El Hospital Juan Ramón Jiménez realiza un simulacro de atención a víctimas de una catástrofe tecnológica

Un accidente de origen nuclear, biológico, químico o radiológico requiere una exhaustiva descontaminación de las personas previa a la asistencia sanitaria.

Imagen del simulacro.
Imagen del simulacro.

Redacción. El Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva ha realizado hoy una simulación de atención a las víctimas procedentes de una potencial catástrofe de riesgo tecnológico, es decir, un accidente de origen nuclear, biológico, químico o radiológico (NBQR), en el marco de una jornada práctica de adiestramiento a los profesionales del centro sanitario de diversas categorías, fundamentalmente, médicos, personal de enfermería, celadores, de mantenimiento y de seguridad, que se verían implicadas en su caso.

Asimismo, se ha mostrado el funcionamiento de las instalaciones y el modo de equiparse a los operativos de emergencias sanitarias, bomberos, agentes y mandos de Policía Local y Policía Portuaria, así como a personal voluntario de Protección Civil y el alumnado del IES Fuentepiña de la capital, que cursa el módulo de grado superior en Prevención de Riesgos Laborales.

Estos simulacros garantizan la seguridad para las personas que han tenido un accidente y suponen también una garantía para el resto de pacientes y profesionales de que los afectados que entran en las instalaciones hospitalarias han sido previamente descontaminados. Se trata, por ello, de la sexta práctica de este tipo que organiza el Hospital Juan Ramón Jiménez con la finalidad de reciclar cada vez a un mayor número de profesionales y que los formados previamente adquieran una mayor experiencia.

Durante el desarrollo de la misma, se ha desplegado la Unidad de Descontaminación NBQR del Hospital Juan Ramón Jiménez en las inmediaciones del servicio de Urgencias, con la finalidad de simular durante toda la mañana la atención a los afectados, llegando a participar un centenar de personas con la finalidad de conocer la forma de gestionar una exhaustiva descontaminación y una eficaz coordinación ante un potencial evento de estas características.

simulacro catastrofe tecnologica hospital juan ramon jimenezEn este tipo de incidentes resulta fundamental que previamente a la asistencia sanitaria que pudieran precisar, las víctimas sean aisladas y permanezcan en una determinada área para proceder a su descontaminación. De ahí que se utilice un dispositivo y un material específico para equipar a los profesionales que los atienden. Con ello se evita que, ante una hipotética situación real, la contaminación se propague por el interior de las instalaciones hospitalarias y provoque la paralización de diferentes actividades sanitarias.




La actividad, organizada por las Unidades de Prevención de Riesgos Laborales y de Urgencias del Hospital Juan Ramón Jiménez, ha consistido en el despliegue y montaje de la Unidad de Descontaminación NBQR con tomas de electricidad, agua y climatización. Una vez verificado su correcto funcionamiento, los profesionales han sido adiestrados sobre la utilización de los distintos equipos de protección y descontaminación, simulando distintas situaciones en las que víctimas de accidente NBQR han sido tratadas en el proceso de descontaminación. La pericia en el montaje del módulo y en la utilización de los equipos resulta fundamental para garantizar una rápida respuesta en una situación real.

Los profesionales y los dispositivos de Emergencia que han acudido a la práctica, han conocido los distintos equipos de protección personal que se usan para evitar contaminación cruzada entre las victimas y los trabajadores, abordándose también el método de triaje y el posterior traslado al edificio hospitalario una vez conseguida la descontaminación. El módulo dispone también de un dispositivo especial para la recogida de residuos contaminados con objeto de no interferir en la contaminación del entorno.

simulacro catastrofe tecnologica hospital juan ramon jimenezLos dispositivos de descontaminación cuentan con capacidad para descontaminar a un ritmo de más de 100 personas a la hora, en el supuesto de personas sin restricción de movimiento y de 10 a 12 personas a la hora para personas con lesiones que limiten su movilidad, siendo ambos circuitos independientes y compatibles en el tiempo. Estas unidades están destinadas tanto a las personas expuestas a contaminantes como a aquéllas que precisan descontaminación al mismo tiempo que están recibiendo atención sanitaria.

Plan de Catástrofes Externas. Esta actuación se enmarca en el Plan de Catástrofes Externas del Área Hospitalaria Juan Ramón Jiménez, que persigue garantizar una asistencia rápida y eficaz en caso de accidentes con múltiples víctimas o con riesgos especiales como es el caso de NBQR. La posibilidad de que aumenten los accidentes denominados de origen tecnológico, fundamentalmente por los avances en el sector industrial, obliga a la organización sanitaria a contar con los recursos necesarios para dar una respuesta adecuada a este tipo de emergencias, siendo Huelva una zona sensible por el gran tráfico de vehículos de mercancías peligrosas asociado al tejido industrial. El Hospital Juan Ramón Jiménez se encuentra en un enclave muy adecuado para abordar este tipo de situaciones dada su ubicación rodeada de los distintos accesos de la capital.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.