Bmw

Carolina Marín cumple con su sueño de regalar a Huelva y a su gente otro oro europeo

La onubense logró un triunfo incontestable en la final ante la rusa Evgeniya Kosetskaya, a quien superó en dos sets 21-15 y 21-17, en 35 minutos.

Carolina Marín, con su medalla tras conquistar el Campeonato de Europa. / Foto: Pablo Sayago.
Carolina Marín, con su medalla tras conquistar el Campeonato de Europa. / Foto: Pablo Sayago.

P. G. ¡Misión cumplida! Lo pudo decir llena de gozo y alegría Carolina Marín cuando solventó la final ante la rusa Evgeniya Kosetskaya. Había logrado su sueño, el de regalar a su gente más cercara el oro en el Campeonato de Europa que, para más inri, se ha disputado en una instalación que lleva su nombre. En 35 minutos superó a la rusa (21-15 y 21-7) y pudo contagiar con sus lágrimas, la alegría inmensa que le ha supuesto el cuarto oro europeo, y además en casa.

Este no ha sido un Campeonato cualquiera para Carolina Marín. Su triunfo final entraba en todos los guiones, era la gran favorita dado que en Europa hace tiempo que no tiene rival. Pero era un Campeonato en el que, paralelo al propio juego, entraban en liza las emociones y los sentimientos. Carolina claro que sabía que era la favorita, pero la responsabilidad de querer ganar ante su gente era algo que, hasta el momento, no lo había preparado. Y se ha notado en todo el torneo, menos quizás en la final, donde jugó con menos presión, y seguro que convencida de que la misión estaba cumplida.

Así las cosas, con el Palacio de Deportes rugiendo, Carolina Marín presentó sus credenciales muy pronto. Con un juego solvente, cometiendo menos errores, logró un parcial de salida (4-1) que puso las cosas claras. Cierto es que esto era una final, y que enfrente la rusa Kosetskaya tenía que decir cosas. Nadie llega hasta aquí sin tener algo que ofrecer. Lo hizo, apretó el marcador (5-4 y 6-5), pero nada más que eso.




Porque la mejor Carolina Marín del torneo volvió a dejar patente que esta era su final, y con un parcial de 5-0 volvió a doblar a su rival en el marcador: 10-5, llegándose al intervalo con 11-7.

Carolina fue muy superior a su oponente en la final y ganó en dos sets. / Foto: Pablo Sayago.
Carolina fue muy superior a su oponente en la final y ganó en dos sets. / Foto: Pablo Sayago.

La historia de la segunda parte de este primer set fue lo que quiso Carolina Marín. Más suelta que en partidos anteriores, jugando en la red o desde atrás, defendiendo y atacando, fue minando la resistencia de la rusa y se colocó con un 16-10 que abría las puertas de par en par para vencer esta primera manga. Fue cuestión de tiempo que la cerrara por 21-15. La mitad del trabajo estaba hecho.




El segundo set fue un festival de la onubense. Menos presionada, sacó a relucir su arsenal de golpes que hicieron imposible a Kosetskaya hacer otra cosa que ser testigo en la pista del triunfo de la de Huelva. El 7-1 de salida lo dejó todo claro. Más aún el 11-4 al intervalo, desde donde la onubense fue, golpe a golpe, punto a punto, ir culminando su obra. El 21-7 final lo dice todo.

Momento para la historia, Carolina vence a Kosetskaya y gana el oro europeo en Huelva. / Foto: Pablo Sayago.
Momento para la historia, Carolina vence a Kosetskaya y gana el oro europeo en Huelva. / Foto: Pablo Sayago.

Explosión de júbilo, de alegría, de emoción de Carolina Marín, que cumplía con su sueño de ganar en casa, de sumar otro oro europeo, que además lleva adherido entrar en la historia, porque nadie hasta ahora en el bádminton femenino del viejo continente había sumado cuatro Campeonatos de Europa, y además consecutivos. Ahora sí existe esa persona. Se llama Carolina Marín Martín y es de Huelva.

  Dinamarca fue la vencedora en el medallero del Campeonato de Europa de Bádminton en Huelva




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.