Placas religiosas, azulejos y lápidas de Huelva (I)

Nuestra ciudad guarda en ellas un tesoro de testimonios a los que bien merecía dedicarles una 'Historia Menuda'.

Cartela que anuncia la calle del Alcalde Mora Claros (Fototeca Martínez Navarro).
Cartela que anuncia la calle del Alcalde Mora Claros (Fototeca Martínez Navarro).

Antonio José Martínez Navarro. En el vivir de todos los pueblos trazan sus huellas dos fuerzas paralelas, de cuya influencia unida se teje el lienzo histórico de la Ciudad. Queremos decir que dos fuerzas cardinales, ambas contradictorias y ambas complementarias entre sí, conllevan los recuerdos onubenses. Asienta la primera de las fuerzas sobre el sillar granítico de la tradición y la Historia. Manda la segunda de las mencionadas en pos del derrotero o camino alusivo a la Religión.

A un espíritu superficial podría extrañarle este conjunto de cualidades y de naturalezas tan diferentes empleadas en las placas, azulejos y lápidas fijadas en las calles de nuestra capital y de los que vamos a tratar. Pero un ojo espiritual amante de nuestros hechos históricos verá en seguida que hay, entre ellos, un parentesco común, una especie de fraternidad, que derivan de rendirle pleitesía al trabajo, a la ciencia y a las letras, a la conducta ejemplar o santa, pero coincidentes en ciertas virtudes que cada uno de ellos han dejado.

No obstante debemos aclarar que se ha prescindido, para no hacer interminable este relato, de las lápidas rotuladoras de calles (aunque hagamos una excepción a la que anuncia la calle del Alcalde Mora Claros por su especial belleza), plazas y avenidas y de las que figuran en varios monumentos para conmemorar los méritosde los mismos.

Lápida con testimonio del capitán Andrés Garrocho. ¿Dónde estarán los valiosos estandartes o banderas capturadas a los piratas berberiscos y que se hallaban en la antigua iglesia de San Francisco?
Lápida con testimonio del capitán Andrés Garrocho. ¿Dónde estarán los valiosos estandartes o banderas capturadas a los piratas berberiscos y que se hallaban en la antigua iglesia de San Francisco?

Nos parece que cada una de las placas y azulejos que se han fijado en nuestras calles y plazas tienen alma y que, a través de los mensajes que anuncian, pretenden vivir eternamente al aire libre, bajo el palio esplendoroso del cielo azul de Huelva.

Damos, pues, una lista de lápidas que se encuentran en la vía pública, entendiendo la palabra “lápida”, no en su sentido estricto de piedra llana con inscripciones, sino en el significado más amplio de inscripción en cualquier materia a propósito para ello.




El origen de este estudio sobre las placas viene a que, hace tiempo, llevado de cierta romántica curiosidad a investigar y tomar nota de cuanto se puede observar en las calles onubenses, observé que nuestra ciudad guarda en ellas un tesoro de testimonios a los que bien merecía dedicarles una Historia Menuda y aquí está reflejado el esfuerzo de mi interés:

Placas religiosas

Calle Gobernador Alonso: Cristo de la Buena Muerte.
Calle Palacio, número 2: Virgen de la Merced.
Calle San Sebastián, 1 (esquina a Cabezo de la Joya): Patrono San Sebastián.
Calle Méndez Núñez (iglesia); Nuestra Madre y Señora de los Dolores y Nuestro Padre Jesús Nazareno.
Calle Jesús de la Pasión (En la plaza de San Pedro): Jesús de la Pasión.
Plaza de San Pedro ¿2?: Entrada triunfal de Jesús en Jerusalén.
Plaza de San Pedro (Casa Parroquial): Virgen de la Soledad.
Calle Virgen de la Esperanza (Padre Andivia). Número 11: Virgen de la Esperanza. Enfrente hay otra más grande. En el convento de las Hermanas de la Cruz (acera de los impares): Cristo de la Expiración.
Calle Rascón, 41: Hermandad de Jesús Nazareno.
Calle Miguel Redondo, 38: Hermandad del Silencio. Nuestra Señora de la Soledad.
Plaza de Isabel la Católica (fachada de las Hermanas de la Cruz): María de la Victoria (la Hermandad de la Victoria a las hermanas de la Cruz). La Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno a las Hermanas de la Cruz: María Santísima de la Amargura.
Calle San Andrés: 26: Casa Hermandad de la Buena Muerte (con imágenes de una Virgen y de un Cristo).
Calle Ricos, 2: Virgen de la Soledad.
Calle Tres de Agosto (fachada de las Agustinas): Santísimo Cristo de la Buena Muerte y Nuestra Madre de la Consolación.
Calle Almirante Garrocho, 3: Casa Hermandad de la Virgen de la Cinta. Azulejo con la Virgen de talla.

Avenida Federico Mayo: Casa Hermandad de los Estudiantes. Azulejo con el escudo de la Hermandad.1986. Dos azulejos con Nuestra Señora del Valle y el Cristo de la Sangre.
Avenida Federico Mayo (placita contigua a la Hermandad de los Estudiantes): Virgen del Rocío.
Calle Hermanos Maristas: Capilla Cruz de Mayo, 1992. Azulejo con la Virgen de la Cinta tradicional, el fresco pintado en la pared.
Calle Presbítero Pablo Rodríguez (iglesia del Sagrado Corazón): Cincuentenario de la fundación. Nuestro Padre Jesús de la Humildad. María Santísima de la Victoria.
Calle Jesús Nazareno, 16 (antigua Marina): Azulejo en recuerdo del 175 aniversario de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno.
Inicio de la Vía Paisajista (en La Palmera): Nuestro Padre Jesús de las Penas en sus Tres Caídas.
Calle Sanlúcar de Guadiana (con el número impar más alto): Cerámica de la Virgen de la Esperanza como homenaje a los antiguos vecinos del Brasil Grande muy devotos de esta Virgen y que residen en el citado núcleo urbano de la barriada de El Higueral.
Hay algunas placas religiosas en diversas casas del Barrio “Reina Victoria” o Barrio Obrero.

Lápida de Conde de López Muñoz. (Fototeca Martínez Navarro).
Lápida de Conde de López Muñoz. (Fototeca Martínez Navarro).

Placas desaparecidas

Casa natal del Conde de López Muñoz (fijada indebidamente en la acera de enfrente a la Cárcel de San Francisco, sita en la calle del mismo nombre, ya que el padre del gran polígrafo, catedrático y periodista, matemático y literario, historiador y ministro de varias carteras era alcaide de la citada prisión).

A través de la sesión municipal de 17 de noviembre de 1927 nos enteramos de que “el Sr. Presidente dio cuenta de haber tenido lugar con toda solemnidad el día 13 del actual, en la Plaza de Conde de López Muñoz, el descubrimiento de una hermosa y artística lápida conmemorativa del nacimiento de dicho hijo predilecto de la Ciudad”.

Aunque nuestro fuerte no es precisamente la Heráldica, nos atrevemos a describirla: Era una fina placa de mármol español, de figura rectangular, que tenía las características siguientes: A la izquierda, en relieve de bronce incrustada en la placa, aparecía una hermosa mujer de perfil helénico acariciando amorosamente con su mano derecha el escudo de Huelva, que tenía levemente apoyado sobre sus piernas, mientras con la mano izquierda coronaba, en señal de pleitesía, con el stephanus o corona de laurel la cabeza del egregio personaje.

Debajo del busto de don Antonio se leía: “Aquí nació el gran orador Conde de López Muñoz. 1ª Abril 1849”. Por último, en el lado derecho se observaba una columna de estilo corintio, que en su base tenía otros elementos alegóricos bellamente tratados y que creemos simbolizaban la caridad, la inteligencia y el trabajo.
Debemos añadir que don Antonio López Muñoz desempeñó varias carteras ministeriales en la segunda década del siglo pasado y que en la actualidad se le rinde recuerdo en una calle que se le dedica en la barriada Viaplana. Falleció en su patria chica en 1929.

Cartela recordatoria del sacudimiento terrestre o terrremoto que sufrió Huelva en 1755.               (Dibujo de José Ángel Martínez Rodríguez).
Cartela recordatoria del sacudimiento terrestre o terrremoto que sufrió Huelva en 1755. (Dibujo de José Ángel Martínez Rodríguez).

En el Instituto de Segunda Enseñanza “La Rábida” se fijó una placa en honor del capitán Cortés, en recuerdo de que en él estudió el citado militar. Pero, presentémoslo: Santiago Cortés González, capitán de la Guardia Civil, nacido en Valdepeñas de Jaén (Jaén) el día 7 de junio de 1897 y fallecido en Andújar (Jaén) el 2 de mayo de 1937.
En 1936, siendo capitán con destino en Jaén, encabezó la sublevación de un numeroso grupo de guardias civiles en el Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza. Fue considerado un héroe nacional al resistir hacinado en el citado Santuario los ataques enemigos durante nueve meses, escondiendo la imagen de la Virgen en lugar seguro.
El general Francisco Franco consideró que debía darle permiso para la rendición, pero se mantuvo firme en su idea de defender el lugar, siendo herido el 30 de abril de 1937, falleciendo días después a consecuencia de estas heridas en un hospital.

El venerado Cristo de la calle Enmedio. (Fototeca Martínez Navarro).
El venerado Cristo de la calle Enmedio. (Fototeca Martínez Navarro).

En la sesión plenaria del miércoles 27 de enero de 2016 se trataba de eliminar todo rastro franquista en la capital. Al día siguiente decía al respecto el diario “Huelva Información”:

<<La aplicación de la Ley de Memoria Histórica, ampliamente debatida en el Pleno, regresaba ayer al salón vía Izquierda Unida. Tras presentar varias mociones en los últimos años para la retirada del callejero franquista, señalaban los portavoces izquierdistas, siguen existiendo nombres en las calles onubenses dedicados a militares franquistas. De ahí su nueva petición de cambio, al tiempo que reclamaban el reconocimiento público de las víctimas de la represión, la retirada de todas las distinciones a Franco, el reconocimiento institucional de los miembros de la corporación republicana represaliada a partir de julio de 1936, colocar una placa sobre esta en el Ayuntamiento y la retirada de la placa en memoria del capitán Santiago Cortés del IES “La Rábida”. La moción salió adelante por unanimidad de todos los partidos en varios puntos, mientras el PP se abstuvo en algunos de ellos al considerar que quedaban fuera de lo exigido por la ley>>.

El martes 7 de diciembre de 1965 publicaba el diario “Odiel” el homenaje de la Organización Juvenil a la memoria de don Manuel Siurot, placa fijada en la casa donde vivió el ilustre maestro, vivienda ya desaparecida:

<<Ayer lunes celebró la Organización Juvenil Española, un sencillo, pero emotivo homenaje a la memoria de don Manuel Siurot, maestro de jóvenes. En la casa donde vivía, calle del Capitán Cortés .actual calle de la Fuente, añadimos nosotros-, fue descubierta por nuestra primera autoridad civil, una placa conmemorativa, en presencia de las restantes autoridades provinciales>>.

Placas, en aluminio, con el escudo de la Falange Española y las inscripciones de Instituto Nacional de la Vivienda y Obra Sindical del Hogar, según el organismo que promovió y realizó las nuevas barriadas de Huelva, a partir de los años cincuenta. Hoy son piezas de museo, ya que se han destruido casi todas, pero algunos propietarios de las viviendas han tenido el acuerdo de conservarlas, en recuerdo de los organismos oficiales que proporcionaron a Huelva un caserío decente y moderno, que no tenía.
Recordemos algunas de estas barriadas: la llamada de la Huerta Mena, Pérez Cubillas, Navidad, Martín Alonso Pinzón…

Placas conmemorativas (en mármol)

Calle San Francisco: Arcipreste don Manuel González García.
Plaza de Quintero Báez (La Palmera). Alcalde Quintero Báez (con letras metálicas).
Calle Hernán Cortés (esquina a Rascón): Rehabilitación del edificio.
Calle Palacio, 10: Instalación en el edificio de la Diputación Provincial en 1833.
Alonso de Palos: Inauguración del Monumento a la Cruz de la Alegría, donada por Juan Gil Zamora.

Placas que, a juicio de este autor, han debido fijarse en
—————————————————————————-
determinados sitios proclamando datos históricos relevantes de
—————————————————————————
nuestra Historia.
———————

En el solar donde hoy está edificada la residencia de P. P. Jesuitas estuvieron enclavadas las famosas escuelas de San Francisco, fundada por el santo hombre de Dios don Manuel González García en 1907 y regida por el ilustre don Manuel Siurot y otros insignes maestros.
Visitaron aquellas escuelas grandes personalidades e ilustres pedagogos venidos de España y del resto del mundo.

En el espacio que ocupara la célebre Tertulia “Litri” debería instalarse una placa que hiciera alusión a aquel establecimiento tan vinculado con la historia taurina de Huelva y debería de decir, poco más o menos, lo siguiente:
“En esta casa de la calle Jesús de la Pasión fue creada, en 1924, la Tertulia del coloso del toreo, ganador de la Oreja de Oro frente a los más afamados toreros, Manuel Báez “Litri”.
El Excmo. Ayuntamiento de Huelva para perpetuar su memoria le dedica este recuerdo”.

Cómo no recordar, en las inmediaciones de la Avenida de Andalucía, limítrofes a la calle San Sebastián, la iglesia de la Santa Cruz, donde se erguía el primer templo cristiano que tuvo nuestra Ciudad.
“Aquí existió la iglesia de la Santa Cruz hasta 1740, donde terminaba el Santo Viacrucis que salía de San Pedro y en la que puede creerse se celebraron los primeros oficios del Cristianismo onubense”.

Aunque nuestro fuerte no es precisamente la Heráldica, nos atrevemos a describirla: Era una fina placa de mármol español, de figura rectangular, que tenía las características siguientes: A la izquierda, en relieve de bronce incrustada en la placa, aparecía una hermosa mujer de perfil helénico acariciando amorosamente con su mano derecha el escudo de Huelva, que tenía levemente apoyado sobre sus piernas, mientras con la mano izquierda coronaba, en señal de pleitesía, con el stephanus o corona de laurel la cabeza del egregio personaje.

Debajo del busto de don Antonio se leía: “Aquí nació el gran orador Conde de López Muñoz. 1ª Abril 1849”. Por último, en el lado derecho se observaba una columna de estilo corintio, que en su base tenía otros elementos alegóricos bellamente tratados y que creemos simbolizaban la caridad, la inteligencia y el trabajo.
Debemos añadir que don Antonio López Muñoz desempeñó varias carteras ministeriales en la segunda década del siglo pasado y que en la actualidad se le rinde recuerdo en una calle que se le dedica en la barriada Viaplana. Falleció en su patria chica en 1929.

En el Instituto de Segunda Enseñanza “La Rábida” se fijó una placa en honor del capitán Cortés, en recuerdo de que en él estudió el citado militar. Pero, presentémoslo: Santiago Cortés González, capitán de la Guardia Civil, nacido en Valdepeñas de Jaén (Jaén) el día 7 de junio de 1897 y fallecido en Andújar (Jaén) el 2 de mayo de 1937.

En 1936, siendo capitán con destino en Jaén, encabezó la sublevación de un numeroso grupo de guardias civiles en el Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza. Fue considerado un héroe nacional al resistir hacinado en el citado Santuario los ataques enemigos durante nueve meses, escondiendo la imagen de la Virgen en lugar seguro.
El general Francisco Franco consideró que debía darle permiso para la rendición, pero se mantuvo firme en su idea de defender el lugar, siendo herido el 30 de abril de 1937, falleciendo días después a consecuencia de estas heridas en un hospital.

En la sesión plenaria del miércoles 27 de enero de 2016 se trataba de eliminar todo rastro franquista en la capital. Al día siguiente decía al respecto el diario “Huelva Información”:

<<La aplicación de la Ley de Memoria Histórica, ampliamente debatida en el Pleno, regresaba ayer al salón vía Izquierda Unida. Tras presentar varias mociones en los últimos años para la retirada del callejero franquista, señalaban los portavoces izquierdistas, siguen existiendo nombres en las calles onubenses dedicados a militares franquistas. De ahí su nueva petición de cambio, al tiempo que reclamaban el reconocimiento público de las víctimas de la represión, la retirada de todas las distinciones a Franco, el reconocimiento institucional de los miembros de la corporación republicana represaliada a partir de julio de 1936, colocar una placa sobre esta en el Ayuntamiento y la retirada de la placa en memoria del capitán Santiago Cortés del IES “La Rábida”. La moción salió adelante por unanimidad de todos los partidos en varios puntos, mientras el PP se abstuvo en algunos de ellos al considerar que quedaban fuera de lo exigido por la ley>>.

El martes 7 de diciembre de 1965 publicaba el diario “Odiel” el homenaje de la Organización Juvenil a la memoria de don Manuel Siurot, placa fijada en la casa donde vivió el ilustre maestro, vivienda ya desaparecida:

<<Ayer lunes celebró la Organización Juvenil Española, un sencillo, pero emotivo homenaje a la memoria de don Manuel Siurot, maestro de jóvenes. En la casa donde vivía, calle del Capitán Cortés .actual calle de la Fuente, añadimos nosotros-, fue descubierta por nuestra primera autoridad civil, una placa conmemorativa, en presencia de las restantes autoridades provinciales>>.

Placas, en aluminio, con el escudo de la Falange Española y las inscripciones de Instituto Nacional de la Vivienda y Obra Sindical del Hogar, según el organismo que promovió y realizó las nuevas barriadas de Huelva, a partir de los años cincuenta. Hoy son piezas de museo, ya que se han destruido casi todas, pero algunos propietarios de las viviendas han tenido el acuerdo de conservarlas, en recuerdo de los organismos oficiales que proporcionaron a Huelva un caserío decente y moderno, que no tenía.
Recordemos algunas de estas barriadas: la llamada de la Huerta Mena, Pérez Cubillas, Navidad, Martín Alonso Pinzón…

Placas conmemorativas (en mármol).

Calle San Francisco: Arcipreste don Manuel González García.
Plaza de Quintero Báez (La Palmera). Alcalde Quintero Báez (con letras metálicas).
Calle Hernán Cortés (esquina a Rascón): Rehabilitación del edificio.
Calle Palacio, 10: Instalación en el edificio de la Diputación Provincial en 1833.
Alonso de Palos: Inauguración del Monumento a la Cruz de la Alegría, donada por Juan Gil Zamora.

 

 




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.