Beas rinde homenaje a sus vecinos más destacados

El 18 de octubre, con motivo de la celebración del Día del Municipio de Beas, se reconoce la labor que realizan algunos de los beasinos, poniendo en valor el nombre de la localidad desde distintos ámbitos de la sociedad.

Beas homenajea a sus vecinos por poner en valor el nombre del municipio.

Redacción. Nuevamente, y por segundo año consecutivo, el Ayuntamiento de Beas ha rendido homenaje a sus mejores vecinos y vecinas con la entrega de Honores y Distinciones que tuvo lugar el pasado jueves, 18 de octubre, cuando se celebraba el Día del Municipio de Beas. Con esta celebración el Ayuntamiento de Beas quiere rendir homenaje a las personas e instituciones que durante años han trabajado para poner en valor el nombre de Beas, desde distintos ámbitos de la sociedad.

El 18 de octubre ha sido institucionalizado como día del municipio beasinos en recuerdo de lo acontecido en 1812, cuando por vez primera los vecinos de Beas dejaron de ser súbditos de un rey o de un señor, para ser ciudadanos capaces de elegir a sus representantes municipales, entre ellos a su primer alcalde. Y coincidiendo con esta celebración tuvo lugar este acto de reconocimiento celebrado en el salón de actos de la Residencia de Mayores Virgen de los Clarines. Al mismo, además de la corporación municipal en pleno, acudieron distintas representaciones institucionales, como Francisco José Romero, Delegados del Gobierno; María Dolores Herrera, Delegada de Fomento y Vivienda; Cristóbal Romero, en representación de la Diputación Provincial; y los alcaldes de Valverde del Camino, Manuel Cayuela, y Niebla, Laura Pichardo.

Foto de familia de todos los homenajeados junto al Alcalde de Beas.

Los honores y las distinciones que el Ayuntamiento de Beas ha otorgado en este año han sido los siguientes: Título de Hijo Predilecto y Medalla de Honor del Municipio de Beas para el vecino Francisco Mateo Sayago Ramírez, Director Artístico del Belén Viviente de Beas y persona que ha favorecido activamente el desarrollo de otros muchos eventos en el pueblo de Beas mediante su trabajo con las entidades ciudadanas del municipio, sin faltar su estrecha colaboración con el Ayuntamiento de Beas para el desarrollo de programas culturales.




Medallas del Municipio de Beas para la vecina Matilde Becerril Pérez, Mesón El Olivo, Hermandad de la Amargura y el Colegio Juan Ramón Jiménez. El CEIP Juan Ramón Jiménez la ha recibido tras cumplir su más de medio siglo de vida y para reconocer a la comunidad educativa beasina su amplia implicación en la sociedad local. La Hermandad de la Amargura por cumplir en este año su centenario fundacional y celebrar el septuagésimo quinto aniversario de la talla de su titular, el Señor de Clarines. El Mesón El Olivo por celebrar sus primeros cincuenta años de historia y ser un referente de la gastronomía local. Y Matilde Becerril, la recibe a sus ochenta y ocho años de vida, y ser la mujer empresaria que más tiempo en activo ha tenido en la vida de Beas, creando uno de los mejores productos de la panadería local.

Además en el acto se otorgó nombre a varios espacios públicos del municipio, la Avenida del Condado de Niebla, en recuerdo de la conmemoración del 650 aniversario de la creación de la entidad señorial, recogiendo un recuerdo de esta rotulación la alcaldesa de la ciudad de Niebla, Laura Pichardo; también recibió un reconocimiento con la dedicación de su nombre a una calle del pueblo el Párroco Teodoro Bernal Serradilla por la amplia labor pastoral, cultural y social que realizó en el pueblo entre los años 1992 y 2002; finalmente, al Alcalde Francisco Javier Domínguez Romero, el que más tiempo ha permanecido al frente del consistorio en estos últimos 40 años de vida democrática, se le ha dedicado la rotulación del pabellón municipal de deportes con su nombre.




Tal y como expresó en el acto el Alcalde, Diego Lorenzo Becerril Pérez, este acto se realiza para que la sociedad beasina devuelva a estas personas e instituciones “toda nuestra gratitud por la dedicación que han dado a nuestro municipio, a sus pueblos, y al conjunto de vecinos y de vecinas que vivimos en ellos”. De igual modo expresó que con esta celebración todos los vecinos ganan “porque todos aprendemos de los homenajeados y de sus trayectorias de vida, y con ese aprendizaje, logramos las herramientas necesarias para construir un municipio y unos pueblos mucho más solidarios y participativos”.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.