José María y Manuela, cuando la esperanza mantiene unida a una familia

Rociana del Condado no olvida a Nayiba y confía en que pronto pueda volver a "casa". A pesar de su mayoría de edad, la joven de 23 años explica que su familia biológica saharaui le impide regresar a Huelva, provincia en la que ha vivido durante 13 años.

José María Contreras Morejón, y su mujer Manuela Calvo, junto a Nayiba.
José María Contreras Morejón, y su mujer Manuela Calvo, junto a Nayiba.

Rosa Mora. Hay días en los que se encuentran más desmotivados, pero abandonar, nunca. Así se expresaba en declaraciones a Huelva Buenas Noticias, José María Contreras Morejón, vecino de Rociana del Condado, que desde finales de 2013 lucha contra viento y marea para que la joven de 23 años, Nayiba Mohamed Belkacem, pueda hacer realidad su deseo: volver al municipio condal para convivir con quien durante 13 años ha sido su familia, José María y Manuela.

Un momento de la manifestación celebrada este sábado en Sevilla.
Un momento de la manifestación celebrada este sábado en Sevilla.

Dicen ser conscientes de lo complicado del asunto, y de “los intereses” que se mueven en torno a un tema “muy delicado”. Aún así, confían en en que las cosas puedan cambiar. No son un caso aislado, “muchas otras familias españolas están viviendo una situación similar, si bien algunas de ellas prefieren no hacerlo público”, explica Contreras.

La joven permanece en los campamentos saharauis "en contra de su voluntad" desde diciembre de 2013.
La joven permanece en los campamentos saharauis “en contra de su voluntad” desde diciembre de 2013.

José María ha estado presente este sábado 21 de mayo en la manifestación celebrada en Sevilla para pedir la liberación de la también joven de origen sahaui Maloma Morales, vecina de Mairena del Aljarafe, presuntamente retenida en el Sáhara desde diciembre del pasado año. En la capital hispalense y, como ya hicieran esta semana en Madrid, se han mostrado unidos los familiares de cuatro chicas: Darya Embarek, Koria Badbad, Maloma Morales y la rocianera Nayiba Mohamed.




Rueda de prensa celebrada en Madrid para dar a conocer el caso de cuatro familias españolas, entre ellas la rocianera.
Rueda de prensa celebrada en Madrid para dar a conocer el caso de cuatro familias españolas, entre ellas la rocianera.

Según José María Contreras, un asunto está claro respecto a la situación de Nayiba, “es mayor de edad, actualmente tiene 23 años, y en repetidas ocasiones ha expresado su voluntad por volver a España“. Así se recoge en grabaciones que la chica ha realizado y enviado desde los campamentos de Smara-Farsia en los que, denuncia Contreras, “está retenida en contra de su voluntad”. A pesar de que la joven reside en los campamentos, la comunicación que mantiene con su familia rocianera es bastante fluida.

La plataforma de Facebook de apoyo a Nayiba cuenta ya con el respaldo de más 2.100 personas.
La plataforma de Facebook de apoyo a Nayiba cuenta ya con el respaldo de más 2.100 personas.

Los hechos se remontan a diciembre de 2013 cuando Nayiba, tras residir durante 13 años en Rociana del Condado -a donde llegó tras participar en el programa Vacaciones en Paz- viajó voluntariamente a su ciudad de origen tras ser animada por su familia biológica que supuestamente le iba a facilitar los documentos necesarios para conseguir la nacionalidad española. Las buenas intenciones, sin embargo, no se cumplieron.

Desde entonces, la joven asegura estar retenida en el Sahara. “Al viajar a los campamentos para que me facilitaran todos los documentos y poder tramitar la nacionalidad española, me confiscaron el pasaporte y me prometieron retenerme solamente unos meses sin mi consentimiento. Estoy retenida en los campamentos de refugiados, y contra mi voluntad. Pido a José María a toda persona o autoridad competente que me hagan regresar a España. Llevo más de quince meses retenida y el cansancio y el sufrimiento de esta situación que vivo ponen en peligro mi salud ya que tengo pendiente revisión en el pecho y quiero seguir mis estudios y ser libre”, ese es el contenido del mensaje que Nayiba envió en mayo de 2015, un año ha pasado ya desde entonces, y la situación no ha cambiado.

En la actualidad son más de 2.100 los apoyos que la página ‘Libertad para Nayiba Mohamed Belkacem’ recibe en la red social Facebook. Una plataforma a través de la cual la familia onubense pretende “hacer ruido”, y mover conciencias para que su caso no se olvide.

Próximamente, nos explica José María Contreras, esperan conseguir los permisos necesarios para viajar a los campamentos donde reunirse con las partes implicadas, y llegar a un pronto entendimiento. Las administraciones, denuncia José María, “poco están haciendo por su caso”, se quedan, sin embargo, con el apoyo que de miles de personas que dicen estar de su lado.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.