La ampliación de la Reserva de la Biosfera de Marismas del Odiel por la Unesco cumple más de un año

Una de las claves del éxito en la conservación y ampliación de este espacio reside en la concienciación de la sociedad, que forma parte intrínseca de este humedal, mediante un amplio abanico de iniciativas de sensibilización y educación medioambiental se consolidan con el paso del tiempo.

Marismas del Odiel, Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

HBN. Junio de 2017 pasará a la historia como uno de los períodos más importantes del proceso de conservación de las Marismas del Odiel debido, principalmente, a la oficialización de la ampliación de la Reserva Mundial de la Biosfera por parte del Consejo Internacional de Coordinación del Programa MaB (Man and Biosphere) de la UNESCO. En el sentido más estricto, esta ampliación ha otorgado al espacio natural un total de 11.690 hectáreas de territorio protegido, aunque, si atendemos a las consecuencias más directas, en realidad, estamos hablando prácticamente de una triplicación del espacio reconocido como Reserva Mundial de la Biosfera, que ha pasado de 7.185 a 18.875 hectáreas.

El principal objetivo de la ampliación no es otro que dotar a este importante espacio protegido de una zona de transición que incluya áreas marinas y núcleos poblacionales para fomentar el desarrollo sostenible. De este modo, 12.125 hectáreas han quedado insertas dentro de la zona de transición y 6.429 en áreas marinas. Para ello, ha sido necesario  cumplir con las recomendaciones del Consejo Internacional de Coordinación del Programa MaB de la Unesco no sólo desde la perspectiva territorial, sino tambiénmanteniendo los valores ecológicos, sociales y económicos asociados directamente a la rica biodiversidad que alberga el Paraje Natural Marismas del Odiel.

Se vienen desarrollando numerosas actividades de concienciación.

Así pues, este éxito es fruto directo del intenso trabajo en materia de participación, sensibilización medioambiental y proyectos de desarrollo realizado tanto por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio como por los municipios directamente implicados en la causa: Huelva, Gibraleón, Aljaraque y Punta Umbría, lo que además aumenta en 33.749 el número de habitantes adheridos a este espacio natural. 




La ampliación de la Reserva Mundial de la Biosfera Marismas del Odiel constituye, en última instancia, la consecución de una zona natural de tránsito con actividades compatibles con el desarrollo sostenible en los municipios involucrados. Con todo ello, tanto Huelva como Aljaraque, Punta Umbría y Gibraleón asumen desde entonces un fuerte impacto turístico y mediático incentivado con los beneficios públicos del Plan de Desarrollo Rural de Andalucía 2014-2020 que recaen en estas localidades como territorios prioritarios en materia de conservación y recuperación de Marismas del Odiel.

Humedales de gran valor.

Hablamos, de hecho, de uno de los humedales más importantes y en mejor estado de conservación de Europa, gracias a su productividad, dinamismo y excelencia ornitológica, lo que se ha constatado en la última década con la tendencia positiva en invernada y reproducción de avifauna, ratificado con la recuperación y consolidación del águila pescadora como reproductora en la Península Ibérica, lo que se saldó el pasado año 2017 con el nacimiento de 13 nuevos pollos de los 15 existentes en la provincia de Huelva.




Para garantizar el éxito de la ampliación ha sido clave el acuerdo plenario entre las diferentes entidades locales y la participación directa y dinámica de los ayuntamientos implicados, aunque además debemos destacar la consolidación de trabajos técnicos y de participación en los proyectos LIFE en los que Marismas del Odiel toma parte. De ellos debemos considerar como esenciales los proyectos Conhabit, centrado en la conservación de hábitats de las costas de la Red Natura 2000, y Blue Natura, dedicado a la lucha contra el cambio climático a través de mediciones de carbono azul.

Los programas de concienciación, claves en la preservación del espacio.

Una de las claves del éxito en la conservación y ampliación de Marismas del Odiel reside en la concienciación de la sociedad que forma parte intrínseca de este humedal. En este sentido, un amplio abanico de iniciativas de sensibilización y educación medioambiental se consolidan con el paso del tiempo, encontrando ejemplos de gran impacto en el campamento de verano ‘Escuela de Exploradores’ y los proyectos de ‘Mi Marisma, Mi Escuela’ y ‘Naturaleza y Tú’, a los que se unen ‘Marismas del Odiel A Vista de Águila’ y ‘Naturaleza para Todos’, plan que hace partícipe de la riqueza de Marismas del Odiel a los colectivos con diversidad funcional de toda índole. Por otra parte, las visitas al Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA), así como los programas de voluntariado posibilitan del mismo modo la participación y el conocimiento directo de la sociedad respecto al espacio natural del que forman parte.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.