La formación y profesionalidad de la Escuela de Hostelería ‘Virgen de Belén’, toda una garantía de la calidad de ‘Cuesta La Cinta Catering’

Tradición, innovación, buen servicio y un precio excelente son algunas de las características de esta empresa creada para la formación de los alumnos de esta Escuela de Hostelería situada en Huelva capital. Una firma con carácter social, que ha sabido hacerse un hueco en los principales eventos y celebraciones de la provincia. Su trabajo es sinónimo de satisfacción, tanto en sus salones como fuera de ellos.

Cuesta La Cinta Catering es sinónimo de calidad y profesionalidad.
Cuesta La Cinta Catering es sinónimo de calidad y profesionalidad.

HBN. ¿Qué le pedimos a un catering? ¿Profesionalidad, calidad, buenos precios? Son condicionantes que difícilmente se encuentran de forma conjunta. Sin embargo, sin necesidad de irse muy lejos, en el corazón de Huelva capital, tenemos la oportunidad de disfrutar de los servicios de una empresa que aúna todos estos requisitos, al tiempo que desarrolla una labor formativa y social de enorme importancia. Se trata de ‘Cuesta La Cinta Catering’, una entidad que cuenta con el aval de la Escuela de Hostelería Santa Mª de Belén.

Situada en la Ctra. de la Cinta, 3, esta firma onubense permite a sus clientes disfrutar de variadas propuestas culinarias a un precio muy asequible, en muchas ocasiones por debajo de lo habitual, teniendo en cuenta la calidad ofrecida. Un servicio disponible para cualquier tipo de celebración, ya se trate de bodas, bautizos, comuniones, actos de empresa o un evento social. 

La Escuela de Hostelería Virgen de Belén, una garantía en el servicio.
La Escuela de Hostelería Virgen de Belén, una garantía en el servicio.

Pero, ¿qué es lo que diferencia a Cuesta La Cinta Catering? Su principal baza se encuentra en el hecho de estar avalado por la Escuela de Hostelería Santa María de Belén. Todo un respaldo a este servicio de comidas, donde está garantizada la profesionalidad, unido a la innovación, al introducirse nuevas tendencias en los platos más típicos de la cocina tradicional de Huelva. Así lo corrobora la gerente de Cuesta La Cinta Catering, Maite Santiago, directora general de la Escuela de Hostelería ‘Virgen de Belén’ de Huelva y presidenta de la Fundación Virgen de Belén, que asegura que “los conceptos más importantes de nuestro catering son la formación, la inserción sociolaboral y la profesionalidad. Tres aspectos que avalan nuestro servicio, adaptándonos a las diferentes necesidades de los clientes. Eso sí, nuestros platos se caracterizan por el diseño, la calidad y por contar con precios asequibles”.




Un grupo de alumnos, confeccionando platos en el centro 'Virgen de Belén'.
Un grupo de alumnos, confeccionando platos en el centro ‘Virgen de Belén’.

Un servicio diferenciado que no sólo pueden llevar hasta el lugar que necesiten, sino que, además, cuentan con sus propios espacios de celebración, dado que tienen tres salones, con una capacidad de entre 60 y 180 comensales. Asimismo, tienen una carpa para 250 personas. Además, pueden celebrar bodas en los Jardines del Centro de Día, donde se pueden disfrutar de unas vistas envidiables hacia la marisma, con estampas de gran belleza. Una capacidad de trabajo más que demostrada, puesto que diariamente elaboran unos 700 menús para guarderías, colegios y centros de empresas, en los que prima la calidad de los productos onubenses. Menús que también se ofrecen en su sala, con capacidad para entre 250 y 300 comensales. 

Imagen del acto organizado en Sevilla por el Patronato de Turismo, en el que participó Manuel Carrasco, contando con el servicio de Cuesta La Cinta Catering.
Imagen del acto organizado en Sevilla por el Patronato de Turismo, en el que participó Manuel Carrasco, contando con el servicio de Cuesta La Cinta Catering.

Una actividad diaria que se complementa con sus servicios en todos aquellos eventos en los que son requeridos, como sucedió hace unos días, en un acto organizado por el Patronato Provincial de Turismo en Sevilla, para mostrar las excelencias de la gastronomía de Huelva a nivel andaluz con la presencia de Manuel Carrasco o una charla celebrada en el Centro de Salud de Las Adoratrices de Huelva sobre alimentación saludable. “Prácticamente todas las semanas tenemos actividades y actos de carácter especial en el que mostramos las diferentes posibilidades que tenemos, siempre desde la profesionalidad y calidad”, apunta Maite Santiago. Y es que, además de contar con una avalada experiencia en todo tipo de eventos, tienen un servicio de comidas a tour-operadores en circuitos turísticos.

Ferrá Adriá se enamoró del arroz caldoso de este catering en su reciente visita a Huelva. / En la imagen, el chef pudo conocer las Bodegas Rubio.
Ferrá Adriá se enamoró del arroz caldoso de este catering en su reciente visita a Huelva. / En la imagen, el chef, en Bodegas Rubio.

A la hora de diseñar sus menús, ‘Cuesta La Cinta Catering’ cuenta con una amplia variedad de productos y de propuestas, que se ajustan a todos los gustos y presupuestos. Platos que suelen triunfar entre los comensales, como sucedió recientemente durante la visita que Ferrá Adriá realizó a la provincia de Huelva, donde el reputado chef, en un acto en Bodegas Rubio, se enamoró del arroz caldoso que realiza este catering. Es una prueba más de que la tradición se une a la innovación en las recetas elaboradas por esta entidad, que tiene asegurada la satisfacción del cliente al 100%. No en vano, este arroz caldoso suele ser muy demandado, habiéndose convertido en uno de sus platos estrella. 

Una muestra de los postres elaborados en la Escuela de Hostelería.
Una muestra de los postres elaborados en la Escuela de Hostelería.

Todo ello supone un aliciente más si se tiene en cuenta el carácter socioeducativo por el que nace este catering. Hay que recordar que su puesta en marcha hunde sus raíces en la iniciativa que impulsó hace más de treinta años Paula Santiago Domínguez a través de la Fundación de Ayuda a la Infancia, Juventud y Mayores Santa María de Belén. Una entidad destinada a ofrecer formación y asistencia integral a colectivos en riesgo de exclusión social para promover su integración en la sociedad. Sin embargo, con el paso de los años, se ha convertido en uno de los lugares de referencia en Huelva a nivel educativo y formativo. Muestra de ello es esta Escuela de Hostelería Santa María de Belén, que nació en 1984 para dar formación y trabajo a los más desfavorecidos.

El chef Juan Andrés Morilla fue alumno de la Escuela de Hostelería Virgen de Belén.
El chef Juan Andrés Morilla fue alumno de la Escuela de Hostelería Virgen de Belén.

En concreto, la Escuela oferta ciclos formativos de Grado Medio de Cocina y Gastronomía y el Ciclo de Técnico Superior en Dirección en Cocina, y desde que se inaugurara, están trabajando para el sector de la hostelería más de 3.000 jóvenes que se han formado de esta escuela. No en vano, de este centro han salido algunos de los profesionales de la cocina de referencia en España en estos momentos, como sucede con el chef Juan Andrés Morilla, que está triunfando en el Restaurante El Claustro de Granada, o el joven Christian Barrientos, elegido recientemente tercer mejor cocinero joven de Andalucía por la Federación Andaluza de Cofradías Vínicas y Gastronómicas, entre otros muchos.

Una de sus actividades realizadas.
Una de sus actividades realizadas.

No hay que olvidar que el Centro Educativo Virgen de Belén oferta las enseñanzas obligatorias de Secundaria, así como los ciclos formativos de Grado Medio de Cocina y Gastronomía y el Ciclo de Técnico Superior en Dirección de Cocina. Estos ciclos, de dos años de duración académica, aglutinan una etapa educativa que garantiza la formación profesional específica, para conseguir las capacidades, competencias y conocimientos pertinentes para el desempeño cualificado de las actividades profesionales que abarcan el sector hostelero y turístico, con validez académica y profesional en todo el territorio nacional.

Jóvenes que se preparan para un futuro laboral, con un alto nivel de inserción.
Jóvenes que se preparan para un futuro laboral, con un alto nivel de inserción.

En concreto, tal y como comenta Santiago, “la profesionalidad es una de las principales características que nos distingue a la hora de ofrecer nuestros servicios. Porque nuestros alumnos reciben una formación muy amplia, así que cuando llegan al catering tienen un rodaje destacado en este sector. Prueba de esa garantía de buen hacer lo encontramos en el hecho de que contamos con una gran demanda de profesionales, de ofertas que nos llegan a nuestro centro demandándonos trabajadores que, a veces, no somos capaces de satisfacer. Porque el 98-99% de nuestros alumnos se inserta laboralmente al finalizar sus estudios. Y eso es un sello de la calidad que aportamos”. En esta línea se encuentra la Asociación Manantiales, que, junto al programa Incorpora, intenta construir puentes entre las empresas y las entidades sociales que se dedican a la integración laboral para crear oportunidades y combatir la exclusión social de los más desfavorecidos. Esa labor de inserción laboral es, como apuntamos, otro de los atractivos de este catering, que le permite a la Escuela de Hostelería que los alumnos que se están formando realicen prácticas de cara a su futuro profesional.

Una imagen de sus 'Jueves Gastronómicos'.
Una imagen de sus ‘Jueves Gastronómicos’.

“Nuestro centro educativo es bastante amplio, puesto que en el Ciclo Medio Superior contamos con unos 250 alumnos, que llegan hasta los 600 si hablamos de Secundaria. Estos estudiantes reciben clases en talleres específicos, que les permite ir conociendo sus habilidades a la hora de elegir hacia dónde dirigir sus pasos de cara a un futuro profesional. Son chicos que, en ocasiones, proceden de una situación familiar complicada y que desarrollan en este centro una serie de habilidades que les brinda la oportunidad de aprender una profesión con mucho futuro. Es lo que sucede con aquellos jóvenes que se decantan por la cocina, teniendo aquí la oportunidad de recibir una formación en una etapa bastante temprana de su vida, al tiempo que encuentran un estímulo y una ilusión para desarrollarse”, concreta la gerente de Cuesta La Cinta Catering, una empresa que, como se puede comprobar, nació con el firme propósito de hacer realidad la máxima de la integración sociolaboral de los alumnos que pasan por la Escuela de Hostelería Santa María de Belén.

Alumnos de la Escuela de Hostelería 'Virgen de Belén', tras la celebración de un acto social en Huelva.
Alumnos de la Escuela de Hostelería ‘Virgen de Belén’, tras la celebración de un acto social en Huelva.

Esto se materializa, por ejemplo, en la organización de los ‘Jueves Gastronómicos’, donde los estudiantes realizan unos ochos platos que después son servidos por ellos mismos a los comensales, como en los menús tradicionales que se sirven de lunes a viernes durante el curso académico. En definitiva, son muchos los atractivos que ofrece Cuesta La Cinta Catering. Y todo ello en Huelva capital. Así que, para todas aquellas personas que estén pensando en realizar alguna celebración o evento social, no se lo piensen. Tan sólo tienen que pedir información sin compromiso. Seguro que no se decepcionarán.








One Response to "La formación y profesionalidad de la Escuela de Hostelería ‘Virgen de Belén’, toda una garantía de la calidad de ‘Cuesta La Cinta Catering’"

  1. antonio redondo roman   23 noviembre 2017 at 6:19 pm

    HASTA QUE EDAD SE PUEDEN HACER CURSO DE COCINA ,Y QUE ESTUDIO HACEN FALTA
    TENGO 53 AÑOS Y ME ENCUENTRO EN PARO,Y SIN ESTUDIOS GRACIAS

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.