La onubense Cinta Entenza pone a prueba el poder del teatro para cambiar el mundo

2
109
Entenza está ilusionada con esta nueva etapa.
La onubense Cinta Entenza.
La onubense Cinta Entenza.

A.R.E. Desde siempre quiso ser actriz, pero lo que no esperaba la onubense Cinta Entenza Aguilar era que el teatro, su gran pasión, se convertiría en una herramienta para ayudar a los demás, una tarea que le reportaría una satisfacción y desarrollo personal lo suficientemente importantes como para que valiera la pena dedicar su vida a ello.

Cinta es natural de Huelva capital, donde muy joven participó como actriz en la compañía profesional Teatro de las Marismas, y es que ya apuntaba maneras cuando era sólo una adolescente. En aquel tiempo se le ocurrió la ‘locura’ de irse a Sevilla, donde trabajó más la formación. “Fue una aventura adolescente que me sirvió de trampolín, de plataforma, para probar si era lo que me gustaba“, recuerda. Una prueba, hoy día convertida en anécdota, que no sorprendió en absoluto a su familia, que siempre había sabido de la curiosidad de la onubense y que comprendía la inquietud de la joven Cinta por buscar cosas nuevas, algo que sigue presente en la Cinta madura.



Cinta estudió Arte Dramático en Madrid.
Cinta estudió Arte Dramático en Madrid.

Tras el periplo sevillano, Entenza se tomó en serio su formación teatral, refiriéndose al teatro en sus más amplias facetas, y comenzó sus estudios. Pasó por la Escuela de Arte Dramático de Madrid y por el Instituto de Teatro de Sevilla, donde aprendió sobre dirección escénica, dramaturgia, teatro de títeres y objetos, escenografía, etc. Adquirió conocimientos de gestión cultural y animación sociocultural a través de la UNED y se formó en psicoterapia gestalt y bioenergética en el Centro de Psicología Humanista de Málaga. Finalmente, sus últimos estudios se han encaminado hacia la dramaturgia, la escritura teatral y autobiográfica y la constelación familiar.

Gracias a su amplísima formación, la onubense entró a trabajar en la Diputación de Huelva, donde desarrolló durante una década proyectos muy interesantes, tanto en el área de Cultura como en la de Igualdad, que tenían al teatro como herramienta de trabajo. Iniciativas que incluso ahora, un año después de abandonar la institución provincial, sigue llevando a cabo, pero ya como una profesional independiente. Y es que desde hace unos meses, Entenza emprendió en solitario una nueva aventura laboral, en la que continúa con la formación en materia de género desarrollada en su etapa anterior, pero ampliando a otros muy diversos proyectos.



'Verbos para la igualdad', una de las obras llevadas a escena por las reclusas de la cárcel de Huelva.
‘Verbos para la igualdad’, una de las obras llevadas a escena por las reclusas de la cárcel de Huelva.

Por un lado, Cinta es la impulsora del proyecto ‘La oportunidad de actuar’, una iniciativa que este 2016 celebra su tercer año de vida y con la que Entenza ha logrado que el teatro entre en el Centro Penitenciario de Huelva. el objetivo del mismo era utilizar el teatro desde un enfoque terapéutico, como una manera de que las internas sacaran lo que llevaban dentro, “de querer conocer lo desconocido que tenemos en nuestro interior”, explica la onubense.

Cinta hace hincapié en el lado terapéutico del teatro.
Cinta hace hincapié en el lado terapéutico del teatro.

A través de este proyecto, en torno a una veintena de mujeres de la cárcel provincial se convierten en actrices -también adoptan otros roles, como escenógrafas, apuntadoras, etc.- para dar vida a un grupo teatral que se prepara para representar una obra. De hecho, ellas mismas han autodenominado a su compañía ‘Heroínas de la palabra’, un detalle que demuestra su ilusión y el compromiso con la iniciativa.



Entenza se ha formado en los más diversos aspectos del teatro.
Entenza se ha formado en los más diversos aspectos del teatro.

“Cuando pusimos en marcha ‘La oportunidad de actuar’ la única relación que habían tenido muchas internas con el teatro no iba más allá del musical o algo de sainete. Por eso, al principio fue un poco desconcertante para las reclusas emprender una aventura en la que lo más importante era aportar los sentimientos de cada una, su parte más desconocida… ¡Pero allí no falta el valor y nos tiramos a la piscina!”, reconoce Entenza.

Finalmente, el proyecto resultó una experiencia maravillosa y gratificante, tanto para su ideóloga como para sus receptoras, ayudando a estas últimas, según afirma Cinta, a “empoderarse, a tener más confianza, ser más positivas, a conocerse mejor y abrirse al mundo“. En este sentido, el teatro ha permitido a estas internas “sacar las emociones de los personajes que nos hemos planteado para sobrevivir y que tapan sentimientos negativos (como la rabia o la ira), pues el hecho de sacarlos provocaría el distanciamiento de las personas. El teatro da la oportunidad de mostrar esas emociones, es su aportación terapéutica”, explica la onubense.

Mujeres de la Asociación Azalea representado la obra 'Un jardín de esperanza'.
Mujeres de la Asociación Azalea representado la obra ‘Un jardín de esperanza’.

Pero no era la primera vez que Cinta trabajaba con mujeres, un colectivo en el que se ha ido especializando de manera casi dada. En este sentido, todo empezó con una propuesta de la Asociación de Mujeres Azalea, de la barriada del Carmen de la capital onubense, para que colaborara con ellas. Así fue elaborando proyectos encaminados a que las socias de esta entidad fueran más asertivas, alcanzaran independencia interior, aprendieran a decir ‘no’ y, en suma, atendieran a sus propias necesidades particulares. Como explica Entenza, “la mayoría son mujeres de cierta edad y trayectoria vital determinada cuyo papel principal había sido el de cuidadoras y que gracias a la Asociación han salido y descubierto otros personajes que estaban en ellas, adormecidos por la vida doméstica”.

Cinta también trabaja con la Asociación Molineras.
Cinta también trabaja con la Asociación Molineras.

A partir de este primer contacto con el colectivo femenino, todo fue rodado, trabajando desde entonces con diferentes asociaciones de mujeres como Las Molineras y Nuestra Señora de la Alegría de la capital, así como con otras de la mayoría de los municipios de la provincia. Para estas ‘alumnas’ en concreto, Entenza tiene un catálogo, ‘Arte de género’, en el que se engloban acciones artísticas y talleres formativos.

Los hombres son los actores en 'Te doy mi voz'.
Los hombres son los actores en ‘Te doy mi voz’.

En este sentido, sus trabajos de coeducación más conocidos son performances ideadas y dirigidas por Cinta para fechas muy señaladas en el ámbito de la igualdad, como el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, y el 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Para este último día, la onubense puso en marcha ‘Te doy mi voz’, una representación teatral que recoge testimonios reales de mujeres de todas las edades y situaciones sociales que han sido víctimas de violencia de género sometidos a una adaptación dramatúrgica.

Representación de 'Imágenes para romper el silencio'.
Representación de ‘Imágenes para romper el silencio’.

Como explica su autora, “son 12 textos en total, como una metáfora de los meses del año, de la lucha continua por erradicar esta lacra. Son hombres los que leen estos testimonios en primera persona, como si les prestaran su voz a las víctimas. Además no son actores, sino hombres naturales del lugar a donde llevamos la representación, lo cual tiene un efecto aún más poderoso en la ciudadanía. Si lo hacemos, por ejemplo, en un pueblo, solemos contar con los varones de la corporación municipal, como señal de su compromiso político con la igualdad. Es una actividad que siempre conmueve y que implica a las personas que lo hacen y lo reciben. Es el resultado de un trabajo con mujeres que han sufrido malos tratos y para las que poder contarlo ya es haber superado una parte, haber salido del aislamiento y de la dependencia de la relación tóxica”.

Cinta tiene nuevos proyectos.
Cinta tiene nuevos proyectos.

‘Te doy mi voz’ se ha representado en diferentes puntos de la provincia de Huelva y también se hizo en Sevilla, en el marco de Grito de Mujer Festival Internacional de Poesía y Arte. Próximamente está previsto que pueda verse en Huelva, aún de este hecho Entenza aún no puede dar detalles.

De lo que sí puede hablar es de otro de sus proyectos, en concreto de un taller de tres horas que se llamará ‘Sí a mí misma’ y que tendrá lugar en Bollullos Par del Condado. Se tratará de una actividad enfocada a que las mujeres sean fieles a sí mismas y que todo el cuidado y apoyo que ofrecen a otras personas revierta también en ellas mismas.

Cinta agradece contar con el apoyo de las instituciones.
Cinta agradece contar con el apoyo de las instituciones.

En este sentido, Entenza se siente muy agradecida por el apoyo que le prestan entidades como el Instituto Andaluz de la Mujer, la Diputación Provincial, el Ayuntamiento de Huelva y el resto de consistorios de la provincia, que siempre apoyan y demandan sus iniciativas.

Otras de las metas de Cinta está relacionado con la nueva Asociación Generando + Igualdad, en el marco de la cual está desarrollando un proyecto de coeducación destinado al público de Primaria y Secundaria. Así en centros onubenses la experta emprenderá con los alumnos la aventura de la igualdad, trabajando temas como el uso de Internet y las redes sociales, enfocados a la prevención de la violencia de género.

Entenza está ilusionada con esta nueva etapa.
Entenza está ilusionada con esta nueva etapa.

Finalmente, Entenza tiene también un proyecto como actriz, que supondrá llevar a escena un monólogo dramático elaborado por ella y titulado ‘Casa de papel’. Un texto que llevó a cabo como trabajo final de un curso de formación que hizo el pasado 2015 en la Escuela de Interpretación La Manada de Madrid y en el que la onubense abre su alma al público de manera descarnada.

Así se presenta el futuro de esta actriz, directora y formadora que lleva 30 años utilizando el teatro como base para alcanzar un objetivo muy superior al del mero entretenimiento. En esta nueva etapa, Cinta se muestra ilusionada y llena de creatividad y energía, ingredientes que le servirán para seguir llevando valores a diferentes colectivos de nuestra provincia.