1 Comentario

  1. Si los “viejos” constructores hablaran, se nos caería la cara de vergüenza al saber la enorme cantidad de restos arqueológicos que se han encontrado y destruido para no paralizar la obra. ¡Una pena! pero eso ha sido una técnica y táctica habitual en el casco viejo de Huelva, que parece va remitiendo, espero que por sensibilidad. Enhorabuena por el descubrimiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here