Los voluntarios de la Fuente Vieja limpian el monumento tras los actos vandálicos sufridos en este acueducto romano del siglo I d. C.

0
139
Entrada a la Fuente Vieja. / Foto: Ramón López García.
Entrada a la Fuente Vieja.
Imagen de los destrozos realizados en la Fuente Vieja. / Foto: Video Ramón López García.
Imagen de los destrozos realizados en la Fuente Vieja. / Foto: Video Ramón López García.

HBN. Los voluntarios que vienen actuando en la Fuente Vieja de Huelva han limpiado las pintadas que han aparecido este jueves 24 de febrero en el monumento, unos actos vandálicos que han sido denunciados por este grupo a través de la voz de Ramón López García, que ha difundido en las redes sociales un video denunciando esta situación, grabación en la que pide ayuda al alcalde de Huelva para proteger el patrimonio onubense. Se trata de una denuncia de la que se ha hecho eco públicamente la plataforma ‘Huelva te mira’, preocupada por la situación del patrimonio onubense.

La zona, una vez limpia. / Foto: Huelva te mira.
La zona, una vez limpia. / Foto: Ramón López García.

No en vano, este acueducto subterráneo de Huelva es una obra hidrológica civil del siglo I d. C.  Su función fue suministrar agua a Huelva durante los años de mayor esplendor de la ciudad romana, entre mediados del siglo I y principios del siglo II. Tras la época romana,el acueducto siguió abasteciendo a la ciudad hasta después del siglo XVI a través de diferentes fuentes ya desaparecidas.



La entrada a la Fuente Vieja se encuentra en la calle Menéndez Pelayo, en el barrio de Las Colonias, una vía sin salida tras la que se encuentra el Cabezo del Conquero. Efectivamente, al final de la citada calle, en la acera de la izquierda, hay una pequeña escalera que ofrece un acceso al Cabezo. Desde este lugar, que en algunos tramos se encuentra semiderruido, se accede al que está considerado como el elemento histórico de mayor relevancia conservado en la ciudad, es decir, la galería subterránea del antiguo acueducto, que data de época romana, recorriendo la ciudad desde la barriada de Las Colonias hasta las inmediaciones del Cabezo de San Pedro.

El acueducto originariamente saldría de la zona del actual Santuario de Nuestra Señora de La Cinta y finalizaría en el Cabezo de San Pedro, teniendo un único tramo aéreo para salvar un desnivel de 20 metros en el actual paseo de Buenos Aires.



La denuncia ha sido difundida por las redes sociales por Ramón López García.
La denuncia ha sido difundida por las redes sociales por Ramón López García.

En el siglo XVIII, el mantenimiento del acueducto fue prácticamente nulo, un abandono al que hay que sumar las desastrosas consecuencias que sobre esta estructura tuvo el Terremoto de Lisboa de 1755.

Otra imagen de la entrada a la Fuente Vieja, una vez limpia.
Otra imagen de la entrada a la Fuente Vieja, una vez limpia. / Foto: Ramón López García.

Las reparaciones de 1772 permitieron al acueducto vivir una segunda edad de oro cuando se devuelve la conducción de agua a la Plaza de San Pedro e incluso mediante tuberías a la Plaza de San Juan -actual Plaza de las Monjas- a una fuente de mármol y bronce. Pero tan sólo dos años después debido a daños estructurales importantes, el agua dejó de llegar a la Plaza de San Juan.



Imagen de los voluntarios que han realizado las labores de limpieza. / Foto: Huelva te mira.
Imagen de los voluntarios que han realizado las labores de limpieza. / Foto: Ramón López García.

A pesar de éstas y otras vicisitudes, el acueducto romano siguió siendo el principal medio de abastecimiento de agua de la ciudad hasta casi inicios del siglo XX. Luego, poco a poco, el acueducto se fue deteriorando y cayendo en el olvido, en parte por el desconocimiento de la infraestructura y por la creación de una nueva red de abastecimiento de aguas más moderna que trajo el agua desde la Rivera de Nicoba, a pocos kilómetros de la ciudad.

Todo ello, junto a otro tiempo de reformas para evitar el derrumbe de los cabezos, provocaron finalmente que el acueducto romano de Huelva cayera en desuso en el siglo XX, a pesar de que, según los datos disponibles, esta conducción llegó a transportar una horquilla de entre 100.000 y 200.000 litros de agua al día en años lluviosos.

Otro detalle de los hechos. / Foto: Video Ramón López García.
Otro detalle de los hechos denunciados. / Foto: Video Ramón López García.

En la actualidad, al ser subterráneo, la superficie del acueducto es menos permeable que hace un siglo y solo queda operativo un pequeño tramo de 125 metros, a pesar de lo cual drena aún en torno a 30.000 litros diarios de agua.

En 1996, con motivo del 25 aniversario de la Empresa Municipal Aguas de Huelva, esta entidad realizó un estudio multidisciplinar a cargo de historiadores, geógrafos, espeleólogos y arqueólogos con objeto de conocer las características especiales de esta obra y darlo a conocer entre la población local, que apenas conocía la existencia de la Fuente Vieja al ser subterránea y estar oculta su mayor parte.

Una rica historia que la plataforma ‘Huelva te mira’ quiere recordar, de ahí que se sume a la denuncia por estos hechos, que espera que no se vuelvan a producir. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here