Bmw

El San Roque prolonga su buena racha combinando alegría y sufrimiento en el triunfo (4-3) ante el Coria

Los aurinegros, con goles de Keita, Higor Rocha, Pedro Mérida y Javi Ordóñez, éste de penalti, acabaron pidiendo la hora pese a jugar con dos hombres más.

Importante triunfo del San Roque ante el Coria, que le acerca a los puestos de promoción. / Foto: @SanRoqueLepe.
Importante triunfo del San Roque ante el Coria, que le acerca a los puestos de promoción. / Foto: @SanRoqueLepe.

C. Botello / Lepe. Victoria del San Roque de Lepe. Por 4-3 ante el Coria. Tres puntos más en el zurrón. Que unidos a los que consiguió el domingo pasado en Lucena colocan al cuadro aurinegro un poquito más cerca de las posiciones de promoción de ascenso… en espera de lo que pueda ocurrir en la jornada del domingo una vez que el calendario ha tomado la velocidad de crucero.

Colocando por delante lo que más importa, el triunfo, no se puede ocultar que el San Roque pareció empeñado en complicarse la vida ante un Coria que jugó el último cuarto de hora con dos jugadores menos, y que en esas circunstancias fue capaz, incluso, de hacer dos goles, provocando que alegría y sufrimiento se alternaran en un Ciudad de Lepe que pidió la hora. Aunque todo tuviera final feliz.

El fútbol depara situaciones que no se pueden analizar. Se vio en el primer tiempo, en el que los dos equipos anotaron… cuando más cerca estaba el gol del rival. Los leperos, jugando con tres centrales, tardaron en carburar, y vieron como antes del minuto 10, el Coria de Alejandro Ceballos creó dos claras ocasiones. Una de Palacios y otra de Chapi.

Aún con el miedo en el cuerpo los locales, estos acertaron con el portal de Isco. Fue Keita al culminar una buena acción de ataque de los leperos, con pase final de Sergio Martínez. Las ocasiones, entonces, se vivieron en el portal de Isco, con un remate del propio Keita que rozó el palo, y otro de Pedro Mérida, al que respondió de manera excelente el meta coriano.

Y como pasó antes, el gol llegó del lado que peor lo estaba pasando. Penalti por derribo de Keita sobre un jugador del Coria, que Jony se encargó de transformar.




De ahí al final los dos equipos echaron el freno. Se centraron en minimizar los riesgos, en no permitir nada al contrario, y el resultado fue que ya no hubo que contabilizar ninguna jugada más de peligro antes del descanso.

La segunda parte comenzó como lo hizo la primera, es decir llegando el Coria. Que tuvo el 1-2 en una jugada que culminó Redondo, pero cuyo centro fue palo a palo sin que nadie pudiera ni despejar ni rematar.

Y de la misma forma que en el primer periodo, la primera vez que pisó el área el San Roque acabó en gol. Fue Ekedo el que dio un buen balón a Higor Rocha, y éste lo convirtió en el gol sanroquista.

Casi a renglón seguido llegó la primera expulsión en el Coria. Palacios vio la segunda amarilla y al San Roque le quedó un partido muy favorable.

Sergio Martínez pudo hacer el tercero, pero su remate se marchó alejado del poste coriano. Aunque tampoco tuvo que esperar mucho el San Roque para lograr el 3-1 y sentenciar -se suponía- el choque. Keita metió un gran balón a la espalda de la defensa coriana y Pedro Mérida hizo el resto. Por si fuera poco, unos minutos más tarde llegó la segunda expulsión en el cuadro sevillano, ésta por roja directa, a Samu.

Puede ser que con el 3-1 y con dos jugadores más el San Roque lo viera ganado. Y eso entraña sus peligros. Permitió demasiadas alegrías en ataque al Coria, y el partido se convirtió en una locura. Primero con el segundo tanto de penalti del Coria, ahora anotado Espada (3-2), con seis minutos más alargue por delante; que se vio contrarrestado con el cuarto de los de casa, obra de Javi Ordóñez también de penalti (4-2).

Un partido que debía estar finiquitado aún tuvo vida. Máxime cuando en otro error de la defensa del San Roque, Espada hizo el 4-3, apretó el marcador, metió el miedo en el cuerpo a los de casa, que sufrieron de lo lindo en el tiempo añadido, con un Coria en busca del milagro.

No llegó, aunque disfrutó de una falta al borde del área; como tampoco el 5-3 en una acción clara de Javi Ordóñez. El marcador no se movió, y el aficionado local pudo respirar y disfrutar de una victoria importante.

SAN ROQUE: Nico Monclova; Cerpa, Sumy, Siles; Higor Rocha (Javi Ordóñez, 79′), Nico Gaitán, Ekedo, Sergi Martínez (Fran Lepe, 72′); Camacho (Moha, 65′); Pedro Mérida, Keita.

CORIA: Isco; Mario, Jony, Álex Serrano, Redondo; Samu; Palacios, Pavón, Chapi (Iván, 65′), Migue (Pedro, 79′); Gonzalo (Espada, 60′).

Árbitro: Antonio José Roldán Gómez (colegio de Cádiz). Expulsó con roja directa a Samu (75′), y por doble amonestación a Palacios (28′ y 57′), ambos del Coria. Mostró la catulina amarilla a Siles, Keita, Cerpa, Higor Rocha y Pedro Mérida, por el equipo de casa; y a Álex Serrano y Espada, por el cuadro visitante.

Goles: 1-0 (11′) Keita. 1-1 (24′) Jony, de penalti. 2-1 (54′) Higor Rocha. 3-1 (69′) Pedro Mérida. 3-2 (84′) Espada, de penalti. 4-2 (87′) Javi Ordóñez, de penalti. 4-3 (90′) Espada.

Incidencias: Partido correspondiente a la 8ª jornada en el grupo X de Tercera División jugado en el Ciudad de Lepe. Cerca de 700 aficionados en las gradas. Hubo minuto de silencio en memoria de las víctimas de las inundaciones ocurridas en Mallorca.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.