Maribel García Morales presenta este jueves su libro ‘Un antes y un después’ en Mazagón

El Salón Multifuncional del núcleo costero acoge este jueves, 22 de noviembre, a las 17.30 horas, este acto en el que la autora narra la historia que le animó a escribir la que es su segunda obra. Una experiencia que finaliza con un mensaje de esperanza.

Maribel García Morales.

M. P. D. Tras una experiencia vital de las que marcan para siempre, la onubense Maribel García Morales decidía escribir un libro en el que contar su historia para ayudar a muchas personas que hubieran podido pasar por una situación similar, al tiempo que le servía de terapia para superarlo. Fue así cómo surge ‘Un antes y un después’, editada por la Editorial Punto Rojo, su segunda obra, después que anteriormente publicara otro libro sobre cómo dejar de fumar. 

Según explica la autora, “este libro surge después de que, a raíz de vivir una enfermedad, sentí que había sufrido una negligencia médica, que vino acompañada de maltrato psicológico, falta de respecto e indiferencia. Porque las negligencias pueden ocurrir al haber un error, pero si ignoras a un paciente y nadie le dice nada, llega un momento que se mete en una soledad y una impotencia que no puede ni hablar ni lamentarse, porque si te quejas mucho no te echan cuenta”. Un testimonio que realiza después de haber estado 30 días en el hospital, tras lo que pasó un periodo bastante mal, “tanto que se me pasó el plazo para denunciar, porque he estado diez años muy mal”, asegura. 

Cuenta su historia tras vivir una enfermedad.

Una vez recuperada, Maribel decidía escribir este libro “al menos, para desahogarme, al tiempo que se entera la gente. Porque creo que mi experiencia puede ayudar a otras muchas personas que van a los hospitales y que, aunque hay muy buenos profesionales en la sanidad pública, luego te puedes encontrar a alguno que no lo son tanto. Porque hay de todo, como en todas partes. Y creo que es necesario reivindicar los derechos del paciente”. En este aspecto, para esta onubense, “la labor de los familiares es muy importante. Es la conclusión que he sacado. El enfermo tiene poco que hacer ahí, porque no se encuentra bien cómo para darse cuenta de nada. En mi caso, tenía una anemia tremenda, que no me podía tener en pie. Por eso, los familiares son los que tienen que tomar parte en el asunto”.




Porque tiene claro que “también hay muy buenos profesionales en la sanidad, pero hay un pequeño porcentaje, un 10-15%, que no es igual. Y estamos hablando de un tema muy delicado. No se puede jugar con la salud de las personas. Estamos acostumbrados a hablar de este tema entre amigos o familiares, por eso quería sacar este libro, para que saliera a la luz pública. Y, de hecho, a raíz de mi publicación, hay mucha gente que me esta escribiendo y llamando para contarme casos similares que le han pasado. La gente me está dando mucho ánimo y apoyando en todo”. 

Cartel de la presentación este jueves en Mazagón.

Tras el paso del tiempo es cuando ha sentido la necesidad de contarlo a través de esta obra que, tras presentarse en Huelva y en Moguer, este jueves, 22 de noviembre, llega a Mazagón, donde será presentada en el Salón de Actos del Edificio Multifuncional a las 17.30 horas. Un evento en el que espera sentirse arropada de familiares y amigos. 




Es más, el próximo enero espera poder llevarlo a Sevilla con la finalidad de “que se dé a conocer poco a poco y que la gente empiece a escucharlo. Está claro que la gente se identifica mucho con el dolor del prójimo, tanto que no sólo compran el libro y lo leen, sino que me están mandando mucho apoyo. Así que me queda esa tranquilidad”. Las personas interesadas en adquirir el libro pueden hacerlo también en las plataformas digitales, como Amazon o El Corte Inglés. 

Con todo, para terminar, Maribel se queda un mensaje positivo, porque “este libro me está ayudando mucho psicológicamente para superar todo lo que pasó. Y eso me salva también. He descubierto facetas de mi vida durante todo el tiempo que he estado en la cama. Por eso, para terminar, sólo puedo dar las gracias y lanzar un mensaje de esperanza”. Un mensaje con el que, precisamente, acaba su libro. 




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.