Bmw

Triunfo mínimo de un San Roque que pasó de poder golear a temer por el empate del Guadalcacín (1-0)

Un gol de Moha a los 35 minutos de partido dio los tres puntos al cuadro aurinegro que tuvo ocasiones claras para ampliar su renta.

Moha fue el autor que, a la postre, dio el triunfo al San Roque.
Moha fue el autor que, a la postre, dio el triunfo al San Roque.

C. Botello / Lepe. Dicen que en el fútbol quien perdona lo acaba pagando. Este domingo el aficionado lepero sólo tuvo que ‘pagar’ con un sufrimiento innecesario al final, las ocasiones malogradas por su equipo a lo largo del partido que le enfrentó al Guadalcacín, y que concluyó con la victoria mínima de los aurinegros (1-0) gracias a un gol de Moha a los 35 minutos.

A priori era un partido desigual. Porque el San Roque, sobre el papel, es muy superior, con el añadido de que el Guadalcacín llegó al Ciudad de Lepe muy mermado de efectivos. Todo lo que no fuera un triunfo cómodo del San Roque se antojaba como una sorpresa.

Y la realidad es que, de la misma forma que el cuadro de casa pudo obtener una victoria más holgada -ocasiones tuvo para ello-, a poco que la fortuna se hubiese aliado algo con su oponente, a lo peor la historia y desenlace de esta crónica hubiera sido diferente.




Vaya por delante que en los primeros compases nada de la inquietud final se pudo sospechar. El San Roque entró bien al partido, dominando a su oponente, controlando el juego y aunque no creó excesivo peligro, la sensación que dio es que a poco que apretara el partido iba a ser suyo. Y con comodidad.

Así las cosas, conforme pasaron los minutos el dominio del San Roque ya empezó a tener consecuencias en el área rival. Pedro Mérida, tras rematar un buen centro de Fran Lepe; Pablo Ganet, con un centro que nadie pudo rematar; y Nico Gaitán, con un gran lanzamiento, acariciaron el primer gol. En la primera y la tercera de esas ocasiones mencionadas, el meta Lebrón fue el artífice de que no llegara ese tanto.




Pero era cuestión de tiempo. A falta de diez minutos para el intervalo, el cuadro sanroquista elaboró una sensacional jugada, con inicio en Pablo Ganet, continuidad de Pedro Mérida, y remate perfecto de Moha: 1-0.

Marcador que, incluso, pudo ser ampliado antes del descanso, pero la acción entre Pedro Mérida e Higo Rocha, rematada por el brasileño, la abortó Lebrón.

La segunda parte, al menos en su arranque, fue un calco de la primera. Es decir nuevas ocasiones para el equipo de Álex Hornillo. Higor Rocha, que se topó otra vez con Lebrón; Ekedo, que disparó cerca del palo; y Pedro Mérida, cuyo cabezazo lamió el larguero, bien pudieron dar ‘matarile’ al partido. No fue así y por eso se sufrió.

Bastó un error -de Cerpa más concretamente- para que el Guadalcacín creara su primera ocasión de gol. Ekedo la evitó. Pero esa jugada fue la espoleta que dinamitó el desarrolló del choque. El San Roque perdió el control, y el ‘Guada’ creyó en el empate. Que pudo venir con un remate de Piñero desde el borde del área, que se fue muy cerca, pero que muy cerca, de la meta de Nico Monclova.

Aunque con los cambios el San Roque se asentó un poco más, de ahí que al menos en los compases finales la afición local no sufriera en exceso, incluso de nuevo estuvo a punto de marcar un nuevo tanto, pero Pedro Mérida, otra vez, no pudo superar al acertado Lebrón.

SAN ROQUE: Nico Monclova; Fran Lepe, Cerpa, Siles, Sergi Martínez; Nico Gaitán (Ekedo, 60′), Camacho, Pablo Ganet; Moha (Manu Fidalgo, 74′), Pedro Mérida, Higor Rocha (Keita, 60′).

GUADALCACÍN: Lebrón; Gómez, Pulido, Ayala, Chato; Luis Castillo (López, 82′), Parada; David Piñero, Juanjo, Chiqui (Benítez, 72′); Santi (Fran Jiménez, 15’).

Árbitro: José Manuel Viñolo Payán (colegio de Sevilla).

Gol: 1-0 (35′) Moha.

Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada en el grupo X de la Tercera División jugado en el Ciudad de Lepe. Unos 700 espectadores en las gradas.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.