Bmw

Invierten en cuatro empresas de Huelva a través de incentivos para la modernización de la agroindustria

Cítricos del Andévalo ha sido una de las beneficiadas con un incentivo de 2’6 millones de euros para ampliar su capacidad de almacenamiento.

Visita a Cítricos del Andévalo.
Visita a Cítricos del Andévalo.

Redacción. La Junta de Andalucía ha invertido 8’2 millones de euros a través de incentivos para la modernización de la agroindustria. Se trata de una de las nueve líneas del Plan Estratégico para la Agroindustria de Andalucía Horizonte 2020, en el que la Junta invertirá más de 728 millones de euros en la comunidad y que tiene como objetivo la mejora de la competitividad de la agroindustria, promoviendo la creación de empleo de calidad, favoreciendo el equilibrio en la cadena agroalimentaria y en el que la innovación juega un papel clave para conseguir la excelencia.

El delegado del Gobierno de la Junta en Huelva, Francisco J. Romero, junto al delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Pedro Pascual Hernández, el gerente provincial de la Agencia IDEA, Miguel Ángel Mejías, y la alcaldesa del municipio, Dolores Ruiz, ha realizado una visita a la planta de producción de Cítricos del Andévalo (García Carrión) en Villanueva de los Castillejos, empresa beneficiaria de estas ayudas en la provincia, además de Riotinto Fruit, Arofa y El Pozo.

El incentivo que ha recibido Cítricos del Andévalo asciende a 2’6 millones de euros para ampliar la capacidad de almacenamiento con seis nuevos macro tanques asépticos que se suman a los doce existentes, para almacenar 24 millones más de kilos de naranjas en zumo exprimido.




Francisco J. Romero ha señalado que para la Junta de Andalucía, la industria asociada al sector agrícola “es una prioridad para la creación de empleo estable gracias a que produce durante todo el año”. Además, ha destacado que esta empresa “es un ejemplo de sostenibilidad y de generación de valor añadido que permanece en la provincia”.

Concretamente, a través de estos incentivos, la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha puesto a disposición del sector en la convocatoria de 2018, casi 69 millones de euros para respaldar inversiones en transformación, comercialización y desarrollo de productos.




La orden de incentivos para la modernización de la agroindustria tiene un límite de 5 millones de euros por proyecto y se ha tenido en cuenta el grado de integración y el aumento de dimensión, la innovación, la internacionalización, la eficiencia ambiental y la valorización de residuos, sin olvidar la ubicación en municipios rurales, la participación de mujeres y jóvenes en los órganos de decisión, la certificación de producción ecológica o las denominaciones de origen, entre otros criterios. Los objetivos de la misma son generar crecimiento, competitividad, mayor valor añadido y la creación de riqueza y empleo son los objetivos de esta convocatoria.

Estos incentivos se enmarcan dentro del Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Andalucía 2014-2020 y están cofinanciados por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (75%) y las administraciones autonómica y central (17,5 y 7,5%, respectivamente).

Visita Cítricos 1Sobre Cítricos del Andévalo. El director de la planta de Cítricos del Andévalo, Antonio Moreno, ha explicado que “es única en el mundo por su agricultura integrada, y constituye un proyecto pionero a nivel internacional”. La actividad desarrollada en la zona da empleo directo a 150 personas en la planta y a 300 personas en la finca agrícola, además de 200 empleos indirectos.

El complejo industrial se ubica en el centro de la finca ‘La Dehesilla’, sobre una superficie de 200.000 m2, y tiene una capacidad instalada para procesar más de 2.000.000 de kilos diarios de naranjas. Actualmente en la planta de Huelva se exprimen 200 millones de kilos de naranjas y se envasan unos 120 millones de litros de zumo, unas cifras que podrían incrementarse, ya que el diseño actual de la planta está concebido para duplicar la capacidad productiva instalada.

Junto a la planta se ubica la finca ‘La Dehesilla’, con 1.500 hectáreas y un millón de árboles de 28 variedades distintas. La planta de elaboración necesita, en plena producción, 8.000 hectáreas de cultivo de cítricos para abastecerla de la materia prima necesaria. Por este motivo, la apuesta de García Carrión, además de contratar con agricultores de la zona a largo plazo, es seguir transformado terrenos a cítricos en el entorno de la planta, al menos 3.000 hectáreas más con una inversión de transformación, adicional a la ya realizada, por valor de 75 millones de euros.

Según Antonio Moreno, “en términos de producción de nuestra planta el reto está en doblar, a medio plazo, la capacidad instalada llegando a los 800 millones de kilos al año de zumo exprimido y a los 400 millones de litros envasados”.

Como subproducto de exprimidos se obtiene la piel de la naranja, que significa aproximadamente el 50% de la fruta. Esta piel es transformada y valorizada en pellets para la alimentación de animales.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.