Huelva consolida su plaza como referente formativo en el campo de la Ingeniería Ambiental

0
339
El máster está dirigido a titulados universitarios en ingeniería, arquitectura y ciencias experimentales.
El máster está dirigido a titulados universitarios en ingeniería, arquitectura y ciencias experimentales.
Comparte esta noticia
Momento de la apertura en enero del Máster Oficial en Tecnología Ambiental.
Momento de la apertura del Máster Oficial en Tecnología Ambiental el pasado mes de enero.

R.M. En el mes de enero comenzará a impartirse una nueva edición del Máster Oficial en Tecnología Ambiental. Se trata de una acción formativa que se ofertó por vez primera en Huelva en el curso académico 2006/2007, calificándose entonces como pionera a nivel andaluz en lo que a la temática de la Ingeniería Ambiental se refiere.

Se trata de un máster que impartido por la Universidad de Huelva y la Universidad Internacional de Andalucía.
Se trata de un máster interuniversitario, impartido por la Universidad de Huelva y la Universidad Internacional de Andalucía.

A grandes rasgos, este máster busca proporcionar a los alumnos una formación exhaustiva en el área de la Tecnología Ambiental abarcando los aspectos tecnológicos, económicos, legales y medioambientales. En esta línea, tal y como señalan en la carta de presentación del máster, “la ingeniería ambiental [especialidad profesional no regulada en España con atribuciones profesionales], trata de formar profesionales para la protección del medio ambiente en una doble vertiente; por un lado, identifica, analiza y evalúa los posibles impactos producidos sobre el ambiente; por otro, debe aplicar las mejores tecnologías disponibles en cada momento que permitan la restauración del medio ambiente perturbado por la actividad del hombre.

La Universidad de Huelva y la Universidad Internacional de Andalucía son las encargadas de impartir este Máster Oficial en Tecnología Ambiental [siendo la UHU la entidad coordinadora], que cuenta con la colaboración de diferentes empresas e instituciones patrocinadoras:  Aguas de Huelva S.A, Antonio España e Hijos, Atlantic Cooper, Diputación de Huelva y Endesa, que proporcionan al máster una financiación adicional que mejora de forma significativa la calidad docente del mismo, ya que permite realizar actividades complementarias como ciclos de conferencias, ayudas de matrícula y/o estancias a estudiantes, visitas a industrias e instalaciones, o la participación de profesionales de alto nivel del campo de la ingeniería ambiental.

Juan Pedro Bolívar Raya, director del Máster en Tecnología Ambiental.
Juan Pedro Bolívar Raya, director del Máster en Tecnología Ambiental.

Con el fin de conocer a fondo todos los entresijos de este máster interuniversitario, Huelva Buenas Noticias ha conversado con su director, Juan Pedro Bolívar Raya, Doctor en Física por la Hispalense,profesor del departamento de Física Aplicada de la Facultad de Ciencias Experimentales de la Universidad de Huelva y uno de los mayores expertos de la UHU en radiactividad natural y residuos industriales inorgánicos.

-Huelva es una provincia inmensamente rica medioambientalmente hablando pero a su vez hace frente a importantes problemáticas que la hacen estar en un constante punto de mira. En esta línea, podemos decir que el hecho de que este Máster en Tecnología Ambiental se imparta en Huelva tiene mucho sentido.
– Así es. Recordemos que uno de los objetivos estratégicos de la Universidad de Huelva –recogido en su Ley de Creación- es el estudio y conservación del medio ambiente. En este sentido hay que destacar cómo en la Onubense existen bastantes y potentes grupos de investigación dedicados a la investigación ambiental. Los orígenes de este máster se remontan al año 2002, cuando creamos un programa de Doctorado en Ingeniería Ambiental. Ya entonces éramos conscientes del importante “laboratorio natural ambiental” que tenemos en Huelva. Por un lado, poseemos un vasto Complejo Industrial Químico a la vez que en el pasado se desarrolló una intensa minería que, con el paso de los años, ha dejado ingentes cantidades residuos mineros abandonados a lo largo de las cuencas de los ríos Tinto y Odiel, la cual genera actualmente una elevada contaminación, que finalmente se descarga al Océano Atlántico por la desembocadura común de los ríos Tinto y Odiel. Teniendo presente las zonas contaminadas de la provincia y la existencia del Polo Industrial de Huelva, comenzamos a dar forma a este máster.

Acción formativa  eminentemente práctico, pero sin olvidar que también da acceso al Doctorado.
Acción formativa eminentemente práctico, pero sin olvidar que también da acceso al Doctorado.

– Inciden mucho en los orígenes de este Máster Oficial, que fue pionero a nivel andaluz en el campo de la Ingeniería Ambiental.
-Consideramos muy importante poner en valor la trayectoria de este máster, de los más antiguos de España. Su origen lo encontramos en un Máster Propio de la Universidad de Huelva, que se llamó “Máster en Ingeniería Ambiental”, el cual empezó a impartirse en el curso 2003/2004. Este máster coincidía con un programa de Doctorado de nombre homónimo – Ingeniería Ambiental- que arrancó en el año 2002/2003. Tras la entrada en vigor del Decreto que cambió la regulación de los programas de doctorado, y comenzaron a expandirse los másteres oficiales dentro del modelo del Espacio Europeo de Educación Superior, nos pareció el momento adecuado de fusionar el programa de Doctorado y el Máster Propio en una Máster Oficial. Iba a llamarse en un principio Máster en Ingeniería Ambiental, pero finalmente tuvimos que optar por el nombre actual de Máster en Tecnología Ambiental, debido a que era probable que el Gobierno de España regulara la profesión de ‘Ingeniero Ambiental’, hecho que finalmente no se produjo.

– Los alumnos que lo cursan pueden optar tanto por el itinerario profesional como  por el investigador, ¿No es así?
– Así es. Por un lado buscamos que este máster interuniversitario sea eminentemente práctico, pero sin olvidar que también da acceso al Doctorado. En este sentido, se puede cursar mediante dos vías: el itinerario profesional o el investigador. Aquellos que opten por el profesional realizan prácticas externas en empresas durante al menos tres meses. Actualmente contamos con unas 50 empresas colaboradoras y, en la medida de lo posible, exigimos que éstas concedan una ayuda económica al alumno durante la realización de sus prácticas. Debo señalar que muchos de los estudiantes terminan trabajando en las empresas donde realizaron las prácticas, lo cual avala la calidad de la formación que nuestro máster les ha proporcionado.



A nivel de contenidos, podemos dividir las asignaturas en dos vertientes, aquellas relativas a la Tecnología Ambiental como Tratamiento de agua; Tratamiento y valorización de residuos o Control de la Contaminación atmosférica, entre otras, y las asignaturas más relacionadas con la Gestión Ambiental como Evaluación de Impacto Ambiental, Proyectos Ambientales, Auditorías Ambientales, entre otras. Por otro lado, el itinerario de investigación sería obligatorio para acceder al Doctorado en“Ciencia y Tecnología Industrial y Ambiental”, que desarrolla el conjunto de todos los grupos de investigación de Ciencias Experimentales y Tecnología de la UHU.

Hablamos de una formación con buenas expectativas profesionales.
Hablamos de una formación con buenas expectativas profesionales.

– Una cuestión de especial relevancia en este tiempo, ¿Demanda el mercado expertos en esta área de actividad?
Así es, y de ahí la importancia de este máster. A pesar de que existe la carrera de Ciencias Ambientales, aún son pocos los másteres en España que centran su formación en la Ingeniería Ambiental. Mientras tanto, hay sectores donde se está incrementando la demanda de este tipo de profesionales. Así, la Industria Química, la Alimentaria, la minería, o la de Generación de Energía,son algunos ejemplos de actividades que cuentan con un departamento de Medio Ambiente. Por otro lado, hay que destacar un sector económico muy emergente como es el de los residuos, tanto desde la perspectiva de su gestión, como lo que ahora se denomina nuevas tecnologías para la valorización de residuos, o sea, desarrollar técnicas que permitan el uso de residuos en la producción de nuevos bienes de consumo, lo que adicionalmente incrementará la competitividad de nuestro tejido productivo. En el marco europeo está tomando fuerza una línea prioritaria: el desarrollo e implementación de la “Economía Circular”, que busca lograr como límite la producción nula de residuos y de emisiones al medio ambiente. Para conseguir este objetivo, una línea básica de trabajo es tratar de que la mayoría de los residuos se reutilicen, ya sea como materias primas para fabricar nuevos productos o para los mismos productos en que se usó, como es el caso de la reutilización de envases de vidrio.

En la actualidad se está apostando por dotar al máster de una mayor proyección internacional.
En la actualidad se está apostando por dotar al máster de una mayor proyección internacional.

– ¿Diría entonces que es una formación con futuro, o sea, con buenas expectativas profesionales?
– Por supuesto, por un lado la legislación en este campo es cada vez más exigente, y por otro la valorización de residuos hará que las empresas generadoras sean cada vez más competitivas. Así, si se almacena un residuo en un centro de eliminación de residuos, o lo que habitualmente denominamos en un “vertedero controlado”, esa gestión requiere de unos costes económicos; por el contrario, si se consigue valorizar a ese residuo, o sea, convertirlo en materia prima para producir bienes de consumo, le estás dando un valor añadido con el consiguiente beneficio económico. Esta es una de las ideas centrales que deseamos inculcar a los alumnos  del máster; que los residuos se vean como posibles materias primas y no como un material desechable, que aunque sea un “vertedero controlado”, siempre existirá el riesgo de que produzca en un futuro, más o menos lejano, un impacto sobre el medio ambiente que lo rodea.

El máster está dirigido a titulados universitarios en ingeniería, arquitectura y ciencias experimentales.
El máster está dirigido a titulados universitarios en ingeniería, arquitectura y ciencias experimentales.

– ¿A quién está dirigido este máster?
– A titulados universitarios en ingeniería, arquitectura y ciencias experimentales. En total se ofertan 40 plazas, 25 por la Universidad de Huelva y 15 por la UNIA. En este aspecto destacar que la UNIA tiene un convenio con la Fundación Carolina a través del cual conceden cuatro becas a estudiantes extranjeros, especialmente latinoamericanos.

– ¿Cuál es la procedencia del alumnado del máster?
– La mayoría es de fuera de Huelva, procediendo la mayoría de los estudiantes de diferentes puntos de España y de Latinoamérica. Y esto es uno de los objetivos que también buscamos, tener una alta proyección internacional. Por ejemplo, acabamos de conceder una beca a uno de los alumnos para que realice una estancia de cinco meses en la Universidad de Ciencias Aplicadas, en Austria.

– Por último, tengo entendido que preparan además una reforma del máster.
– Así es. Puedo adelantarte algunas de las grandes líneas contempladas en la reforma.  Por un lado, queremos volver al antiguo nombre de Máster en Ingeniería Ambiental. Asimismo, en el futuro, el máster tendrá dos especialidades: Tecnología Ambiental y Gestión Ambiental, con cinco asignaturas obligatorias en cada una de las especialidades. De forma paralela, contará con un Módulo Común, denominado “Bases de la Ingeniería Ambiental”, que trata de dar una formación común para todo el alumnado en los fundamentos de las Ciencias y Tecnología Ambiental. Aquellos alumnos que no se decanten por ninguna de las dos especialidades podrán elegir asignaturas de ambas. La apuesta por la internacionalización es otra de las bazas de la reforma. A pesar de que se imparta en Huelva, buscamos que tenga una proyección internacional. Estamos trabajando para que en las próximas ediciones el máster sea bilingüe español-inglés, impartiremos algunas asignaturas en inglés para así captar también alumnado extranjero, sobre todo del resto de europa. Yendo más allá queremos incluir el máster dentro de lo que llaman un Erasmus Mundus, los cuales son másteres de excelencia financiados por la Unión Europea y en los que al menos deben colaborar tres universidades de diferentes países. Este curso pasado lo hemos solicitado a la Unión Europea formando un consorcio de cuatro universidades: la Universidad de Bolonia, una universidad finlandesa, otra del Reino Unido, y la UHU, con objeto de desarrollar un máster europeo internacional de excelencia. Si nos lo conceden, obtendremos una financiación europea bastante fuerte, que nos permitirá mejorar la calidad de nuestro máster.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here