El agua borra la sonrisa de los hermanos de Tres Caídas

0
183

Ana Rodríguez. “Este año nos quedamos en casa! El año que viene os esperamos fieles a la cita con el Señor de las Penas y la Virgen del Amor“. Así comunicaba vía Twitter la Hermandad de Tres Caídas poco antes de las 18.00 horas de este Lunes Santo su decisión de hacer estación de penitencia este 2016 en su templo, la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús.

No ha podido ser. La incertidumbre meteorológica ha calado hondo en este comienzo de la Semana Santa obligando, no sólo a Tres Caídas, sino también al resto de hermandades tempranas de este 21 de marzo a tomar la dura determinación de no salir a la calle. Una decisión triste, acatado con resignación en el barrio del Polvorín, pero sabia, que en el caso de la Ilustre Hermandad de Nuestro Padre Jesús de las Penas en sus Tres Caídas y María Santísima del Amor y del Glorioso Apóstol Santiago era adoptada tras esperar la hora que les habían concedido de moratoria, ya que su salida procesional estaba prevista para las 16.45 horas.

En cualquier caso, en el interior del templo del Polvorín se podrá disfrutar esta tarde de la presencia del Señor de las Penas y la Virgen del Amor, aunque no podamos verlos enfilar la cuesta de las Tres Caídas, uno de los momentos clave de nuestra Semana Santa, ni tampoco contemplarlos por la Plaza Niña o el Barrio de Huerta MenaEste año no será posible ver desfilar con su paso peculiar a los penitentes y costaleros de Tres Caídas, no tampoco mecerse las bambalinas de corte singular del paso de palio.



Fabián Tello, presidente de la junta gestora que desde otoño de 2014, tras la dimisión de la anterior junta de gobierno, mantiene la actividad de la Hermandad, era el encargado de dar la noticia a los cerca de 700 hermanos -de los 1650 de esta cofradía- que estaban ataviados con sus ropajes de penitentes en el interior de la iglesia del Sagrado Corazón. A título personal, para él también ha sido un duro revés estas lluvias, pues le hubiera gustado celebrar en la calle este 2016 sus 50 años como hermano de la cofradía –lo es desde nacimiento- y los 25 como capataz de su Cristo.

Recordemos que la Hermandad de Tres Caídas fue fundada en 1944 y que tiene su origen en la iglesia de la Milagrosa, aunque se trasladó al Polvorín por las dimensiones de la puerta. Las tallas del Señor de las Penas, la Virgen del Amor y la mujer Verónica que va en el paso de misterio fueron realizadas por León Ortega, mientras que la de Simón Cirene -estrenada el pasado 2015- y el centurión romano que también acompañan al Cristo son obra, respectivamente, de Darío Fernández Parra y Lourdes Hernández. Precisamente esta última imagen, la del centurión romano, ha sido policromada recientemente, una actuación que ya autorizara la anterior junta de gobierno y cuyo resultado iba a poder contemplarlo esta tarde por primera vez la ciudad de Huelva.

Igualmente, Tres Caídas iba a estrenar esta Semana Santa los ropajes de la Verónica, confeccionados por el taller de costura de la Hermandad, y María Santísima del Amor luce dentro del templo en sus manos un nuevo puñal donado por un grupo de hermanos y obra de Ana Cerrejón.

Asimismo, Manuel Martín Rioja había dado forma al exorno floral de la Hermandad, eligiendo los tradicionales claveles rojos para dar intensidad al paso de Jesús de las Penas y rosas blancas, mini rosas, fresias, brunias, hipericum, flor de cera y en las esquinas astilbe y rosas para resaltar la belleza de la Virgen del Amor.

En relación al acompañamiento musical, Tres Caídas había decidido mantener este año, como ya lo hiciera en los anteriores, a la Banda de Cornetas y Tambores de Nuestro Padre Jesús Nazareno acompañando al Cristo y a la Banda de Música de Puebla del Río caminando tras el palio. Bandas que no podrán tocar en la calle, aunque se escuchen sus sones en el interior de la parroquia del Polvorín, acompañando a los titulares y devotos en este triste Lunes Santo.

Pero el mensaje que la cofradía hacía llegar a través de redes sociales, aunque doloroso, también tenía su punto de esperanza, el del próximo Lunes de Pasión, el de 2017, un momento en el que al frente de la Hermandad ya no estará la actual gestora pues en abril está prevista la convocatoria de elecciones para elegir una nueva junta de gobierno. “En abril de 2015, tras un año con la gestora, hubo elecciones, pero no se presentó ninguna candidatura, así que el Obispado nos concedió otro año más que finaliza el mes que viene”, explica Fabián Tello.

Así pues, después de Semana Santa, la cofradía tendrá que afrontar un nuevo proceso, pues urge que un nuevo equipo se haga cargo de la misma y capitanee proyectos como el aprobado el pasado mes de octubre y abanderado por un grupo de hermanos, consistente en la elaboración de un nuevo manto procesional bordado para la Virgen. Para ello han creado la comisión ‘Un manto de Amor’, que viene desde entonces realizando actividades para recaudar fondos para afrontar este gran proyecto.

El manto, diseñado por el onubense Juan Robles y que bordará el moronense Manuel Solano, se espera que esté finalizado para el Lunes Santo de 2019, fecha en el que la Hermandad cumplirá su 75 aniversario. A este último respecto, Tello señala que ya se ha aprobado la comisión organizadora que se encargará de programar los actos conmemorativos de los tres cuartos de siglo de la entidad y que empezará a trabajar tras esta Semana Santa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here