La Sagrada Cena deja nuevas estampas a su paso por el Barrio Reina Victoria

La cofradía salía puntualmente de la iglesia del Sagrado Corazón mostrando la primera fase del dorado de su paso de misterio, uno de los más grandes de Andalucía. En una tarde de nubes y claros, los onubenses han llenado el barrio inglés de Huelva para ver cruzar por su arco al Santísimo Cristo del Amor y la Virgen del Rosario.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

HBN. No está resultando un Domingo de Ramos cualquiera para la Dominica, Real, Ilustre, Fervorosa y Primitiva Hermandad Sacramental y Cofradía de Nazarenos de la Sagrada Cena, Santísimo Cristo del Amor, María Santísima del Rosario en sus Misterios Dolorosos y Gloriosos y Santo Domingo de Guzmán. 

La Hermandad de la Cena ha cambiado su itinerario este año para cruzar el barrio Reina Victoria.
La Hermandad de la Cena ha cambiado su itinerario este año para cruzar el barrio Reina Victoria.

La primera cofradía en pisar las calles de Huelva esta Semana de Pasión iniciaba su estación de penitencia puntualmente, a las 15.45 horas, desde la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, en el barrio de El Polvorín. Como es tradición, desde varios minutos antes, vecinos y devotos se agolpaban en las inmediaciones de la iglesia para contemplar esta salida en una tarde que, con nubes y claros, ha hecho ejercicio de contención para respetar la tradición cofrade. 

Un parte meteorológico que tenía muy preocupado a José Ivars Sánchez, quien se estrena este Domingo de Ramos como hermano mayor tras tomar posesión en el cargo el pasado 17 de mayo. 

El cortejo ha estado formado por 400 nazarenos.
El cortejo ha estado formado por 400 nazarenos.

Tras la Cruz de Guía, un cortejo, conformado por 400 nazarenos ha comenzado a cruzar el dintel de la parroquia ataviados con túnica blanca con escapulario, capa y morrión negros. Tras varios tramos, el Polvorín se hacía silencio cuando Juan Vicente Rivas, capataz del paso de la Sagrada Cena, comenzaba a dar indicaciones a los costaleros para poner en las calles de su barrio al Santísimo Cristo del Amor.

Cabe recordar que este paso de misterio es uno de los más grandes de Andalucía, tallado en estilo barroco sobre madera de cedro real por la Carpintería Religiosa y la Talla de Guillena. Sus dimensiones hacen que la maniobra para salir de la iglesia requiera de una enorme concentración y precisión por parte de la cuadrilla de costaleros de esta Hermandad. 




El paso de misterio ha lucido el dorado del frontal.
El paso de misterio ha lucido el dorado del frontal.

Con paciencia y cuidado, el paso que representa la última cena de Jesús con sus apóstoles antes de ser prendido caminaba por la rampa enfilando la calle del Presbítero Pablo Rodríguez. La Agrupación Musical Santísimo Cristo del Amor daba con sus notas mayor intensidad a este ansiado momento por todos los hermanos y cofrades onubenses.

En el paso de misterio, decorado con flores en tonos rojos y burdeos, se han podido admirar algunos de los estrenos de la Hermandad. En concreto, el paso luce ya el dorado de la parte frontal, que además se ha decorado con seis ángeles corpóreos, tres cabezas de querubines policromadas y tres cartelas en alto relieve en madera de cedro también policromadas. El dorado ha sido llevado a cabo por Paco Pardo y las cartelas son obra de Abraham Ceada.

El frontal tiene seis ángeles corpóreos.
El frontal tiene seis ángeles corpóreos.

En este sentido, el proyecto más inmediato de la Sagrada Cena, fundada en 1948, es finalizar lo antes posible el dorado completo del misterio, un trabajo artesanal muy costoso y laborioso. Aunque la cofradía también tiene otras metas presentes, como acondicionar un espacio en la casa hermandad para la secretaría de la misma y algunas restauraciones del palio.

Volviendo a este Domingo de Ramos, como cada año en el cortejo de la Sagrada Cena hemos podido contemplar una representación de la Hermandad de la Fe, una entidad apadrinada por la Hermandad del Polvorín. Del mismo, en la estación de penitencia de la Fe, que tendrá lugar el próximo Viernes Santo, en el cortejo figurarán representantes de la Cena. 

La Virgen del Rosario.
María Santísima del Rosario.

Después de que el misterio alcanzara la avenida Alcalde Federico Molino, en la iglesia del Polvorín la cuadrilla de costaleros de María Santísima del Rosario echaba rodilla al suelo para sacar a su titular bajo las órdenes del capataz Fernando Melgar. Con el sonido de las bambalinas rompiendo el silencio, la Virgen caminaba, mecida por sus costaleros, hasta encontrarse con su barrio. Aplausos y cantos para la imagen y los valientes que la portan, sonaron en una tarde de Domingo de Ramos llena de emoción y sentimiento cofrade.

La Banda de Música ‘Virgen de las Angustias’ de Sanlúcar la Mayor (Sevilla) caminaba tras la Virgen del Rosario, que este año ha destacado por presentar en su exorno, en tonos blancos y beiges, una curiosa flor con forma circular llamada boris.

Con sus dos titulares en la calle, la Hermandad de la Cena inició su camino hacia el centro de la ciudad, pero este 2018 ha modificado su recorrido para cruzar, como hace también la Reina del Polvorín, el barrio Reina Victoria. Las estrechas calles y rampas del barrio inglés han sido testigos de esta excepcional salida procesional del Domingo de Ramos. Cientos de personas no han querido perderse el momento de ver cruzar por el arco de esta antigua zona residencial británica al Cristo del Amor y María Santísima del Rosario, concentrándose número público dentro y fuera de este recinto acotado por su particular muro bajo.

El barrio Reina Victoria ha sido uno de los lugares elegidos por los onubenses para ver pasar la Hermandad.
El barrio Reina Victoria ha sido uno de los lugares elegidos por los onubenses para ver pasar la Hermandad.

Los costaleros de ambos pasos han tenido que echar los costeros a tierra para conseguir salvar el arco, pero la maniobra ha valido la pena, dando muestra de su gran pericia bajo la trabajadera. 

Sobre las 18.30 horas, el misterio de la Sagrada Cena llegaba a la Plaza Niña protagonizando otro de los momentos más hermosos de su procesionar: la visita a las hermanistas de la Cruz. Frente a la capilla del convento y con el paso echado a tierra, las monjitas han entonado sus cantos y plegarias por primera vez en esta Semana Santa. Una tradición entrañable que convoca a cientos de onubenses en el entorno de esta céntrica plaza de la capital.

Con normalidad y sin contratiempos, la Hermandad ha continuado su itinerario, estando prevista su recogida a primeras horas de la madrugada.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.