Mónika Torres, el compromiso de una artista almonteña que utiliza su talento para ayudar a animales sin hogar

Los beneficios de su proyecto ‘Konkatazas’ son destinados a protectoras y asociaciones de la provincia. Hablamos de una joven de 28 años cuyo trabajo ya ha traspasado nuestras fronteras, siendo presentado incluso en el Lycée de Pontonniers de Estrasburgo, en Francia.

La artista Mónika Torres.
La artista Mónika Torres.

Rosa Mora. De nombrar a una persona cuya influencia haya sido vital en la trayectoria artística de la almonteña Mónika Torres, ella lo tiene claro: su abuelo Manuel Carrasco Rodríguez. Gracias a él descubrió la textura de los lienzos, el olor del óleo, la magia de los colores… y ese mundo le cautivó.

'Konkatazas' para colaborar con las protectoras.
‘Konkatazas’ para colaborar con las protectoras.

Mónika Torres reconoce que ya desde muy joven tuvo clara su vocación. Así, contando siempre con el respaldo de sus familiares, comenzó a los pocos años de edad a formarse con la finalidad de poder vivir en el futuro de su gran pasión: la pinturaLicenciada en Bellas Artes en las especialidades de Pintura y Conservación y Restauración de Obras de Arte, actualmente realiza el Doctorado en el ámbito de la Conservación y la Restauración de la Universidad de Sevilla. En esta línea, en 2016 ha intervenido como conservadora y restauradora en el Retablo Mayor de la Ex Colegiata de Nuestra Señora de las Nieves en Olivares, y en el conjunto de tallas escultóricas del retablo.

Mónika Torres, junto a su abuelo Manuel Carrasco, acompañándola en una de sus exposiciones en Moguer, 2016.
Mónika Torres, junto a su abuelo Manuel Carrasco, acompañándola en una de sus exposiciones en Moguer, 2016.

En lo que a exposiciones se refiere, numerosas y diversas han sido las muestras en las que esta artista de Almonte ha presentado sus obras. Un trabajo con el que busca siempre transmitir alegría y, sobre todo, hacer reflexionar a los espectadores. Por otro lado, recientemente, su obra ‘El río del amor jamás fluvió tranquilo’, ha sido seleccionada para el concurso Crea Joven Sevilla 2016.

Con motivo de la inauguración de la exposición Onuba, que puede visitarse hasta el 21 de octubre en la zona expositiva de la planta baja del Teatro Salvador Távora de Almonte, Huelva Buenas Noticias ha conversado con esta joven de Almonte, que destaca además por su faceta solidaria y su compromiso con los animales sin hogar. Pensando en ellos ha puesto en marcha un interesante proyecto.

Intervención en el Retablo Mayor de Nuestra Señora de las Nieves en Olivares, Sevilla.
Intervención en el Retablo Mayor de Nuestra Señora de las Nieves en Olivares, Sevilla.

– Todo tiene un origen, ¿recuerdas tus inicios en el mundo artístico?
– Recordarlo como tal -en una fecha concreta- podría decir a ciencia cierta que no. Pero sí sé que desde que tenía uso de razón, uno de mis juegos favoritos era pasarme las horas dibujando, coloreando y pintando con mi “repertorio” artístico. De hecho, recuerdo con mucho cariño un maletín rosa que me regalaron los Reyes Magos con un sinfín de cosas para pintar. [Ríe] Vamos, todo lo necesario para ser una gran artista a los cinco años.




Inauguración ONUBA, en el Salvador Távora de Almonte, 2016.
Inauguración ONUBA, en el Salvador Távora de Almonte, 2016.

– Y, ¿Alguna influencia familiar?
– Siempre he sabido y he dicho que “la vena artística” ha sido heredada por parte de mi abuelo materno D. Manuel Carrasco Rodríguez, que a sus 89 años aún tiene iniciativa para pintar, aunque apenas lo haga. Y, por supuesto, mi madre Angélica también ha tenido mucho que ver en esta trayectoria tan bonita y dura a la vez. A mi abuelo siempre le ha gustado pintar, y desde pequeña lo he visto con el pincel en la mano, el caballete, los lienzos y los botes de óleos guardados en sus diversos maletines de madera, que tanto me gustaba curiosear. Recuerdo que nos poníamos a pintar juntos, incluso fuimos a clases de pintura donde comencé casi con ocho años a pintar al carboncillo, luego al pastel, y finalmente al óleo. Aquello era: si avanzabas de nivel, avanzabas de técnica. Realicé mi primer cuadro al óleo a los nueve años. Se trató de bodegón que conservan mis padres como oro en paño, a lo que les estoy muy agradecida. En cuanto a la influencia que me ha venido por parte de mi madre, destacaría todas las manualidades que realizaba. Siempre estaba haciendo cursos de todo tipo, a los cuales me llevaba con ella. Incluso recuerdo,[ríe] que me “ponía mala” a propósito para no ir al colegio, pero sí estaba buena para acompañarla a las clases de manualidades que tenía los miércoles.

La artista, junto a su obra 'De Camino a la mina'. Serie Onuba, 2016.
La artista, junto a su obra ‘De Camino a la mina’. Serie Onuba, 2016.

– Por lo que cuentas, ¿Tuviste clara siempre tu vocación?
– Siempre fui niña de destacar en el colegio en las clases de Dibujo, era mi hora favorita. Luego en el instituto, la asignatura de Plástica seguía siendo mi preferida, además de contar con un gran profesor, Jorge Quintana, al que le tengo mucha estima. Además de una grandísima persona, siempre supo ver en mí el talento para poder dedicarme a ello. Realicé el Bachillerato Artístico en Bollullos del Condado, y de ahí comencé en la Facultad de Bellas Artes de Sevilla. Gracias al apoyo de mi familia, se cumplió mi sueño de ser Licenciada en Bellas Artes con una doble especialidad: Pintura y Conservación y Restauración.

Mónika Torres investigando en la Facultad de Bellas Artes de Sevilla.
Mónika Torres investigando en la Facultad de Bellas Artes de Sevilla.

– Mónika, ¿Qué buscas transmitir con tu trabajo?
– Principalmente, alegría. Alegría porque, a mi parecer, desgraciadamente vivimos en un mundo bastante caótico, y con mi trabajo, quiero que los espectadores puedan “transportarse” a momentos y vivencias felices. Por otro lado, la reflexión está, por supuesto, muy presente en cada una de mis obras. Me gusta observar cuando comienzan a descifrar elementos, a adivinar formas, a buscar cosas, a pensar, cuestionar… y, me entusiasma, que me rebatan cuando perciben otra cosa totalmente diferente a lo que yo misma he querido trasmitir.

Cartel del Feria de Almonte 2015, realizado por Mónika Torres.
Cartel del Feria de Almonte 2015, realizado por Mónika Torres.

– ¿Qué técnicas y materiales empleas?
– A lo largo de mi trayectoria he empleado multitud de materiales y procedimientos en mis trabajos. Cuando comencé Bellas Artes en 2006, dejé de emplear el óleo, y me centré en el acrílico. Pero a medida que fui avanzando en los años de carrera, la curiosidad por los materiales fue creciendo. Supongo que es algo normal si verdaderamente sientes el arte. El acrílico sigue estando presente en la mayoría de mis obras, es indispensable para mí. El óleo lo estoy comenzando a introducir de nuevo en mis trabajos, quiero volver a recordar los olores, y su aspecto característico. Por otro lado, las acuarelas también están muy presentes en mi día a día, me relajan, y son bastante fáciles de transportar, por lo que me permite crear en cualquier momento.

En realidad, podría estar escribiendo un sinfín de técnicas y materiales, pero en los trabajos más recientes, me he inclinado más por emplear elementos que aporten a las obras texturas. La carga de materia en mis cuadros cobra un sentido importante, y es que considero que el tacto también es fundamental para poder entender una obra. Así que doy permiso para que mis cuadros puedan ser “acariciados”.

Juego de cerámica pintado por la autora.
Juego de cerámica pintado por la autora.

– ¿Referentes artísticos?
– Hace unos años me consideraba bastante “Picassiana”. Cuando creo obras más figurativas me nacen con una línea muy característica de Picasso, pero ni por asomo soy nadie para compararme con sus trabajos. Sin lugar a dudas, el malagueño es uno de mis pintores favoritos y sus obras me fascinan tanto que hasta se me han saltado las lágrimas cuando he estado delante de alguna de ellas. Por otro lado, las obras de Miquel Barceló me llaman bastante la atención. De hecho, a pesar de su polémica, la obra monumental La Cúpula de la Sala de los Derechos Humanos de la ONU me fascina por sus texturas, colores y materiales empleados. Recuerdo que cuando di por finalizada mi obra ‘Nenúfares’, de la serie Onuba, inmediatamente me recordó a la Cúpula de la ONU. Fue una casualidad satisfactoria. No obstante, existen otros muchos pintores que me interesan por sus técnicas y el sentido que cobran sus obras, como Santiago Picatoste, Luis Gordillo y Katharina Grosse, entre una enorme lista.

Obra perteneciente a la exposición colectiva 'Nosotras', en Moguer. 2016.
Obra perteneciente a la exposición colectiva ‘Nosotras’, en Moguer. 2016.

– ¿Qué papel ha jugado tu pueblo, Almonte, en tu trabajo?
– A nivel inspirador mi pueblo ha jugado un papel fundamental. Los paisajes que me ha ofrecido mi entorno son la Marisma, el verde de Doñana, los azules de sus playas, las dunas, y sin dejar atrás, el famoso poblado abandonado de Cabezudos’. Son el hilo conductor de mis obras.

Obra perteneciente a su etapa valenciana, titulada Facetas. 2014.
Obra perteneciente a su etapa valenciana, titulada Facetas. 2014.

– Tu trabajo ha sido presenta en numerosos y variados espacios, ¿qué exposiciones destacarías?
– Considero que todas las exposiciones son importantes, y que de todas se guarda algo especial, aunque sí es cierto que de unas más que otras, dependiendo de la muestra expositiva que ofrezcas, de cómo te sientas con el trabajo realizado, o de lo que haya significado. Me gustaría destacar la primera de todas. Una exposición colectiva que realizamos en primero de carrera, titulada “Cuento ilustrado: Coloreando Sueños”. En ella tuvimos que escribir e ilustrar un cuento, el mío se titulaba ‘Amapolas Azules’.

Dibujo realizado por la artista Mónika Torres.
Dibujo realizado por la artista Mónika Torres.

También destacaría una exposición internacional en el Lycée de Pontonniers de Strasburgo, Francia, en 2014, en la que además de presentar una breve trayectoria sobre mis obras, tuve la oportunidad de dar una conferencia sobre arte titulada ‘La expresión artística de Mónika con K de Torres’. Mónika con K de Torres es una de las diversas formas en las que he llegado a firmar mis obras en estos últimos años, junto con monikakonka. Aunque, actualmente lo hago como Mónika Torres. Volviendo al tema de las exposiciones más relevantes, he de subrayar ‘Texturas, Paisajes y Huelva’ en el Teatro Felipe Godínez de Moguer. De esta muestra nace la serie Onuba, nombre que da título a la exposición que ha visitado ya varias salas, como el Casino de Rociana del Condado el pasado junio, y actualmente viste la Sala del Teatro Salvador Távora de Almonte.

Obra Mapa Azul, inspirada en las playas de Huelva. 2016.
Obra Mapa Azul, inspirada en las playas de Huelva. 2016.

– Y de esta muestra, ¿Qué puedes contarnos?
-Son un total de 18 obras que abarcan diferentes formatos. Se insertan en un estilo abstracto, en el que me siento libre a través de la macha y una pincelada amplia y expresiva, que contienen mucho color, materia y textura. El nombre que da título a la exposición habla por sí solo, pues son obras inspiradas en mis recuerdos, vivencias y paisajes que he estado sintiendo desde que era pequeña. Están construidas a través de mis vivencias emocionales, y de la forma en la que yo recuerdo mi provincia y mi entorno natal, es decir, con satisfacción. En la muestra podemos encontrar resquicios de mis dos pueblos Almonte, de dónde soy verdaderamente, y Bollullos del Condado, el pueblo de mi madre y donde también he crecido. Pero también, tengo que hacer honores nombrando a uno de mis entornos preferidos, las minas de Riotinto, un lugar en el que puedo distinguir infinidades de tonalidades cromáticas, y eso me abstrae del mundo real, junto a la belleza palpable de sus minas y aguas rojizas.

Obra 'El río del amor jamás fluvió tranquilo', seleccionada actualmente para el Concurso Crea Joven Sevilla 2016.
Obra ‘El río del amor jamás fluvió tranquilo’, seleccionada actualmente para el concurso Crea Joven Sevilla 2016.

– De todas las obras, ¿Algunas que tengan un significado más especial para ti?
– Esta pregunta me la han hecho ya en varias ocasiones, y lo cierto es que podría declinarme por algunas, como lo he hecho por ejemplo con la obra ‘De camino a la mina’, o ‘Mapa Azul’, pero luego miro el resto y digo: no, ésta otra también es significativa, y así voy observando el resto y cada una tiene sus características que las hacen peculiares.

No obstante, este caso, sí voy a decir que la obra ‘El Viñedo’ sea posiblemente de las más emotivas, porque mi abuelo Manuel tiene mucho que ver en ella. Es una obra creada para homenajear la fiesta del vino. Desde pequeña he vivido de cerca con mi familia la vendimia. He visto a mi abuelo en el campo, lo he visto cuidar de sus cepas y de sus uvas, le he acompañado en la vendimia, y me ha relatado cómo llevaba la uva a la cooperativa. He experimentado todo esto junto a él. Es por ello que en esta obra él ha sido el protagonista, porque gracias a las experiencias vinícolas he podido trasmitirlo a mi modo. Ese cuadro es alegría, es fiesta, es como un puñado de confeti que se convierten en uvas. Esta obra se la dedico a mi abuelo, como muchas otras.

'Konkazapas' inspiradas en las parejas que viven a distancia.
‘Konkazapas’ inspiradas en las parejas que viven a distancia.

– ¿Proyectos en mente?
– En cuanto a la pintura estoy pensando en un proyecto centrado nuevamente en el entorno de Riotinto. Aún tengo que madurar algunas ideas, pero lo llevo trabajando desde el año pasado, y espero que pronto podáis conocer algo sobre ello. No obstante, me gustaría que la exposición Onuba siguiera recorriendo otros pueblos y, por supuesto ciudades, y qué mejor que Huelva para ser la pionera. Así que espero que nos veamos de nuevo por la capital onubense.

En cuanto al ámbito de la Conservación y Restauración seguiré dedicándome a mi Doctorado. Una tesis que trata sobre los estudios pertinentes para la recuperación de un conjunto pictórico que fue realizado por el pintor gaditano Francisco Hohenleiter para el Teatro Coliseo España construido para la Exposición Iberoamericana de Sevilla de 1929. Una investigación que lleva dos años de trabajo, y que está dirigida por el Catedrático Emérito Don Francisco Arquillo Torres, y por Don David Arquillo Avilés.

Mónika trabajando en unas ilustraciones para la edición de un cuento infantil contra el cáncer.
Mónika trabajando en unas ilustraciones para la edición de un cuento infantil contra el cáncer.

– Hemos visto que parte de los recaudado con trabajos tuyos va destinado a protectoras de animales, ¿Cuándo surge este compromiso?
– Se trata de un proyecto que surgió de la impotencia. Otra de mis facetas artísticas es dedicarme a personalizar elementos que las personas puedan darle uso cotidiano. Hablamos de las Konkazpatas -zapatillas- y las Konkatazas -tazas de cerámica-. Siempre que puedo intento ayudar a las personas que me rodean, a los que están en la calle pasando necesidades, o a quienes directamente me lo piden. Al igual que lo hago con los animales, y es que ellos son mi debilidad. Cuando hablaba de impotencia, me refería a la indignación de no poder ayudar económicamente a los animales todo lo que me gustaría por la falta de medios propios. Entonces se me ocurrió la idea de vender Konkatazas con frases simpáticas como1000 lametones por ayudarme a ser más feliz’, ‘En el fondo sabes que tu cama es mía’ y ‘Si buscas un calcetín me lo he comido yo’Es entonces con mi trabajo artístico, sin obtener ningún beneficio, el modo con el que ayudo, e incito a las personas a colaborar con las Protectoras y Asociaciones de animales, como es por ejemplo Huellitas Desamparadas de Almonte, para gastos de veterinarios y transportes.

Obra El Viñedo. 2016.
Obra El Viñedo. 2016.

– ¿Cuáles son tus aspiraciones?
– Desde siempre me ha gustado la enseñanza. Es por ello que aspiro a dedicarme a ello como profesora de la Facultad de Bellas Artes. Además de la formación requerida para ello, la destreza y la experiencia también son sustanciales, es por ello que llevo ya cuatro años adscrita al Departamento de Pintura de la Facultad de Bellas Artes de Sevilla, como Asistente Honoraria.

– Muchas gracias y mucha suerte.

 




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.