Loren ejecuta a un triste Recreativo en el que su mejor jugador ante el Betis B fue el portero Marc Martínez (2-0)

P. G. Derrota clara, y que pudo ser peor de no mediar Marc Martínez, meta albiazul, uno de los responsables de que el marcador del Betis B-Recreativo fuera solo de 2-0, en un partido en el que el mejor de todos fue el delantero local Loren, hijo del que fuera jugador del Decano, y ahora entrenador del Mérida.

Que tu portero fuera el mejor no es la mejor noticia para el Recreativo de Huelva. Ya quedó de manifiesto en su primer periodo ante el Betis B, y luego se corroboró en el segundo, si bien hasta la media hora el equipo de Huelva al menos dio la sensación de querer dominar.

Ya el 1-0 al descanso -gol de Loren- a poco de comenzar el choque, se podía considerar un mal menor para un Decano, en el que de entrada sí tuvo cambios en el once con respecto al último partido en casa con el Badajoz. Ángel López, entrenador albiazul, dio entrada Nacho Monsalve por Mario, a David Segura por Víctor Barroso y a Gorka por Rafa de Vicente, en un partido que, desde el primer momento, se vio que iba a ser un dolor de muelas para el Recre.




Los 700 aficionados albiazules se dieron cita en la Ciudad Deportiva Luis del Sol, que otra vez estuvieron muy, pero que muy por encima de sus jugadores, comprobaron y bien prontito que la historia del partido podía ser de miedo, ante la movilidad, rapidez y, también, calidad, de los jugadores del Betis B en especial de medio campo hacia adelante.

Loren, a los 2 minutos, con un remate a la media vuelta; Hinojosa, a los 5 con otro alto, fueron el aviso previo de lo que iba a ocurrir en el 7, cuando el máximo artillero del grupo, Loren, hijo del que fuera jugador recreativista, y ahora entrenador del Mérida, batió a Marc Martínez con un disparo desde la frontal del área al aprovechar un pase de un compañero tras un córner que no pudo ser defendido.




Con el partido en contra, en el marcador y en el terreno de juego, el Recre dio síntomas de mejorar algo en los minutos siguientes. Entendió que la presión arriba para dificultar la salida de balón del equipo bético era la mejor fórmula para contrarrestar el enorme peligro que siempre llevó su rival y que, con el paso de los minutos, fue convirtiendo a Marc Martínez en el mejor de los suyos.

Cierto que José Carlos Lazo, a los 11 minutos, bien pudo cambiar las cosas con un disparo seco que repelió Pedro; y que el mismo jugador (34′) en una colada por la derecha equivocó un centro que tenía marchamo de letal; incluso que el Recre se pudiera dar por perjudicado en una falta que el árbitro le señaló a Boris cuando este estaba dispuesto a fusilar al meta bético. Pero la realidad fue que quien estuvo cerca, muy cerca, del gol, ese fue el Betis B.

Un disparo de Carlos Blanco desde línea divisoria (23′) obligó a y Marc Martínez a sacar una buena mano para despejar a córner; aunque lo mejor del meta recreativista llegó en los últimos compases del primer periodo, cuando evitó hasta en tres ocasiones el que hubiera sido un daño mayor para su equipo.

Primero evitando ante Loren que su remate fuera el 2-0, como también el posterior remate de Juanjo; y luego, ya en el añadido, sacando otra buena mano tras un lanzamiento de Liberto. Por eso lo mejor que le pudo venir al Recre fue que el colegiado Sáenz Vital decretara el fin de las hostilidades en ese primer periodo.

La segunda parte comenzó con un ligero cambio en el partido, y no porque Julio Rodríguez, con una amarilla, se quedara en la caseta, entrando Sergio González. Fue que el Recre dio un pasito al frente, se apretó los machos y quiso ir al frente. Es cierto que el Betis B, muy cómodo a la contra, lo permitiera, pero al menos se vio en este segundo periodo un Decano con más presencia en campo contrario.

Con el Recre arriba y arriesgando, lo normal es que las dos porterías pasaran por apuros. Así fue. Puede que el partido fuera otro si José Carlos Lazo (58′) acierta ante Pedro en una acción en la que se quedó sólo ante él, aunque escorado; o si el remate algo forzado de Diego Jiménez a la salida de un córner (61′) a un poco más ajustado, en una acción en la que los jugadores del Recre reclamaron penalti un derribo a Boris en el inicio de la jugada.

Pero lo cierto es que esas acciones fueron, en el cómputo global, una excepción, porque quien de verdad llevó peligro fue el Betis B, ya dispuesto a hacer sangre a la contra.

De esta forma Diego Jiménez salvó un remate claro de Loren (59′), y un minuto después Aitor, sólo, disparó cruzado, fuera; o que Loren, en el 71, no se hubiera topado con Marc Martínez, hasta ese momento artífice de que el marcador fuera solo 1-0.

Pero claro, la historia sólo podía tener un final, y aunque el Recre quiso irse aún más arriba con la entrada de Rafa de Vicente y de Carlos Calvo, por Jonatan Vila y Nacho Monsalve, respectivamente, el 2-0 tenía que llegar dados los espacios que tenían los delanteros del Betis B. Loren, quien si no, a cinco minutos del final, encaró al meta albiazul y le batió con un toque sutil por encima.

Punto final a un partido en el que el Recre, desde el minuto 1, se vio superado por el Betis B, quedando ya casi condenado, y ojito que vienen curvas, a pelear por no descender. Su afición no merecía este partido, pero esto es lo que hay.

BETIS DEPORTIVO: Pedro; Juanjo, Redru, Carlos Blanco, Junior, Hinojosa, Julio Alonso, Irizo, Aitor (Abreu, 91′), Liberto (Uche, 65′), Loren (Rober, 88′).

RECREATIVO: Marc Martínez; Iván Malón, Julio Rodríguez (Sergio González, desc.), Diego Jiménez, Nacho Monsalve (Carlos Calvo, 76′); José Carlos Lazo, Traoré, Jonathan Vila (Rafa de Vicente, 63′), David Segura; Boris, Gorka Santamaría

Árbitro: Francisco Sáez Vital (colegio de Cádiz). Mostró la cartulina amarilla a Aitor (44′) y Junior (75′), por el Betis B; y a Iván Malón (34′), Julio Rodríguez (44′), Traoré (66′) y Marc Martínez (77′), por el Recreativo.

Goles: 1-0 (6′) Loren al rematar desde la frontal del área tras una dejada de un compañero. 2-0 (85′) Loren supera a Marc Martínez en una contra.

Incidencias: Partido correspondiente a la 23ª jornada en el grupo IV de Segunda B disputado en la Ciudad Deportiva Luis del Sol, en el que se hicieron notar los 700 aficionados albiazules desplazados a Sevilla.






Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.