Bmw

Abierto el plazo de inscripción para participar en la XII Travesía Marismas del Odiel del 24 de noviembre

La carrera cerrará el Circuito Provincial de Gran Fondo y este año está dedicada al promocionar el patrimonio cultural de la Reserva de la Biosfera.

Imagen de una prueba anterior de la Travesía Marismas del Odiel.
Imagen de una prueba anterior de la Travesía Marismas del Odiel.

S. D. La Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y la Delegación Onubense de Atletismo han abierto el plazo de inscripción para participar en la XII Travesía Marismas del Odiel, que se disputará el próximo sábado 24 de noviembre a partir de las 12:00 horas para poner el punto final al Circuito de Gran Fondo de la Diputación Provincial de Huelva.

Los interesados pueden reservar su dorsal en la página web https://www.rockthesport.com/es/evento/xii-travesia-marismas-del-odiel al precio de 8 euros. El cupo máximo de atletas es de 550, una cifra condicionada por parte del itinerario, incluido en espacio protegido. La Travesía Marismas del Odiel 2018 se desarrollará por su itinerario habitual con salida y llegada al centro de recepción de la Reserva de la Biosfera ‘Anastasio Senra’ de la Calatilla. El recurrido, de 16,1 kilómetros, discurrirá exclusivamente por el Paraje Natural, una de las singularidades de la prueba.

La organización proporciona el servicio gratuito de consigna, un obsequio a los corredores y una comida de convivencia al finalizar la carrera, una tradición que atraen a cientos de atletas de la provincia, del resto de Andalucía y de Portugal. Además, la Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ofrece a los más pequeños una ludoteca con talleres y juegos con la temática principal que vertebra la edición de este año, el patrimonio cultural de la Reserva de la Biosfera.




La organización quiere destacar las huellas históricas, etnográficas e industriales que contiene el Paraje Natural y su entorno a través de espacios como la Isla Saltés o los restos mineros. Se tiene constancia de que el hombre y la naturaleza han estado en contacto en este enclave desde hace 5.000 años.







Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.