Galaroza celebra un año más su tradicional fiesta acuática, ‘Los Jarritos’

En esta edición se conmemoran los más de cien años de arraigo de esta cultura festiva relacionada con la riqueza de aguas de la localidad. La cita comenzará el próximo jueves 6 de septiembre en la localidad serrana.

La fiesta de Los Jarritos conmemora la riqueza de agua de la localidad serrana de Galaroza.

Redacción. Aunque las fiestas relacionadas con el agua han proliferado en los últimos años por toda España, hay una en la comarca de la Sierra que puede presumir de ser la más auténtica. El calor ha provocado una fiebre de celebraciones acuáticas, pero la celebración de Los Jarritos es distinta a todas ellas.

La gran mojada de Galaroza, que se desarrollará el día 6 de septiembre, es más que centenaria y atesora matices culturales, medioambientales y festivos. Todo ello la cualifica en el calendario español con más arraigo y tradición que cualquier otra.

Los Jarritos refleja la riqueza de aguas de este pueblo y resulta un homenaje de sus habitantes a todo cuanto el agua les ha dado. Conmemora el paso de los alfareros extremeños por Galaroza, el día 6, camino de la romería de La Peña de Arias Montano, que se celebra dos días después. En ese momento en que los de Salvatierra de los Barros pasaban por el pueblo serrano, los vecinos aprovechaban para aprovisionarse de cacharros que iban a probar a la Fuente de Doce Caños, comenzando la fiesta entre bromas y situaciones de complicidad.




Para los cachoneros, se trata de algo identitario. Es, al margen del día de la Virgen del Carmen, la fecha más señalada en el calendario, esperándose por muchos como la noche de Reyes, como un momento en el que disfrutar junto a amigos y familiares.

La forma de mojar, los utensilios, las reuniones, los preámbulos, el disfrute posterior y la ebullición festiva lo impregna todo durante mucho tiempo. Los cachoneros se mojaban antes con piporros o búcaros de barro, mientras que ahora lo hacen con toda herramienta útil, sobre todo con cubos. Participan gentes de todas las edades y extractos sociales, sobre todo los jóvenes, que desde antes de las nueve de la mañana ya están preparándose para mojar a todo el que ronde por la plaza de Los Álamos, en los aledaños de la Fuente de Doce Caños o Fuente del Carmen.




Las hermandades de la Reina de los Ángeles y del Talenque pondrán el esfuerzo anual para que todos lo pasen aún mejor, con sus platos habituales, sobre todo las migas con sardinas. Y, en definitiva, el pueblo entero participa de uno de sus días grandes. Además, son cientos los visitantes de localidades vecinas y de otras latitudes, que se integran con facilidad en la fiesta y se hacen amigos para siempre de los cachoneros. Es la fiesta del Agua, la fiesta de la integración y de la ecología, que sólo puede darse en Galaroza, gracias a los más de cuarenta fuentes y manantiales que existen en su término municipal.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.