Envidia

Fachada del Casino de Beas.

 (Las imágenes y el texto de este artículo, no corresponden a los contenidos del libro «Casinos de Huelva»)

Miguel Mojarro

Junta de Andalucía Rocío

En Azoteas somos socios de cuatro casinos de Huelva, que son algo más que referentes. Se han convertido en objetos de envidia, por razones de fácil entender.

Fachada del Casino de Beas.
Fachada del Casino de Beas.

Almonte, el increíble Casino de la Paz, es siempre ese lugar recordado, en el que la belleza de su interior y la vida rebosante de su patio, llaman siempre a la memoria cuando se está ausente. Por eso aparece la envidia hacia quienes pueden estar allí y disfrutar de esos dos placeres casineros: La charla recoleta rodeado de azulejos que son reliquias de una riqueza estética que solamente puede apreciarse estando allí. Y el bienestar que en las tardes de primavera rodea a quienes viven el final de la jornada en un patio emblemático.


Puerto de Huelva

Beas, el sosiego hecho Casino en el Círculo Cultural y Recreativo, aparece en una loma señalada con una torre inconfundible, cuando se llega desde cualquier punto cardinal. Pero si uno está lejos, la envidia se planta retadora, porque solamente es posible el recuerdo y sólo cabe la rabia de no estar allí. Con el café placentero en las horas silenciosas del salón y en las tardes tensas de la partida, en una salita que parece hecha para competir. Y fuera, bellas calles que rodean y decoran la armonía de la fachada del Casino.

Corrales, ese monumento a la honra histórica, el Casino Minero, que vigila lo que fue plaza del poblado, abriendo su amplio salón (Salón minero) a quienes deseamos estar en él, escuchando el chasquido erótico de las bolas de billar en la mesa de Pepe Gálvez. O comentando con los amigos, hijos de ferroviarios del mineral, aquellos recuerdos que hoy han recuperado con el esfuerzo de la memoria y un afán casinero sin precedente. Y surge la envidia, al imaginar ese espacio de placer recuperado, que era inasequible por lo lejano.

Fachada del Casino de Trigueros.
Fachada del Casino de Trigueros.

Trigueros, donde reina el espectáculo de un casino hecho para tal fin, que ha logrado que solamente estar en él sea un placer buscado. El Círculo Recreativo y Cultural genera envidia, al imaginar a los amigos llenando sus espacios diferentes, que comparten la belleza central de un patio que solo se puede imaginar estando en él. Fuera, una plaza que recompensa con la belleza del silencio, a quienes nos gusta disfrutar del Casino desde ella.

Envidia, porque la distancia es el único enemigo al que no se puede vencer, cuando uno quiere estar en lugares lejanos.

Casinos deseados éstos, por ser amigos y porque somos parte de ellos. Por sentirnos componentes orgullosos de su belleza y de su oferta de placer. Placer de vida.

Y otros casinos igualmente admirables, que, desde sus lugares, provocan el deseo de estar en ellos. Tharsis en su leyenda, Lepe con su arquitectura interior, Bollullos y sus dos joyas, Gibraleón en la mejor plaza de las noches del Sur, El Repilado con su terraza encantada, El Rosal que abre la puerta de la Sierra a los que vienen de fuera, Nerva y sus tres museos, Cortegana con la batalla entre dos azulejos que compiten en belleza, Rociana y su admirable apuesta cultural … y tantos otros Casinos, que en Huelva son Patrimonio Social, que por conocido es poco adorado.

Fachada del Casino Minero de Corrales.
Fachada del Casino Minero de Corrales.

Patrimonio. Conviene recordar este término, porque siempre ha sido un presente y a veces un pasado añorado. Pero es el futuro el problema: Porque el presente de la belleza y de los valores, es fácil presa de los olvidos y las desidias.

Tres clases de patrimonio hay en el Sur: El histórico, como las murallas de Niebla, el artístico, como la obra de Vázquez Díaz y el natural, como el Rio Tinto. Eso es lo que figura en los libros y en los discursos de quienes no salen de su mediocridad. Patrimonios de todos conocidos y por todos valorados. A veces a regañadientes …

Pero hay otro patrimonio que no es invitado habitualmente a las fiestas que conmemoran y a los salones que festejan: El Patrimonio Social.

Es el que corresponde a la riqueza creada por las sociedades, a partir de valores que en ellas han vivido: Placeres. Aunque no siempre lo reconozcamos, pero buscados en todas las culturas, tiempos y lugares.

Y aquí aparece la envidia más profunda, porque es algo que no puede verse en imágenes o disfrutarse en sonidos. Solamente allí, en sus lugares, es posible saborear esos pecados que ofrecen.

Envidia, porque uno quisiera estar en estos lugares del Patrimonio Social, como están nuestros amigos de allí.

Fachadadel Casino de AlmonteEnvidia, porque la distancia separa e impide. Envidia, que es la forma más íntima de amar lo imposible: Estar allí.

Pero al menos nosotros tenemos la riqueza de un presente que existe. Mientras exista, este Patrimonio de los Casinos es algo que nos pertenece, como sociedad que ha sabido crearlos.

Cando no existan, la memoria no servirá para tener deseos de estar allí, porque no será posible. Cuando no existan, la memoria y la cultura no podrán recuperarlos.

Hoy, los casinos son realidad patrimonial que genera envidia de estar allí, porque eso es posible. Esa es la buena noticia.

Envidia. Solamente se tiene envidia de lo que es posible.

Los Casinos son un patrimonio posible. Aún.

Grupo Azoteas
www.azoteas.es
[email protected]

2 comentarios en «Envidia»

  1. Precioso paseo por la historia patrimonial de Huelva teniendo como referente los casinos. Querido Miguel, un lujo tenerte tan cerca y defendiendo la cultura de Huelva, sus raíces y sus gentes, y espero y deseo que tu voz se escuche en esos lugares que donde sí pueden hacer algo para evitar su desaparición, los Ayuntamientos y la Diputación.

  2. También es un lujo tenerte como lector amigo, que es una forma motivadora de seguir con el afán.
    A cambio, te respondo con la misma moneda y ya he divulgado a varios amigos adecuados el magnífico artículo que me enviaste sobre los clones, ese artilugio del que me enseñaste a valorarlo un día.
    Siento no saber usar adecuadamente esa red social, pero todo se andará.
    Gracias y un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hospital Quirón
Mercedes
matsa
residencia clece
Cocehu
Simposión caballos
Aguas de Huelva
Las cosas del toro
Atlantic Copper
Ayuntamiento de palos de la frontera
Caja Rural hipoteca joven
Csif
cepsa
Diputación de Huelva