Trigueros estrenará Caseta Popular para sus tradicionales capeas

0
67
Los agricultores celebraban durante las fiesta el fin de las tareas agrícolas tras el verano. Las capeas fueron suspendidas entre 1959 y 1969./Foto: web Tierra de Pan.
Los agricultores celebraban durante las fiesta el fin de las tareas agrícolas tras el verano. Las capeas fueron suspendidas entre 1959 y 1969./Foto: web Tierra de Pan.
Las fiestas taurinas de este año se han celebrado entre eñ 30 de agosto y el 6 de septiembre. / Foto: andalucia.org
Trigueros espera todo el año estas fiestas. / Foto: andalucia.org

HBN. La localidad onubense de Trigueros vive cada mes de agosto una de sus fiestas más populares, sus capeas, un auténtico espectáculo que congrega en el municipio a cientos de aficionados al mundo del toro y que resultan, por tanto, un verdadero foco de atracción para turistas y visitantes.

Este 2016, la conocida ‘Suelta de Vaquillas’ de Trigueros se celebrará del 28 de agosto al 4 de septiembre, ocho días festivos, de domingo a domingo, en los que no faltará la diversión y el buen ambiente. En este sentido, cabe recordar que el pasado 2015 ya se amplió el número de jornadas de esta fiesta, una iniciativa que el Ayuntamiento local ha mantenido este año dado el éxito cosechado en la anterior edición.



Las Capeas se celebran desde el 30 de agosto al 6 de septiembre.
El alcalde de Trigueros presentando la anterior edición de la fiesta del toro.

Otra de las tradiciones rescatadas y que continúa este 2016 es el paso de las vaquillas por la calle Labradores hasta la plaza de toros, que da lugar a un extenso recorrido de 950 metros. Asimismo, se mantiene la apuesta por los embarques de las reses en las ganaderías locales, los cuales tendrán lugar tanto por las mañanas como por las tardes en cada una de las fincas participantes.

Como manda la tradición, la suelta de vaquillas se realizará al tercer cohete, momento en el que comenzará ‘la carrera’ por el recorrido del encierro, que desemboca en la plaza de toros de la localidad. Los encierros matutinos se celebrarán a las 13.30 horas, y la suelta de vacas en la plaza a las 20.00 horas.



Los agricultores celebraban durante las fiesta el fin de las tareas agrícolas tras el verano. Las capeas fueron suspendidas entre 1959 y 1969./Foto: web Tierra de Pan.
Los agricultores celebraban durante las fiesta el fin de las tareas agrícolas tras el verano./Foto: web Tierra de Pan.

Por otro lado, aunque algunos de los espectáculos que compondrán la programación están aún por cerrar, el Ayuntamiento de Trigueros ha confirmado que se llevará a cabo el encierro infantil, una manera de inculcar esta tradición y la pasión por las fiestas locales entre los más pequeños del municipio.

A pesar de que las actividades centradas en el mundo del toro serán, como no, el eje central de los festejos, este año hay una importante novedad al margen de los encierros propiamente dichos, y es que se va a poner en marcha una sola caseta bajo el nombre de Caseta Popular, servicio que se completará con una zona de botellones para los más jóvenes que estará amenizada por un dj.



Las capeas fueron suspendidas entre 1959 y 1969./Foto: web Tierra de Pan.
Las capeas fueron suspendidas entre 1959 y 1969./Foto: web Tierra de Pan.

Así serán este año las capeas de Trigueros, una festividad que marcar el final del verano en la localidad y cuyos orígenes se remontan a hace más de 200 años. En concreto, según documentos custodiados por el Archivo Municipal de Trigueros, las sueltas de vaquillas están estrechamente vinculadas a la aprobación en 1812 de la Constitución española, conocida popularmente como La Pepa.

Tal y como recogen diversos cronistas locales, el escribano público de Trigueros Isidoro Gómez Rodríguez, quien durante muchos años fuera secretario del Ayuntamiento, dejó para el enriquecimiento de la historia local  un testimonio con fecha de 10 de septiembre de 1812 en el que relata cómo se construyó en la Plaza de la Iglesia una tribuna colocándose en ella un retrato de Fernando VII. Se invitó a los vecinos a festejar la llegada de La Pepa, algo que hicieron con novilladas y otros festejos, además de una función religiosa en la que se dio lectura al celebrado documento.

Las capeas se remontan a 1812 con la aprobación de la Constitución española, conocida como La Pepa.
Las capeas se remontan a 1812 con la aprobación de la Constitución española, conocida como La Pepa.

Este evento de regocijo se siguió festejando en los años sucesivos, fijando la tradición de las capeas triguereñas que sólo fueron suspendidas entre los años 1959 y 1969, reanudándose a comienzos de los 70 durante la alcaldía de Ignacio Palacios Clemente. Unos festejos taurinos que se consolidaron por el entusiasmo con el que eran esperados por los agricultores locales, los cuales celebraban durante la suelta de vaquillas el final de las tareas agrícolas y recolección de cereales, en definitiva, unos días de diversión antes de volver a las faenas del campo pasado el verano.