, ya que su alto volumen de seguidores le ha permitido colaborar con diversas marcas a nivel nacional, saliendo del mercado onubense.

Cuenta con casi 9.000 seguidores en Instagram y 11 suscriptores en Youtube.

A pesar de que tiene sus estudios y su profesión, alejada del foco de las redes y la tecnología, esta joven podóloga nunca ha abandonado lo que para ella es su afición, aunque toma carácter de trabajo debido a las horas y al esfuerzo que requiere. Al ser un oficio de muy reciente creación, el trabajo con las redes y el audiovisual está muy poco valorado socialmente. Es común la idea compartida de que cualquiera puede hacerlo y que eso no es un trabajo, sin embargo, cualquier contenido requiere muchas horas, es un proceso que va desde la elección del tema, pasando por los puntos que se van a abordar y por la producción técnica, así como la edición y posproducción. Además no todo el mundo puede desempeñar el papel de influencer, ya que tiene intrínsecas una serie de aptitudes que caracterizan a estos nuevos prescriptores para las marcas comerciales.




En el Caso de Rocío Librero, o como es conocida en su canal de Youtube, ‘Eleeme’ considera que debe tratar a sus seguidores como amigos, a los que les recomienda lo que de verdad le gusta. En una realidad en la que el usuario está muy acostumbrado a la cultura del spam, el influencer precisamente tiene que huir de esta idea y prescribir una determinada marca o producto sin que parezca un anuncio en sí. Esta idea interiorizada en la joven, es lo que hace que sus seguidores la esperen cada domingo para conocer sus nuevas compras, sus productos favoritos o sus experiencias personales. El usuario además necesita conocer diferentes aspectos del personaje público, sigue su lifestyle o estilo de vida. No solo cómo viste, sino los productos que consume, la peluquería a la que va, dónde compra, cómo viaja, en definitiva, su modo de vida.

Publica vídeo cada domingo en su canal ‘Eleeme’.

Para conocer mejor este mundo y, en particular su caso en el mundo de las redes sociales, hablamos con Rocío Librero Márquez.




– ¿Cómo comenzaste a ser tan activa en las redes sociales?
Pues fue todo de manera progresiva. Instagram hace 7-8 años que lo tengo pero no fue hasta hace dos que me puse más en serio, a subir fotos todos los días y haciendo fotos más profesionales, más curradas. Me di cuenta que cuánto más interaccionaba con la gente que seguía, mayor repercusión tenía mi cuenta y más personas me seguían, me comentaban y me daban a me gusta. Ese feedback me encantaba y es lo que me sigue animando a subir contenido diariamente. En Youtube solo llevo 2 añitos y el crecimiento ha sido mucho mayor que en Instagram. En esa plataforma es como mucho más cercano. No es solo una foto y ya, como ocurre con Instagram, hay mucho más. Es más familiar.

– ¿Cómo te iniciaste en tu canal?
Pues gracias al empujón de mi novio y mis compañeras de piso en aquel momento y a la aprobación de mi hermana. Para mí su opinión es muy importante. Yo Siempre he sido consumidora de Youtube, lo utilizaba prácticamente para todo. Para hacer una manualidad, para aprender a rizarme el pelo, para maquillarme y para muchas otras cosas. Y fue hace dos años cuando me empezó a entrar el gusanillo de abrirme un canal, de querer comunicar, de enseñar cosas que me gustaban y me inquietaban. A día de hoy, ahí estoy, con más de 11.000 personas que me acompañan cada domingo. 

Suele compartir sus looks y sus experiencias personales.

– ¿Qué suponen para ti las redes sociales?
El futuro, aunque ya lo está siendo. Es un medio de comunicación muy importante aunque también peligroso a la vez, es un arma de doble filo al que puede acceder cualquier persona de cualquier edad. Ahora todo se centra en las redes sociales, ya no importa tanto la publicidad en anuncios de televisión o de radio, ahora importa más la opinión de personas conocidas en redes sociales. Juegas un papel importante, porque ya tengas muchos o pocos seguidores, estás influenciado de alguna manera a todas aquellas personas que te siguen y como ya digo puede ser un arma de doble filo. 

– ¿Te gustaría dedicarte a ello en exclusiva?
Me gusta mucho mi profesión y esto lo tengo como un hobby. Por ahora compagino las dos cosas y lo llevo bien. Sé que hay millones de personas dedicándose a lo mismo y miles de ellas con mucho más seguidores que yo, por lo que es muy complicado dedicarse únicamente a vivir de esto. Pero si se diera el caso no me importaría en absoluto porque es algo que me gusta desde siempre. 

– ¿Qué son para ti tus seguidores?
Pues los considero mis amigos, puede sonar a tópico pero es así. Hay muchísima gente con la que hablo por Instagram y es como si la conociera de toda la vida. Me alegro de las cosas buenas que le pasan y siento que toda la gente que me sigue, o la gran mayoría también le pasa eso conmigo. Noto ese cariño y por ello los considero como mis amigos, y obviamente gracias a ellos hay marcas que confían en mí para que trabaje con ellas. 

Sus viajes, los sitios que visita o qué hace en su día a día, son objeto de curiosidad para sus seguidores.

– ¿Qué tipo de contenido te gusta hacer?
Pues cualquier contenido con el que me sienta identificada. Me gusta la moda, me gusta viajar y contar experiencias. En definitiva todo aquello que me rodea en mi día a día y por supuesto que me gusta y con el que me sienta cómoda. Nunca haré algo con lo que no esté conforme. 

– ¿Consideras esto un trabajo? ¿Trabajas con marcas?
Por supuesto que es un trabajo. Toda actividad a la que tú le dediques un tiempo y cobres por ella, es un trabajo. Y este es como todos, es crear contenido para las marcas y para seguir creciendo en las diferentes plataformas. No solo es ponerse delante de una cámara y hacer fotos o grabar vídeos. Hay muchas horas detrás de todo eso, como buscar un tema, pensar el contenido que quieres crear, cómo lo quieres enfocar y demás. En el caso de los vídeos, son muchas horas entre pensar el vídeo, grabarlo y editarlo. Detrás de esos 10 o 15 minutos de vídeo hay por lo menos 8 horas de trabajo. De hecho, las personas que se dedican exclusivamente a eso son autónomas y es tan lícito como otro trabajo. Por suerte y gracias a mis seguidores y porque yo me lo trabajo, si que colaboro con diferentes marcas, tanto en Youtube como en Instagram. Y siempre acepto trabajos, como he dicho antes, que me gustan y con los que me siento identificada. En el caso de que no colaborase con ninguna marca seguiría haciendo lo mismo porque me gusta y me entretiene. 

A sus 25 años acaba de finalizar sus estudios en podología en la localidad extremeña de Plasencia.

– ¿En qué te inspiras para crear tu contenido?
En todo lo que me rodea, aunque no lo parezca hay inspiración siempre y hay que saber verla. En cualquier película o serie que veas, en un libro que estás leyendo, andando por la calle, en internet, en tus propias compañeras de hobby, en ti misma, en todo lo que me rodea. 

– ¿Algún referente en este mundo?
No hay nadie que me guste desde siempre, voy cambiando. Todos los días tengo un referente, una persona diferente que me transmite energía y buen rollo. Además pienso que todos deberíamos ser referentes para todos, independientemente del número de seguidores. Referente para mí sería toda aquella persona que lucha por lo que le gusta, que se siente libre haciendo lo que ama y que me transmite energía.

– ¿Cual piensas que es la situación de Huelva en cuanto a redes sociales e influencers?
Sinceramente, muy mal. Exceptuando el centro comercial Holea. que es el único que nos da voz, nos da oportunidades y hace eventos para los que nos dedicamos a esto. Desde mi punto de vista se nos tiene muy poco valorados y poco en cuenta. Por lo general Huelva no explota la oportunidad que tiene de estar al día y darse visibilidad a través de nosotros. Hay que mejorar mucho en este sentido, es muy triste desaprovechar el talento que hay en esta tierra. 

Esta joven, que vive en Zalamea la Real, llega a usuarios de distintas nacionalidades.

– ¿Cuales son tus sueños?
¿Mis sueños? Todos solemos decir lo mismo, pero poder trabajar y vivir de lo que he estudiado, tener mi familia, mi propia clínica, mi casa, seguir manteniendo mi hobby, incluso hacer de él mi trabajo. No sé, para eso soy muy sencilla. Yo lo único que quiero es que todo vaya bien, y que todos los que me rodean sean muy felices y sobre todo se sientan orgullosos de mi. 

– Manda un mensaje a los onubenses.
Me pongo en plan madre y padre, pero a todos los jóvenes, que quieran dedicarse a esto, que lo hagan, pero que estudien. Que aprovechen el tiempo y que lo dediquen a lo que verdaderamente les guste porque es ahí cuando van a ser felices. Que no les importen el qué dirán ya que todo será bueno si se hace con ganas y amor. Que lleven a Huelva siempre por delante, que vivimos en una ciudad preciosa, que poca gente conoce y que somos nosotros, los onubenses, los que tenemos que darla a conocer. 




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.