Majestuosa salida de Estudiantes en este soleado Martes Santo onubense

Bajo un cielo añil y una marea de devotos a su paso, la Ilustre y Universitaria Hermandad, iniciaba hace escasas horas su recorrido desde la Parroquia de San Sebastián.

Santísimo Cristo de la Sangre a la salida de su templo.
Santísimo Cristo de la Sangre a la salida de su templo.

HBN. Tal y como estaba previsto, pasadas las 17:50 horas de este Martes Santo, 27 de marzo de 2018, la Cruz de Guía de la muy Ilustre y Universitaria Hermandad de Penitencia y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Sangre y Nuestra Señora del Valle, San Sebastián Mártir y Santa Ángela de la Cruz, salía, solemne, de la Parroquia de San Sebastián.

Minutos antes en torno a la iglesia, los devotos y visitantes se han ido aglutinando expectantes a la salida, deseosos por disfrutar, otro año más, del elegante procesionar de esta arraigada cofradía onubense por las calles de Huelva.

Multitud de personas esperaban expectantes la salida de esta cofradía en un caluroso día.
Multitud de personas esperaban expectantes la salida de esta cofradía en un caluroso día.

Relacionar esta Hermandad con el ámbito universitario onubense es un hecho, pues fue fundada en 1949 por alumnos del colegio Funcadia; esta realidad, unida a su actual vinculación a la UHU, conforma una de las características que más ha marcado y marca su trayectoria desde 1992. Y es que así lo representan en su paso: “En el cortejo de esta cofradía figuran insignias de distintas facultades y una representación del rectorado de la Universidad de Huelva”, comentaba Javier Pérez, anterior hermano mayor de la Hermandad.

Nuestra Señora del Valle, reluciente en su salida procesional.
Nuestra Señora del Valle, reluciente en su salida procesional.

Además, la Hermandad se fundó y creó en semejanza a las Hermanitas de la Cruz, aspecto que está impregnado en el perfil de cada uno de los hermanos que forman parte de la Hermandad y que, también, se ve reflejado visualmente en los guiones y emblemas de la cofradía. Con un corte clásico, de silencio, y con un aura humilde y colaborativa, esta “hermandad de barrio” es la única de Huelva que procesiona dos veces al año, una en enero con San Sebastián como Hermandad de Gloria, y otra en Semana Santa como Hermandad de Penitencia.

Como bien confirmó Francisco Jiménez, actual hermano mayor de la Hermandad por segundo año consecutivo, el acompañamiento musical de Nuestra Señora del Valle es la Banda Sinfónica del Liceo Municipal de la Música de Moguer. En el caso del Santísimo, es la Capilla Musical Gólgota la que está poniendo las notas al balanceo del Cristo de la Sangre.




La Banda Sinfónica del Liceo Municipal de la música de Moguer, acompañamiento musical de Nuestra Señora del Valle.
La Banda Sinfónica del Liceo Municipal de la música de Moguer, acompañamiento musical de Nuestra Señora del Valle.

En esta nueva estación de penitencia están procesionando más de 300 hermanos como nazarenos (un tercio de los hermanos que conforman la Hermandad), vestidos con túnica y morrión color negro, y portando ciriales color ocre. En relación al exorno floral y como marca su línea estética, el Santísimo Cristo de la Sangre lleva lirios morados y Nuestra Señora del Valle, porta las clásicas y representativas rosas blancas; sendos pasos están al cargo del diseñador floral onubense Antonio Rivera.

hdad estudiantes 2018 (17)
Su actual vinculación a la UHU conforma una de las características que más ha marcado y marca su trayectoria desde 1992.

La principal novedad de esta Hermandad en esta estación de penitencia es la continuación del bordado de las dos bambalinas interiores laterales del paso de palio (proyecto que ya se encabezó por la anterior junta directiva y cuyo planteamiento se fijó en 36.000€). Más allá de este hecho, la Hermandad no presenta grandes novedades en esta ocasión, aunque sí han recibido, por parte de algunos hermanos, un nuevo puñal (visible en procesión) y un nuevo rostrillo y cíngulo bordado con oro, que portará Nuestra Señora del Valle, si todo acompaña, en la estación de penitencia de 2019.

El alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, junto a su hijo, forma parte un año más del grupo de los treinta costaleros que llevan el paso del Santísimo. El sacerdote de la parroquia, Juan Antonio Omist, lo es en el paso de Palio.

Aún quedan varias horas para que finalice este soleado y agradable Martes Santo, en el que esta Hermandad volverá a encontrarse con su barrio después de haber pasado momentos emocionantes, como su paso por el convento de la Plaza Isabel la Católica o por el Pasaje Cristo de la Sangre… Instantes que ningún amante de la Semana Santa onubense querrá perderse.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.