Jefe de la Brigada de Rescate Minero de MATSA: “Aportamos seguridad y tranquilidad”

Santiago Blanco, ingeniero técnico de minas, es voluntario en el cuerpo encargado de afrontar cualquier emergencia en la explotación minera. La estricta política de seguridad de la empresa ha hecho que la brigada haya crecido, tanto en el número de componentes como en la especialización y capacitación de cada uno.

Imagen de simulación durante los entrenamientos de la brigada.

HBN. Santiago Blanco, ingeniero técnico de minas, inició en 2009 una nueva aventura como voluntario en la Brigada de Rescate Minero de MATSA, con el objetivo de solventar cualquier emergencia que se produjera en las instalaciones. La estricta política de seguridad de MATSA, ha propiciado que esta brigada haya crecido durante los últimos años, tanto en el número de componentes como en la especialización y capacitación de cada uno de ellos. Ante esta situación, Santiago asumió el mando de este equipo de personas de las que destaca su compromiso, entrega y dedicación.

– ¿Cuáles son las funciones de la Brigada de Rescate minero de MATSA?
El Reglamento General de Normas Básicas de Seguridad Minera impulsa la existencia de una Brigada de Rescate Minero en minería subterránea, por las necesidades propias en materia de seguridad que tienen estas operaciones. Nuestro objetivo es solventar cualquier situación de emergencia que pudiera darse en las instalaciones de MATSA. Lo más habitual es la búsqueda, localización y rescate de trabajadores en las diferentes situaciones de emergencia que se puedan dar, ya sean incendios, rescates en accidentes de tráfico entre vehículos y maquinaria, intervención en altura, etc.

Santiago Blanco es el jefe de la Brigada de Rescate Minero de MATSA.

– ¿La Brigada de Rescate Minero (BRM) tiene solvencia para atajar de forma integral estas situaciones de emergencia o se requiere también apoyo externo?
Nosotros intentamos solventar por completo cualquier emergencia sin tener que contar con los servicios de emergencia externos, pero sin descartarlos. Principalmente porque la brigada  dispone de los medios técnicos especializados para acometer con éxito estas situaciones, además de tener un amplio conocimiento del interior de la mina.En lo que se refiere a las instalaciones en el exterior, estamos capacitados para realizar una primera intervención hasta la llegada de los bomberos y apoyarlos en lo que nos soliciten.




– ¿Con qué medios técnicos contáis?
Contamos con un equipamiento de intervención muy extenso y adaptado a las necesidades concretas de cada emergencia. Disponemos de medios móviles de extinción de incendios y equipos de respiración autónoma de circuito abiertoy circuito cerrado, siendo este último el que nos da mayor autonomía en interior de mina. También disponemos del equipamiento necesario para trabajo en alturas, desfibriladores y, lo más importante, un equipo humano con la formación necesaria para su correcta utilización.

El objetivo del grupo es solventar cualquier situación de emergencia que pudiera darse en las instalaciones de la mina.

– El objetivo principal es la seguridad, ¿en qué situaciones tenéis que actuar?
Nosotros actuamos en cualquier emergencia que se pueda producir. El área de Seguridad de MATSA tiene establecidos diferentes niveles de emergencia dependiendo de su gravedad. Las de nivel 1 son aquellas que pueden ser solventadas por los trabajadores con sus propios medios. En el caso de que se vean superados, se activaría el nivel 2 que sería en el que nosotros intervendríamos. Por ejemplo, en el caso de incendios graves, excarcelaciones en maquinaria, etc.




– ¿Con cuántos miembros cuenta la brigada en la actualidad?
A día de hoy somos 24 brigadistas. 20 desarrollan su labor en los relevos de mina Aguas Teñidas y mina Magdalena, y 4 están en jornada ordinaria de lunes a viernes. Precisamente, ahora tenemos abierto un nuevo proceso de selección de brigadista porque tenemos intención de aumentar en cinco el número de componentes en los relevos.

Los 24 brigadistas son voluntarios.

– ¿Todos los componentes de la Brigada son voluntarios?
Los 24 brigadistas somos voluntarios, es decir compaginamos el trabajo en la compañía con las funciones propias de la brigada. La única excepción es mi caso, puesto que en su momento se decidió que yo me dedicara exclusivamente a la brigada. Esto se debe a que cada vez la brigada está creciendo más, por lo que la gestión se hace más complicada y eranecesaria una mayor dedicación.

El hecho de que sea voluntario es fundamental, puesto que esto permite que todos los miembros formen parte de la brigada  librementey eso repercute positivamente a la hora de formarse, crecer y construir un equipo sólido.

– ¿Es fuerte el compromiso de los miembros con la brigada?
El compromiso está claro desde que manifiestan su intención de formar parte de la brigada y son responsables hasta el punto de tomar hábitos saludables, ponerse en forma y hacer cambios en su estilo de vida.

Intenta solventar cualquier emergencia sin tener que contar con los servicios de emergencia externos.

– ¿Se necesita algún requisito especial para participar en la Brigada?
No existen requisitos, solamente el hecho de que se ingrese en la brigada de forma completamente voluntaria. Sin embargo, aunque no esté definido como tal, antes de entrar en la brigada siempre se les informa de que pueden enfrentarse a situaciones extremas, que no todo el mundo está preparado para afrontar. Además, previamente al ingreso realizamos un reconocimiento médico con un test de esfuerzo que sí es imprescindible superar.

– El trabajo en equipo es fundamental, ¿qué tipo de entrenamientos realizáis?
Según la materia que vayamos a abordar, los entrenamientos varían tanto en la metodología como en la duración de los mismos. Realizamos entrenamientos para la extinción de incendios, para la excarcelación de personas en maquinaria y vehículos, para la búsqueda y rescate de trabajadores en zonas sin visibilidad, etc. Para ello, llevamos a cabo todo tipo de simulaciones en el terreno.

Los entrenamientos más duros son los que realizamos en el interior de la mina en zonas sin visibilidad en las que puedehaber agentes químicos, puesto que para ello necesitamos usar los equipos de respiración autónoma que son bastante pesados y se usan enunas situaciones muy extremas. Este tipo de entrenamientos son más extensos que los que se realizan en circuito abierto, llegando a durar incluso unas tres o cuatro horas.

Lo fundamental en todos los entrenamientos es el trabajo en equipo, ya que los brigadistas debemos apoyarnos unos en otros, tanto para realizar el relevo ante un esfuerzo importante como para dividir el esfuerzo. Por ello, insistimos mucho en la coordinación entre todos los miembros, la solidaridad y la necesidad de definir objetivos comunes ante cualquier situación de emergencia.

Se apoyan mucho en la Brigada Central de Salvamento Minero que está situada en Asturias.

– Además del entrenamiento dentro de la compañía también recibís formación externa, ¿en qué consiste?
Nos apoyamos mucho en la Brigada Central de Salvamento Minero que está situada en Asturias y realizamos muchas formaciones con ellos. Estas formaciones son de alto nivel, puesto que aparte de la parte teórica, disponen de una zona de entrenamiento en las que se puede simular una emergencia real casi al 100%. Trabajamos con mucha carga de fuego ya sea sólido o fuego líquido y otros muchos elementos de intervención. Estos entrenamientos son muy positivos porque, al superar estos ejercicios de alto rendimiento, los brigadistas salen muy fortalecidos, además de lo que aporta para la moral, la actitud y la capacitación.

Por otra parte, hemos recibido mucho apoyo por parte del Consorcio de Bomberos de Huelva, con los que hemos recibido formación muy útil en materia de extinción de incendios y excarcelaciones.

Trabajan con mucha carga de fuego ya sea sólido o fuego líquido y otros muchos elementos de intervención.

– ¿Existen otras brigadas de este tipo en España? ¿La forma de trabajar en ellas es similar?
Existen otras brigadas en España, de hecho, hace unos años se generó el Grupo Técnico de Brigadas de Salvamento Minero a nivel nacional, del cual soy integrante. Surgió a solicitud del Gobierno de España con el objetivo de conocer el número de brigadas que existe, abordar su situación y poder crecer. Esto nos ha permitido conocer otras brigadas y su funcionamiento. En cada caso, la forma de trabajar es diferente, puesto que depende de las características propias de cada yacimiento, por lo que los medios y los entrenamientos se adaptan en cada caso a las necesidades concretas.

De hecho, en España la forma de trabajo no está predeterminada y no existe un protocolo explícito. Uno de los objetivos del grupo técnico es la creación de manuales, fichas técnicas, recopilación de experiencias, etc. que recojan todo lorelacionado con la forma de trabajar de las brigadas.

La brigada aporta seguridad y tranquilidad de saber que hay personas preparadas y con capacidad para afrontar cualquier emergencia.

– ¿Qué valores aporta la Brigada a la compañía?
Por encima de todo aporta seguridad y la tranquilidad de saber que hay personas preparadas y con capacidad para afrontar cualquier emergencia. Además, aporta un sentimiento de responsabilidad y es una referencia en materia de cooperación, colaboración entre compañeros y trabajo en equipo.

– ¿A nivel personal qué aporta formar parte de la Brigada?
En mi caso nunca me había planteado llegar a formar parte de una Brigada de Rescate Minero y menos aún ser el jefe de la misma. Sin embargo, cuando se puso en marcha, entendí desde el principio, que era una oportunidad única para hacer algo por los demás. El hecho de liderar este equipo de voluntarios me enorgullece mucho y, sobre todo, ver su compromiso y como en cualquier emergencia se ofrecen para colaborar. Sobre todo, estoy muy satisfecho con la entrega, la solvencia y la capacidad de cada uno de los brigadistas para resolver situaciones extremas.

Santiago Blanco es ingeniero técnico de minas.

– ¿Incentiva la empresa el desarrollo y crecimiento de la Brigada?
Desde el principio, MATSA ha tenido una política clara en materia de seguridad, por lo que siempre se han invertido muchos recursos y nos han dado la oportunidad  de formarnos con entrenamientos de alto nivel, de disponer del tiempo necesario para realizar estas formaciones y ha puesto a nuestra disposición todos los medios técnicos y las instalaciones que hemos necesitado. Además, en el último periodo la compañía ha decido gratificar económicamente de forma simbólica a los trabajadores que voluntariamente forman parte de la brigada.

– ¿Cómo valoras los estándares y niveles de seguridad en MATSA?
MATSA cuenta con una línea muy bien definida en seguridad, contando con una política muy marcada y muy visible, siempre con el objetivo de reducir a cero los accidentes e incidentes que se puedan producir en la operación. La valoración, por tanto, es completamente positiva, puesto que contamos con unos estándares de seguridad muy altos.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.