El hinojero Juan Romero de la Rosa lleva a Gibraleón su muestra ‘Donde habitan la luz y las sombras’

La exposición, que se inaugura este sábado a las 13.30 horas, podrá visitarse hasta el 25 de junio en la sala de Arte DBAT de la vinoteca De blanco a tinto del municipio olontense. 

Venus en la habitación azul. Acrílico sobre lienzo. Colección D. Ignacio Huelva Rodríguez.
Venus en la habitación azul. Acrílico sobre lienzo. Colección D. Ignacio Huelva Rodríguez.

Redacción. ‘Donde habitan la luz y las sombras’ es el nombre de la exposición con la que el artista hinojero Juan Romero de la Rosa llega este sábado 21 de mayo al municipio onubense de Gibraleón. Se trata de un proyecto en el que, en palabras del propio pintor, “reflexiona  de manera genérica  sobre diversos  aspectos  internos  del hombre, sobre el estadio emocional  del alma, del  presente,  del  pasado, sobre las sensaciones, el  silencio, la ausencia, la soledad y los miedos,  de la incomunicación, de su relación-no relación con su medio físico más inmediato, del espacio vital, de la memoria y de la  intemporalidad”.

Juan Romero de la Rosa, artista hinojero.
Juan Romero de la Rosa, artista hinojero.

“La imagen  utilizada es la luz -añade-, la  obsesión  por la misma, natural o artificial, rotunda o difusa, diurna o nocturna, reflejada en diversos soportes.  De su propio  comportamiento, creando una atmósfera determinada que sirve de hilo conductor y de vehículo de comunicación y expresión  con el espectador, como reflexión sobre nuestra relación con el espacio, con nuestro  propio  medio interior. Los  diversos  escenarios narrativos que describen el proyecto son Hinojos, Sevilla, Santander y Trigueros, ajustándose a la idea que refleja  todo el trabajo, buscando la unidad  de criterios  visuales y plásticos que a su vez  sirven para enriquecer y diversificar iconográficamente las obras, pero  sobre todo son, lugares que comparten con el autor una carga  importante  de emociones y sensaciones  para  desarrollar en la misma medida  cada una de las piezas  y  la idea genérica  del trabajo. La visión de la luz  que inunda desde el exterior el espacio interno a través de una ventana o puerta,  coloca al espectador en  propio “voyeur” y cómplice de la visión que se propone, el mundo personal del artista plástico que es a  la vez  la visión del mundo interior, con el  que puede  sentirse identificado  cualquier  espectador.  Crear  un diálogo permanente desde el interior con el exterior, a través de las diversas  representaciones  de la luz”.

Nocturno en Santander. Acrílico sobre lienzo.
Nocturno en Santander. Acrílico sobre lienzo.

Por otro lado, expresa de la Rosa, “el contrapunto necesario de las sombras,  dramáticas o difusas,  ayuda a enfatizar y reforzar la idea de que las dos fuerzas tengan su propio espacio de equilibrio,  la presencia de la luz y la sombra, ocupando  y  representando  permanente y conceptualmente la idea del trabajo“.

La muestra, que será inaugurada este sábado 21 de mayo a las 13.30 horas, podrá visitarse hasta el 25 de junio en la sala de Arte DBAT en la Vinoteca DE BLANCO A TINTO de Gibraleón.

 




 

 

         




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.