Inaugurado el Jueves Santo onubense con la salida de la Hermandad de la Buena Muerte

Elegante, lúgubre y solemne, la centenaria cofradía recorre ya las fervientes calles del centro de la capital onubense, bajo un cielo azul y una agradable temperatura.

Los nazarenos comienzan su estación de penitencia desde el Colegio de las Agustinas, pasando a recoger a sus titulares por la Iglesia.
Los nazarenos comienzan su estación de penitencia desde el Colegio de las Agustinas, pasando a recoger a sus titulares por la Iglesia.

HBN. Desde la Iglesia conventual de Santa María de Gracia, en la calle tres de agosto, salía, puntual, la cruz de guía de la Ilustre y Agustiniana Hermandad del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y Nuestra Madre de la Consolación y Correa en sus Dolores. La mayoría de sus hermanos, pertenecen o han pertenecido al Colegio de las Agustinas, es por ello que esta Hermandad, se encuentra profundamente unida a él, al ser, los padres agustinos los que la fundaron. Pasadas las 19 horas, bajo un cielo azul y una temperatura media de 20ºC, el procesionar de esta centenaria cofradía inauguraba el Jueves Santo onubense.

El Santísimo Cristo de la Buena Muerte en su salida procesional de este 2018.
El Santísimo Cristo de la Buena Muerte en su salida procesional de este 2018.

Como ya estamos acostumbrados, Jueves Santo onubense es igual a bajornada clásica de cofradías de centro, lo que significa que la plaza de las Monjas y sus alrededores, congregaba a cientos de onubenses puntuales que no quisieron perderse la salida procesional de esta respetada Hermandad. En torno a las 19.30 horas, el Santísimo Cristo de la Buena Muerte ya se alzaba frente al templo, tras la maniobra realizada por los costaleros para levantarlo, ya que se encontraba hundido hasta la cintura sobre su monte de flores, a causa de las reducidas dimensiones de la puerta., como implica las reducidas dimensiones de la puerta, hundido hasta la cintura sobre su monte de flores, a causa de las reducidas dimensiones de la puerta.

Nuestra Madre de la Consolación recién salida del templo.
Nuestra Madre de la Consolación recién salida del templo.

Alrededor de 250 nazarenos son los que están realizando estación de penitencia, de una nómina de unos 600 hermanos, caracterizados por túnica y morrión negro, botonadura azul y cirio color ocre.




Tal y como explicó Miguel Ángel Moreno, anterior hermano mayor, el corte serio es lo que más caracteriza a la Hermandad, y más desde que recuperaron el acompañamiento musical serio y fúnebre con el que actualmente cuentan, lo que les ha hecho volver a sus orígenes y recuperar parte de su identidad como Hermandad. Esta cofradía centenaria fundó la unión de cofradías hace más de 80 años, lo que le dota un gran peso en la Semana Santa onubense.

Eran muchos los que en la salida de esta reconocida cofradía, se aglutinaban frente a la Iglesia.
Eran muchos los que en la salida de esta reconocida cofradía, se aglutinaban frente a la Iglesia.

En relación al apartado de estrenos, la principal es la restauración, por parte de Ana Beltrán, de los ángeles del paso del Santísimo. En relación a la junta de gobierno actual de la cofradía, el próximo 12 de abril tendrá lugar la toma de posesión oficial del nuevo hermano mayor de la Hermandad, pues, en las elecciones convocadas el pasado 23 de marzo para la votación de la nueva junta directiva, Carlos Galindo Fuentes fue nombrado nuevo hermano mayor, tras un respaldo del 91% de los votos.

En cuanto a los exornos florales: flores silvestres en tonos rojos para el Cristo, y lirios y rosas en tonos morados para la Virgen, como marca nuestra línea estética desde hace años.

La Banda de Cornetas y Tambores del Cristo de la Expiración vuelve a ser la que acompaña al Cristo de la Buena Muerte, una talla realizada por Joaquín Gómez del Castillo en 1941. La imagen de la Virgen de la Consolación (que procesiona en un paso de alpaca plateada, de estilo renacentista), fue tallada también por Joaquín Gómez, aunque un año antes, en 1940. Los sones de la Banda municipal de música de Villalba del Alcor acompañan en su procesionar a la titular mariana de la cofradía, con el peculiar tambor destemplado en señal de duelo al que estamos acostumbrados.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.