Presentada la obra ‘Antonio Ortega, Escultor’ en La Merced

1
59
Mesa presidencial del acto en la facultad de la Merced.
Mesa presidencial del acto en la facultad de la Merced.
Mesa presidencial del acto en la facultad de la Merced.

RFB. La relevancia artística y social de Antonio León Ortega justifica cualquier homenaje público que pueda hacerse a su persona y su obra. Alberto Germán Franco, sobresaliente escultor onubense, ha simultaneado su trabajo como tal con la investigación sobre una figura a la que le han unido vínculos emocionales, con el nexo paternal -gran artista, el recordado José María Franco– como fuente de energia para afrontar las dificultades de un trabajo de esta envergadura.

El decano de la Facultad de la Merced, Tomás Escobar, en presencia del autor del libro.
El decano de la Facultad de la Merced, Tomás Escobar, en presencia del autor del libro.

El libro, ‘Antonio León Ortega, Escultor’, ha sido presentado en la facultad de la Merced, con la participación de Teresa Millán, directora de relaciones institucionales en Huelva de la Fundación Cepsa, patrocinadora de la edición; Agustín Galán, director de la Cátedra de la Fundación; y Tomás Escobar, decano de la facultad, que presidía el acto.



Parte del público asistente a la presentación del libro.
Parte del público asistente a la presentación del libro.

Numerosos asistentes, entre los que se encontraban el pintor Juan Manuel Seisdedos, Jesús Velasco -director territorial de RRII de Cepsa-, Antonio González -presidente del Consejo de Cofradías de Huelva- o Rafael J. Terán – presidente de los periodistas de Huelva-, han podido disfrutar de un acto emotivo y sincero, en el que Alberto Germán ha expresado el rigor con el que ha realizado la obra y descrito las líneas generales de su contenido, desvelando algunas de las cuestiones inéditas que existen para el gran publico de este destacado personaje del arte y la historia onubense.

Intervención de Teresa Millán, directora de relaciones institucionales de la Fundación Cepsa en Huelva.
Intervención de Teresa Millán, directora de relaciones institucionales de la Fundación Cepsa en Huelva.

El saludo de Tomás Escobar abrió la presentación, quien posteriormente volvería a hablar para cerrar el acto. Escobar destacó la satisfacción para el centro de albergar un acto de estas características y felicitó al autor por la obra.



Teresa Millán explicó el sentido del respaldo de la Fundación Cepsa con este trabajo, entendiendo que la relevancia del escultor León Ortega y la garantía que ofrecía el perfil artístico pero también investigador de Alberto Germán Franco, justificaba con creces la satisfacción que a su entidad le supone contribuir a aportar a Huelva una oportunidad de acercarse a la imagen de este notable ayamontino.

Agustín Galán, director de la Cátedra de la Fundación Cepsa.
Agustín Galán, director de la Cátedra de la Fundación Cepsa.

Agustín Galán se preguntó en su alocución la conexión que podría encontrarse entre dos mundos aparentemente tan distantes como el arte escultórico y una refinería de petroleos. Y su respuesta fue clara, el ejercicio de la responsabilidad social corporativa que implica necesariamente que una entidad como Cepsa entienda la necesidad de contribuir a la satisfacción de su entorno, en particular en un plano tan especial como el de la cultura. Galán llamó la atención también sobre la presencia en la sala del hijo de León Ortega, Antonio León Ferrero, un hecho emotivo y con gran valor para el propio acto.



Alberto Germán Franco, autor del libro, durante su intervención.
Alberto Germán Franco, autor del libro, durante su intervención.

Alberto Germán Franco agradeció a los presentes su asistencia  y destacó la aportación de muchos colaboradores en este trabajo que tiene por origen su propia tesis doctoral. En este sentido resulta especialmente gratificante que el diseño de la portada y contraportada haya sido realizado por la nieta del escultor, Amanda León Díaz. Franco También destacó publicamente la aportación del autor de las fotografías, Esteban Romero Cartés.

El enfoque de la obra es claramente divulgativo y cuenta con varios artículos de expertos y con el del propio hijo de Antonio León, algo que enriquece el libro al ofrecer también esa perspectiva humana de lo familiar.

Portada del libro presentado.
Portada del libro presentado.

Alberto Germán, con una presentación en pantalla, describió el libro y su estructura, admitiendo la inevitable necesidad de hacer una selección de las obras de León, dado que en el formato no cabían todas. Ha entendido su trabajo como un reconocimiento al escultor ayamontino y una oportunidad de que la gente de Huelva pueda acercarse a este personaje único en la historia reciente onubense. Culminó la presentación destacando las dedicatorias del trabajo, a su padre, José María Franco, y al protagonista, el propio León Ortega, a quien considera ‘culpable’ de su desarrollo profesional, al abrir su camino en la escultura de niño, visitando con su abuelo el entrañable y recordado taller de la calle San Cristobal de nuestra ciudad.