Más de 25 años de dedicación y pasión por la economía respaldan al Colegio de Economistas de Huelva

0
123
Manuel Ángel Bracho, decano del Colegio de Economistas de Huelva.
Manuel Ángel Bracho, decano del Colegio de Economistas de Huelva.

HBN. Manuel Ángel Bracho, tercer y actual decano del Colegio de Economistas de Huelva, se licenció en Ciencias Económicas y Empresariales en Sevilla, donde también se colegió. Actualmente, es economista y auditor de cuentas, y forma parte de varios de los diversos órganos especializados del Consejo General de Economistas, concretamente del ROAC, REA, ECIF y REFOR. Estos registros, son parte fundamental de la organización colegial, y han sido creados para ofrecer apoyo profesional e impulsar la actividad de los profesionales del ámbito económico y empresarial en sus diferentes áreas de actuación. 

Tras aprobarse en 1959 la segregación del colegio único en los Colegios Nacionales de Economistas y Licenciados en Ciencias Políticas, se constituyó, en el año 1974, el Colegio de Economistas de Sevilla (como sección delegada del Colegio Nacional de Madrid), con ámbito territorial en Ceuta y Melilla y en todas las provincias andaluzas, excepto Córdoba. Dichas estructuras centralizadas se hacían cada vez menos eficientes debido a la proliferación de economistas por toda la geografía española, lo que, impulsado tanto por la intención de funcionar de manera independiente, como por la de acercar los servicios al colegiado, se fueron segregando, entre otras, las diferentes provincias andaluzas para crear sus propios colegios independientes. Así, nació el Ilustre Colegio de Economistas de Huelva en el año 1994, previa constitución de una Delegación del Colegio de Sevilla en la provincia onubense, en la que, desde 1986, Manuel Ángel Bracho ejercía de secretario.



Nueva Junta de Gobierno del Colegio de Economistas de Huelva.
Nueva Junta de Gobierno del Colegio de Economistas de Huelva.

El primer decano tras la constitución del Colegio de Economistas de Huelva fue Manuel Domínguez Martínez, quien dejó el cargo con 92 años a manos de Enrique Pérez Benítez (ambos decanos de honor), para posteriormente ser presidido por el actual decano. La junta de Gobierno actual está presidida por el decano Manuel Ángel Bracho Arcos, como vicedecano, José Domínguez Pérez, secretario, Francisco Manuel Campón Moreno y como Tesorera, Maribel Hueso Contreras. En la labor de vocales de la Junta: María del Mar Mazo, Antonio Garrido, María José Cruz, Antonio Luis Pérez, José Carlos Camacho y Concepción Bellerín. Esta emancipación de los Colegios hizo necesaria la creación de un órgano a nivel regional que coordinara las diferentes sedes; así, se constituyó el Consejo Andaluz de Colegios de Economistas. El Colegio de Economistas de Huelva se encuentra integrado tanto en el Consejo Andaluz de Colegios de Economistas, como en el Consejo General de Colegios de Economistas de España, “realizando una labor coordinada de desarrollo, apoyo e impulso a los profesionales colegiados” apunta el decano.

Los representantes de los colegios de economistas y titulados mercantiles con el consejero. Foto Junta de Andalucía.
Los representantes de los colegios de economistas y titulados mercantiles con el consejero. Foto: Junta de Andalucía.

Desde el Colegio de Economistas de Huelva, Manuel Ángel nos comenta que “frente a la tiranía del 51% sobre el 49% de la democracia, es mucho más acertado el consenso, la conciliación, ya que así no se divide a la sociedad, sino que se hace partícipe a cada una de las partes”. Bajo esta idea, el Colegio, se define como una entidad/colectivo no corporativista, que defiende a la profesión y a sus profesionales. “La economía es transversal” apunta Manuel Ángel, “es una ciencia que está a la orden del día, de hecho, la familia es la primera economía doméstica” añade Maribel Hueso.  Prueba de este propósito, hace unas semanas se aprobaba por unanimidad en el Parlamento Andaluz la Ley de creación de los Colegios Profesionales de Economistas de las ocho provincias andaluzas, acuerdo unánime no muy común por parte de los diputados respecto a una normativa que clarifica la representación de los profesionales de la economía. Este hecho, ha sido potenciado por un gran trabajo previo e intenso, por parte de los colectivos. 



Ambas entidades acuerdan poner en marcha diversos proyectos en conjunto.
Ambas entidades acuerdan poner en marcha diversos proyectos en conjunto.

Como profesión moderna, los economistas llevan poco tiempo, lo que significa que tienen poca reserva de actividad o, mejor dicho, una reserva de actividad compartida con otros perfiles. Aun así y con todo, se proclaman orgullosos de su cometido. Con ilusión y esfuerzo, llevan más de veinte años dedicados al Colegio y a todo lo que ello conlleva, aportando, sobre todo, empeño, afán de mejora, calidad de servicio y, sobre todo, pasión por la profesión; a fin de cuentas, son expertos, profesionales cualificados, que “hacen mucho, lo hacen bien y se debe dar a conocer a la ciudadanía que las están haciendo, y bien”, añade Manuel Ángel Bracho.

El Colegio de Economistas presenta su Comisión Fiscal a la Agencia Tributaria.
El Colegio de Economistas presenta su Comisión Fiscal a la Agencia Tributaria.

Uno de los grandes problemas a los que se enfrenta el Colegio, reconocen, es al intrusismo laboral. El Colegio de Economistas apoya y defiende los intereses de los economistas como ejercientes profesionales libres, pero una cosa es eso, y otra, es la convivencia con un tipo de ejercicio ajeno por parte de indeseables que debilitan la profesionalidad del sector en cuestión. Los economistas se imponen por la vía de la razón, del conocimiento, del estudio, en definitiva, de la excelencia. Son los profesionales que, de primera mano, conocen todo el ámbito empresarial y entienden, además, de temas fiscales; “Son aquellos que verdaderamente tienen los conocimientos para ser financieros, contables o asesores fiscales/laborales, entre otros, y que además aseguran la correcta diligencia del oficio, sin automatismos” apunta el decano.



Instantánea del curso sobre Impuesto sobre Sociedades.
Instantánea del curso sobre Impuesto sobre Sociedades.

Una de las tareas que, con más ahínco y dedicación, trabajan los miembros de la Junta de Gobierno del Colegio de Economistas de Huelva, es la homologación de horas de formación y la mejora continua de dicha especialización a los colegiados. Dichas formaciones están basadas en cursos profesionales, no académicos, dirigidos a facultar a los colegiados o afinar/mantener actualizada su interpretación. Se ofrecen tanto cursos de formación básicos, como cursos que habilitan para realizar una actividad en concreto y otros, obligatorios, para seguir manteniendo una actividad. De forma paralela, uno de los proyectos que más impera en su día a día es la colaboración con la Universidad de Huelva; actualmente, tienen un convenio firmado con el actual decano Tomás Escobar, a través del cual, el Colegio de Economistas participa en diversas jornadas/actividades y, ofrece al alumnado un curso de experto contable.

Francisco Ruiz, rector de la UHU, y Bracho, firman un acuerdo de colaboración
Francisco Ruíz, rector de la UHU, y Bracho, firman un acuerdo de colaboración.

De hecho, Manuel Ángel Bracho es buen conocedor del ámbito académico universitario, pues ha trabajado para la Universidad de Huelva durante más catorce años como profesor asociado. En cuanto a las funciones del propio Colegio, dentro del ámbito interno: favorecer formación actualizada a los colegiados, defender y proteger sus intereses profesionales, velar por la calidad del trabajo, defensa y conciliación entre colegiados y sociedad y/o la representación del colectivo profesional ante las Administraciones Públicas; en el ámbito externo: asesoramiento y comunicación con el Consejo Andaluz y el Consejo General para la mejora de las leyes.

Con 250 colegiados “el Colegio cuenta con unos recursos solventes, pero no amplios”, aseguran decano y tesorera. Aunque, es innegable el gran papel y la gran labor del Colegio, pues funciona como conector entre empresas y ciudadanos, encargándose de comunicar, asesorar, educar, convencer, proponer y solventar todo lo relacionado a cualquier ley o nuevo sistema implantado o por implantar, entre otros, para que su sistema productivo se adapte o siga rindiendo de la mejor manera posible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here