Bmw

La Dehesa de Huelva se extiende hasta el Mercado del Carmen a través de una nueva propuesta Arestoy

El puesto nº 74 se abre para especializarse en carne de caza y de toro, ofreciendo productos de alto perfil ecológico y elevados estándares de calidad.

Diego Capado, junto a Paquita Arestoy y Esteban Medina.

HBN. El Mercado del Carmen tiene desde hoy un nuevo puesto para disfrute de sus usuarios. Y viene con el crédito de un apellido que es de los señeros en la historia del popular mercado central (‘mercado de abastos’) onubense. Asociar la firma Arestoy con el consumo de la carne en Huelva, para tantas generaciones que han apreciado la garantía de una materia prima de calidad y un servicio acorde con la misma, es algo consustancial con la propia idea del Mercado en esta capital.

Clientes y amigos posando delante del puesto.

Por eso Paquita Arestoy se emocionaba al enseñarle por primera vez su hijo, Esteban Medina, las nuevas instalaciones. En la gran foto mural que decora el frontal del puesto aparece ella, más jóven, en las faenas de ese trabajo que fue algo fundamental en su vida, y en la de sus antepasados.

Esteban Medina dirigiéndose a los presentes.

Ser detallista del mercado de Huelva no es una labor cualquiera, comporta muchos sacrificios pero también grandes satisfacciones que provienen de la importancia de esa actividad en la vida cotidiana común, y del contacto con la gente, con la vida real de los ciudadanos. Por eso Esteban, ultimo eslabón hasta ahora de esta célebre saga de carniceros del mercado, manifestaba su extraordinaria ilusión por esta nueva etapa, tras pasar los últimos años en el mercado de San Sebastián.




Mural fotográfico en el frontal del puesto, con foto retrospectiva de Paquita Arestoy.

Lo expresaba ante una nutrida reunión de clientes y amigos que quisieron compartir estos especiales momentos con la familia Arestoy.

Antes de ello, el párroco de la Concepción, Diego Capado, procedió a bendecir el nuevo espacio que, a partir de hoy, será paso obligado para los onubenses que quieran llevar a sus cocinas una carne que satisfaga las mayores exigencias culinarias.




Paquita Arestoy con su hijo Esteban.

Esteban Medina Arestoy explicaba que su puesto aúna tradición e innovación. El peso de su apellido, aparte de su propia convicción personal, le exige seguir llevando el esfuerzo, el sacrificio, el coraje, la alegría como señas de su linaje profesional, comportando el testigo de esa tradición. Además de ello, su propósito es innovar ofreciendo unos productos con la esencia de siempre pero con una diferenciación en términos de gama y calidad que le permita aportar un valor añadido al Mercado del Carmen en particular y al consumo onubense en general. 

A la finalización del acto de inauguración, los invitados departieron en Casa Calviño.

Carne de caza y de lidia, acompañados de delicatessens relacionados con la carnicería, constituyen el eje básico de lo que ofrece este puesto, aunque contando también con un espacio para productos más comunes. La calidad es una máxima para el puesto que se nomina Francisca Arestoy y que regenta su hijo Esteban Medina Arestoy. Enhorabuena.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.