Damas

Presentación del libro sobre la revista radiofónica ‘Camino’, de los años 50

El acto se celebra este jueves 24 de noviembre en el Salón de Actos de la Editorial Onuba, con la presencia de Javier Bañares, su autor.

Cartel de la presentación.
Cartel de la presentación.

Ricardo Bada. Este jueves 24, a las 20:00, como podéis comprobar por el cartel adjunto, se presentará en Troglodia un libro donde se cuenta la historia de la revista Camino, en sus dos vertientes, la radiofónica y la que se hizo en soporte papel.

Desde hace muchos años, y por obra y gracia de un bautismal y fundacional comentario de Víctor Márquez Reviriego (quien hacía sus primeras armas periodísticas en el diario Odiel), en Huelva es moneda de uso común, en materia cultural, pensar, creer y decir que la renovación cultural e intelectual comenzó todavía en vida del inferiocre (“Caudillo de España por la gracia de Dios”), y que ello se debe al llamado Grupo Santafé, que data de los años 60.
 
El así bautizado Grupo Santafé tuvo sin duda muchos méritos que nadie le va a negar. Pero ese Grupo nació recién llegado a Huelva su inventor, Víctor Márquez Reviriego, y cuando ya había culminado sus tareas un grupo anterior, que se inició en octubre de 1954, desde los micrófonos de Radio Nacional de España, donde semanalmente se transmitía la revista Camino. Tan habían culminado sus tareas que los fundadores de Radio Popular de Huelva, la Cope 14, “ficharon” en pleno al equipo que hacía Camino como su primera plantilla laboral, la que echó a andar la emisora en mayo de 1960.
 
He dicho antes que el Grupo Santafé tuvo muchos méritos, pero debo precisar que fue a título individual de cada uno de sus miembros, y para documentarlo me basta pensar en la obra señera de Juan Manuel Seisdedos. Lo del Grupo Camino (que  nunca se llamó así, uso la denominación para que mejor se me entienda) fue muy distinto. Lo del Grupo Camino fue la obra de un colectivo en el que todos arrimábamos el hombro a la tarea común de estar en antena cada semana (y años después en la imprenta, casi cada mes). Buena prueba de ello es que acerca del Grupo Camino se puede escribir un libro (como este que se presentará el jueves), pero si se quisiera hacer lo mismo con el Grupo Santafé sería imposible, no habría más remedio que enjaretar una detrás de otra unas biografías personales.
 
Conozco el libro que se va a presentar este jueves, y me apena no estar ahí, para ser testigo de que, de una puñetera vez, se le dé al César lo que es del César. Y espero de vosotros que acudáis a representarme, “a pequeñas diócesis” cada uno, como tomaba su café aquél camarero tan redicho de La del manojo de rosas, a quien por lo mismo llamaban “el Espasa”.











Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.