Moguer acompaña a su patrona en su traslado a Montemayor

0
277
El traslado ha sido multitudinario.
La Virgen, aguardando en la Iglesia la salida.
La Virgen, aguardando en la Iglesia la salida.

HBN. La Virgen de Montemayor, patrona de Moguer, ya se encuentra en su ermita. Después de casi cinco meses, de forma extraordinaria debido a que la Venida tuvo lugar este año el pasado 5 de junio, y no el penúltimo domingo de agosto como marca la tradición, con motivo de la celebración del XXV Aniversario de la Coronación, la Patrona de Moguer, la Virgen de Montemayor, cumpliendo un año más con la tradición, ha sido trasladada este 30 de octubre, último domingo del mes de octubre, desde el templo parroquial de Ntra. Sra. de la Granada hasta su ermita en el Coto de Montemayor.

La patrona ha salido a las 3 de la tarde.
La patrona ha salido a las 3 de la tarde.

A hombros de sus costaleros, el traslado de la Virgen de Montemayor comenzaba en la iglesia parroquial a las 15.00 horas, para iniciar un pequeño recorrido por las calles de la ciudad y posteriormente completar los dos kilómetros que separan Moguer del coto que rodea a la ermita. Un recorrido que ha estado acompañado en todo momento por numerosos moguereños y visitantes, que han hecho de este traslado un acto multitudinario.

A su paso por el Ayuntamiento de Moguer.
A su paso por el Ayuntamiento de Moguer.

Presencia del obispo. En la salida, además, estuvo presente el obispo de Huelva, José Vilaplana, que acompañó a la Virgen durante parte del recorrido de la procesión por el caso urbano.  Este será el último acto de la visita pastoral a Moguer que el obispo realizaba esta semana.

El traslado 2016 a la ermita, clausura de un año «singular». 2016 ha sido un  año singular que precisamente comenzaba hace algo más de 12 meses,  el 4 de octubre del pasado año con la presentación del cartel anunciador y del programa de cultos conmemorativos de las Bodas de Plata de la Coronación, un año que también en la romería fue singular a causa del mal tiempo, que provocó que la función presidida por el cardenal Amigo Vallejo se tuviera que celebrar en el interior de la ermita y no en la explanada trasera, de la misma forma que la procesión tuvo un desarrollo inédito, solo llegando la Virgen sólo a la casa de los mayordomos, para volver después a la explanada delantera para presentarse a las filiales, presentación que de nuevo por el mal tiempo se realizó dentro de la ermita, dando lugar a una estampa antes nunca vista en la romería moguereña.

El traslado ha sido multitudinario.
El traslado ha sido multitudinario.

Y singular sobre todo ha sido el año 2016 como se ha expuesto  por la celebración del XXV Aniversario de la Coronación, con varios actos previos al mes de junio,  como fueron dos  encuentros diocesanos, uno  de grupos de jóvenes y  otro  de hermandades de la provincia, antes del mes de mayo. Ya en junio el día 5 se trasladaba de forma extraordinaria  la Virgen a Moguer para que presidiera los actos que en su honor se iban a celebrar por el XXV Aniversario de su  Coronación, una exaltación en el Monumento conmemorativo de la Coronación pronunciada por el hermano mayor Joaquín Luís Domínguez, que dio paso a un ofrenda floral el día 11, un Rosario de Acción de Gracias y un besamanos por primera vez a la Virgen, otro acto singular realizado por primera vez que congregó en la noche del día 15 en la que se cumplía cronológicamente el XXV Aniversario, y la madrugada ya del día 16, a miles de moguereños que no quisieron dejar pasar la oportunidad una oportunidad histórica de tener frente a frente a la Virgen de Montemayor.



Ante el Azulejo de los Hornos.
Ante el Azulejo de los Hornos.

Junto con el Besamanos otro acto que ya es historia de la singular devoción de Moguer a su Patrona fue en la tarde noche del día 18 y madrugada del día 19 la procesión extraordinaria por el mismo recorrido del día de la Coronación, para  la que  una comisión creada a tal efecto engalanó todas las calles por las que pasó la Virgen, a cuyo paso fue recibida por multitudinarias lluvias de pétalos, una noche que Moguer tardará en olvidar.

Un año muy especial.
Un año muy especial.

Los actos continuaron con una Vigilia de Espigas junto con la Adoración Nocturna el sábado 25 de junio, el traslado de la Virgen el 19 de agosto al Convento de las Hermanas de la Cruz, donde permaneció una semana, la celebración de la Novena y  los cultos de la velada, durante la que ha permanecido abierta en la caseta de recepción del ayuntamiento una exposición conmemorativo de los 25 años de la Coronación.



La Virgen, mirando a Moguer en los Hornos antes de iniciar el Camino hacia Montemayor.
La Virgen, mirando a Moguer en los Hornos antes de iniciar el Camino hacia Montemayor.

Y de nuevo llega octubre, mes que este año también  será singular para un grupo de moguereños que desde hace nueve años integran la Junta de Gobierno de la Hermandad Matriz, ya que si todo se cumple como está previsto el traslado de  la Virgen a la ermita será «el último» acto oficial que celebren, ya que actualmente está abierto el proceso electoral, cuya presentación de candidatura finaliza el 4 de noviembre, y convocado cabildo de elecciones para el 2 de diciembre.  Un año donde a pesar de que se ha utilizado muchas veces la palabra “último”,  no se ha dejado de trabajar en ningún momento con la misma ilusión y fuerza por engrandecer todo lo que rodea el nombre de Montemayor.

Camino de Montemayor.
Camino de Montemayor.

Como decía Juan Ramón “yo me iré…”,  y quienes hoy integramos la junta de gobierno estamos llamados a dejarla   antes de que finalice el año, pero Ella siempre permanecerá en el Montemayor de Moguer bendiciendo a todos sus hijos, y desde allí se seguirán escuchando repicar  las campanas cada vez que llegue mayo, junio, agosto u octubre cada año.

Galería gráfica del recorrido de la Virgen de Montemayor por las calles de Moguer durante el traslado:

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here