Puesto en marcha un plan para acabar con los puntos negros en las redes de los municipios de Huelva

Giahsa aportará a los ayuntamientos los materiales necesarios para obras de renovación o sustitución en calles con averías recurrentes.

MAS pone en marcha un plan de mejora de puntos negros en las redes de abastecimiento y saneamiento.
MAS pone en marcha un plan de mejora de puntos negros en las redes de abastecimiento y saneamiento.

Redacción. La Mancomunidad de Servicios de la Provincia de Huelva (MAS) ha puesto en marcha un plan de mejora de puntos negros en las redes de abastecimiento y saneamiento de los 66 municipios en los que Giahsa presta los servicios del ciclo integral del agua. De tal forma, según han expuesto en el Pleno sus responsables, la empresa pública aportará los materiales precisos a los ayuntamientos para acometer obras de renovación o sustitución de redes en aquellos puntos o calles que sufren averías recurrentes. Giahsa, como explicó a los distintos alcaldes y alcaldesas Manuel Domínguez Limón, director ejecutivo, “ofrece su plena colaboración para la realización de dichas obras y, dentro de sus planes de inversión y sin coste alguno, el asesoramiento técnico y los materiales precisos para esas tareas de mantenimiento y renovación”.

Giahsa, en consonancia con su filosofía de empresa pública de gestión de servicios mancomunados, tiene “la responsabilidad y la obligación de gestionar el mantenimiento de las redes de abastecimiento y saneamiento en el ámbito de nuestros 66 municipios”, indicó Domínguez que subrayó que “somos un servicio supramunicipal que debe coordinarse con el resto de departamentos de cada Ayuntamiento. Por consiguiente, hemos transmitido a nuestros alcaldes y alcaldesas la completa disposición de Giahsa para la realización de obras de renovación y/o conservación de las redes municipales”.

A partir de un pormenorizado estudio sobre las distintas intervenciones realizadas desde el departamento de Redes de Giahsa durante 2017 en los 66 municipios que integran la MAS, los alcaldes y alcaldesas ya disponen de la información necesaria para que puedan priorizar adecuadamente las inversiones y planes de obra necesarios en esos puntos especialmente sensibles, puntos negros en los que durante el último ejercicio se han llevado a cabo un mayor número averías y reparaciones.




El director ejecutivo de Giahsa aclaró que la “reiteración de averías en un determinado punto indica que las redes han alcanzado el final de su vida útil o que existen motivos fundados que hacen necesaria su renovación completa”. A partir de esa premisa los ayuntamientos, en función de instrumentos como el PFEA y otros que puedan estar a su alcance, estudiarán la posibilidad de llevar a cabo estas obras bajo el régimen propuesto de aportación de materiales por parte de Giahsa, y tendrán de plazo hasta el próximo 30 de abril para comunicar sus necesidades a la empresa. Ésta, posteriormente, realizará la planificación y previsión necesarias.

Si bien la ejecución de nuevas infraestructuras o la renovación de las ya existentes compete a los ayuntamientos, estas intervenciones deben llevarse a efecto conforme a la normativa vigente en general, y en particular a las Ordenanzas Técnicas Reguladoras que comparten todos los ayuntamientos miembros de la MAS. La idea que se persigue desde Giahsa pasa por sistematizar esta forma de trabajo en el convencimiento de que redundará en una mayor eficacia y, sobre todo, en un claro y directo beneficio para los usuarios de los distintos municipios.







Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.