Susana Díaz visita el complejo solidario ‘El Cristo Roto’ en Gibraleón

La presidenta de la Junta de Andalucía, viajó hasta la localidad onubense donde estuvo acompañada por el padre Diego Suárez Mora, de Obras Cristianas y Lourdes Martín, alcaldesa olontense.

Susana Díaz visita la sede de Obras Cristianas en Gibraleón.

Redacción. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, visitaba en la mañana de este miércoles 17 de octubre, el complejo de El Cristo Roto, perteneciente a la Asociación de Obras Cristianas de Gibraleón. Acompañada del padre Diego Suárez Mora, presidente de Obras Cristianas, y de la alcaldesa olontense, Lourdes Martín, la visita de la presidenta andaluza sumó en las instalaciones de El Cristo Roto la presencia de numerosos delegados territoriales, caso de Gobierno, Igualdad y Bienestar Social, Empleo y Agricultura, así como del presidente de la Diputación onubense con algunos de sus diputados provinciales, encontrándose también presente el portavoz del Grupo Socialista en el Parlamento autonómico, Mario Jiménez.

Tras el primer saludo entre Susana Díaz y el padre Diego Suárez éste le presentó a los miembros de la Junta Directiva de la Asociación de Obras Cristinas, para a continuación pasar a firmar en el Libro de Honor de la entidad y serle presentados los directores de los diferentes centros de atención a discapacitados, ancianos y niños que la asociación tiene en Gibraleón y Beas.

A continuación, la presidenta andaluza, acompañada en todo momento por el padre Diego y la alcaldesa, Lourdes Martín, pasó a hacer un recorrido por las instalaciones de El Cristo Roto, visitando en primer lugar la Residencia de Adultos, donde saludó cariñosamente a los residentes, para después conocer de primera mano los distintos talleres que conforman el Centro Ocupacional, visitando también La Casita del Niño Jesús, centro en el que Obras Cristianas atiende a menores con capacidades diferentes en situación de desamparo.




Supone la primera visita de un presidente de la Junta de Andalucía a esta institución.

Llegado el turno de los discursos y tras las palabras de bienvenida del gerente de la Asociación, Luis Carlos Saenz de la Torre, hizo uso de la palabra el padre Diego Suárez Mora, quien dijo que “nunca había venido a visitar Obras Cristianas ningún presidente andaluz, ni se habían interesado en conocernos”, desvelando que “la gran alegría de que hoy esté aquí Susana Díaz la tiene Rafael López, el delegado territorial de Igualdad y Bienestar Social”, porque en cierta ocasión “le dije a Rafael todo lo positivo que pensaba de nuestra presidenta y él me dijo que se lo dijera a ella personalmente a través de una carta; y así lo hice”, remarcó el sacerdote, no siendo “mi enorme sorpresa que la presidenta me llamó a los pocos días diciéndome que quería venir a conocer Obras Cristianas”. El padre Diego agradeció a Susana Díaz que “haya venido a conocer a nuestros niños, que son cristos desestructurados”, a los que la Junta “lleva cuarenta años ayudando”, destacando de ella que es “una gran persona y una gran política” a la que “quiero y admiro”.

Después le llegó el turno a la alcaldesa de Gibraleón, Lourdes Martín, quien manifestó su alegría por la presencia de Susana Díaz “en nuestro pueblo”, añadiendo que la presidenta está siempre presente en Gibraleón, porque gracias a la ayuda del Gobierno andaluz estamos arreglando los caminos rurales y levantando un nuevo centro de salud que será referente en toda la provincia”. Cerró su intervención subrayando “la enorme labor de todos los trabajadores de Obras Cristianas, que no escatiman esfuerzo y cariño atendiendo a estos niños”.




Cerró el acto la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz Pacheco, quien comenzó dando las gracias al padre Diego por sus palabras y comentando que, “efectivamente, recibí su mensaje en unos días complicados, cuando, como yo digo, el mar sacó las escrituras de lo que es suyo, provocando graves daños en el litoral andaluz”, agradeciendo al presidente de Obras Cristianas “su aliento y cariño en esos momentos”.

Calificó de “regalo esta visita a El Cristo Roto”, subrayando que “existe un cierto paralelismo entre el padre Diego y yo”, y explicando que “yo tengo la responsabilidad de cuidar de ocho millones de andaluces, pero sobre todo de los más necesitados y dependientes”. Recordó que “hace cuarenta años estos niños eran un estorbo, un problema para sus familias, pero ahí estuvimos Obras Cristianas y la Junta de Andalucía, para hacernos cargos de ellos y dignificarlos”. Finalmente quiso dejar constancia de que “la crisis ha sido muy dura con todos, pero desde el Gobierno andaluz hemos intentado y hemos conseguido blindar la ayuda a los dependientes, de manera que ha quedado definitivamente  integrada como un hecho más dentro de la normalidad de actuación política y social de la Junta de Andalucía”.

La entrega de un obsequio de recuerdo por parte del padre Diego Suárez a  Susana Díaz puso el broche final a la primera visita de un presidente de la Junta de Andalucía a la Asociación de Obras Cristianas de Gibraleón.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.